Campaña medicina rural

Martes, 16 Agosto 2022

No se debe hablar de “recortes” sin hablar de “consecuencias”

18/04/2011

Un panel de expertos puso en valor el papel de las organizaciones colegiales y la necesaria independencia del médico como bases necesarias para la relación médico-paciente y alertó que los recortes van en detrimento de la calidad asistencial y de la seguridad del paciente, de ahí que no deba hablarse de recortes sin mencionar cuáles van a ser sus consecuencias

Madrid, 18 de abril 2011 (medicosypacientes.com)

Descripción de la imagen

.

La tercera mesa de debate en esta “Cumbre Mundial” estuvo constituida por un panel de expertos. Moderada por el decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, José Luis Alvarez-Sala Walter, intervinieron en la misma Alfonso Moreno, Albert Jovell, Jorge García Seoane y Patricio Martínez.

Todo lo que vaya en contra de la colegiación obligatoria es una macha atrás

El presidente del Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud, Alfonso Moreno, fue categórico al afirmar que “todo lo que vaya en contra de la colegiación obligatoria es una macha atrás”. Quiso recoda las palabras de Helios Pardell al referirse al médico del futuro, el cual se caracterizaría, entre otos aspectos, po tata con enfermos en vez de tratar con enfermedades, tomar decisiones correctas para el paciente pero también para el sistema sanitario... un médico que, en definitiva viva el profesionalismo.

“Para conseguirlo –explicó- tenemos en España un sistema que es la especialización” y en ella deben estar implicados todos los agentes y en la que “no se debe olvidar nunca la formación ética”. En el proceso formativo, puso de relieve el papel de dos órganos clave sin los cuales no sería posible: las comisiones de docencia y los tutores. Pero esa formación, añadió, debe continuar de forma permanente y es ahí donde “los Colegios son elementos clave”.

No hay que hablar de costes, sino de consecuencias

El presidente del Foro Español de Pacientes, Albert Jovell, planteó que “lo que pasa en el mundo actual es un enfrentamiento de valores” y comentó que la diferencia ente el profesional sanitario y otros profesionales, señalando que para el sanitario su principal prioridad es el paciente, antes que su empleador. Se refirió también a esa relación básica médico-paciente, una relación que en su opinión continúa siendo “asimétrica” tanto en conocimiento (donde el médico posee un mayor conocimiento de la enfermedad que el paciente) como en confianza (donde la confianza del paciente resulta básica.

Sin embargo, “la gran amenaza para la seguridad del paciente son los ecotes sanitarios”, unos recortes que se están haciendo “de forma prematura e indiscriminada”, y alertó que “es un gran riesgo que se ponga a los profesionales sanitarios en tensión”. Y en este plano, planteó firmemente “¿Por qué hablan de costes en vez de habla de consecuencias?”.

La formación no termina nunca

Adecuar el número de médicos en formación a las necesidades futuras de médicos es una prioridad para el vicedecano de la facultad de Medicina, Jorge García Seoane, por lo cual es evidente la “necesidad de coordinación para forma al número de médicos que se vayan a necesitar. Por otra parte, “se está trabajando en establecer una evaluación objetiva de competencias que sea común a todas o a la mayor parte de las facultades” y, por supuesto, en relación al papel de los Colegios, concluyó señalando que “la formación no termina nunca y por ello hay que buscar sistemas de recertificación, reevaluación, etc.”

La autorregulación debe estar al lado del profesionalismo

El secretario general de CESM, Patricio Martínez, planteó que el debate objeto de esta Cumbre, “colegiación sí o no” está presente en todos los ámbitos, incluido el propio Gobierno. Durante su intervención puso en valor la independencia del médico, ya que este debe estar siempre del lado del paciente no de su empleador. Por este motivo, “la autorregulación debe estar en el lado del profesionalismo” y remarcó que dicha autorregulación “no es un privilegio sino una responsabilidad”.

En este sentido expuso que cuando un profesional sanitario ejerce su profesión lo hace basado no sólo en su conocimiento sino también “en la confianza depositada en nosotros”. Por eso, en el debate posterior se habló de que una buena empatía mejoraría la relación coste-efectividad y en consecuencia deberían buscarse todos aquellas medidas que la mejorasen en vez de arbitrar medidas que van en deterioro de la relación médico-enfermo.

Medidas como los recortes “van a trae un aumento de la medicina defensiva”, alertó Jovell; y especto al copago, se volvió a remarcar que “los estudios publicados, la evidencia científica, demuestran que a quien afecta es a las clases menos favorecidas”.

En definitiva, el panel de expertos reunios en esta “Cumbre Mundial” apostó por unos órganos reguladores profesionales e independientes, tal como han venido siendo hasta ahora los Colegios profesionales y valoraron muy positivamente la unión de médicos, enfermeros y pacientes frente a todas aquellas medidas que pongan en peligro la relación autónoma, profesional y de confianza entre todos ellos.