Campaña medicina rural

Sábado, 13 Agosto 2022

No se debe banalizar el consumo de cocaína

29/04/2011

El senador del partido Popular, Jesús Aguirre, ha alertado al Gobierno, en la Comisión Mixta para el Estudio de las Drogas, señalando que “es muy perjudicial banalizar un gravísimo problema de Salud Publica, como el consumo de cocaína, sin pensar las repercusiones sociales, sobretodo en la población joven”

Madrid, 3 mayo 2011 (medicosypacientes.com)

El senador del Partido Popular (PP) por Córdoba, Jesús Aguirre, ha alertado al Gobierno, en la Comisión Mixta para el Estudio de las Drogas, celebrada en el Congreso de los Diputados, que es “muy perjudicial, banalizar un gravísimo problema de Salud Publica, como el consumo de cocaína, sin pensar las repercusiones sociales, sobretodo en la población joven”.

Así, en el transcurso de dos preguntas orales formuladas a la secretaria general de Política Social y Consumo, Isabel María Martínez, el senador del PP ha afirmado que “se tiene que coger al toro por los cuernos y decir las verdades del barquero”, para así no disminuir la posible percepción de riesgos en temas de drogas y en especial al hablar de la cocaína.

En este sentido, Aguirre ha explicado que España es, proporcionalmente, el mayor consumidor de cocaína del mundo, por la estimación de que el 2,6% de los españoles la consumen normalmente (según la Memoria de la Fiscalía Antidroga). Además ha recordado que nuestro país es la principal puerta de ingreso en Europa de la droga proveniente de America Latina y África, como son los Estados Unidos para todo el norte de América.

Datos contundentes

Jesús Aguirre ha puesto de manifiesto que en total 13,3 millones de personas consumen cocaína en el mundo entero, y España ocupa porcentualmente el primer sitio en el mundo, con una décima por encima de EE.UU., que se sitúa, con un 2,5% en el segundo lugar.

Así, el parlamentario del PP ha puesto de manifiesto que según el reciente informe JIFE 2010, elaborado por la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes, el consumo de cocaína en España y Europa sigue una “peligrosa tendencia de crecimiento”, siendo España el país del continente donde el porcentaje de población consumidora de cocaína es más alto.

Del mismo modo, ha recordado que el informe refleja también que la cocaína ha duplicado sus datos en los últimos años, pasando de presentar a dos millones de adictos en Europa en el año 1998, a más de cuatro millones de adictos en el año 2008.

“España es el país europeo donde más cocaína se consume por habitante, por delante del Reino Unido e Italia; mientras que la prevalencia media en toda la Unión Europea es del 1,2%, según este órgano independiente de la ONU que vigila el cumplimiento de convenios internacionales sobre drogas”, ha remarcado el parlamentario del PP.

Así, ha explicado también que según la distribución de consumidores de cocaína en Europa, a España le corresponde el 21% de todos los adictos europeos, según los últimos datos de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, en su informe anual sobre Drogas 2010 (ONUDD).

Del mismo modo, Jesús Aguirre ha apuntado también que ha habido un “descenso importante en los últimos años en los Presupuestos Generales del Estado destinados a políticas contra la droga”.

“Creo que todos tenemos que ser conscientes de que la mayor preocupación sobre los datos de consumo de cocaína en España es la baja percepción del riesgo que tiene la sociedad respecto a esta sustancia e informaciones a bombo y platillo, como hemos podido ver en las últimas fechas que dicen que desciende el consumo de cocaína en España por primera vez en 15 años, un descenso del 0,5% que se ha dado entre la población adulta, crean una falsa imagen que además de engañosa que perjudica seriamente a la salud”, ha apostillado con rotundidad el parlamentario del PP por Córdoba.

En referencia a estas informaciones ofrecidas por el Ministerio de Sanidad, Aguirre ha aseverado que son “autobombo”, ya que si se compa ese 2.6% de consumidores a nivel Mundial, “la perspectiva será diferente es una pena que al Ministerio los árboles no le dejen ver el bosque”.

En este punto, el senador del PP ha resaltado su creencia de que “todos estamos de acuerdo en que banalizar los consumos de drogas es una actitud que no es tolerable ni deseable para la sociedad y no se corresponde, ni mucho menos, con la carga social y sanitaria que lleva asociada”.

“Estamos hartos de intenciones de palabra, de estadísticas, números, planes de ayuda contra la drogadicción, observatorios internacionales sobre drogas; se trata de poner remedios, de actuar, y de hacer que esas palabras sean una realidad”, ha finalizado.

En los documentos adjuntos se ofrece la transcripción de las intervenciones del senador Jesús Aguirre