Campaña medicina rural

Sábado, 20 Agosto 2022

Miles de personas recuperan la visión cada año gracias a un trasplante de córnea, según especialistas

11/10/2012

Desde el Banco de Ojos para Tratamientos de la Ceguera informan que miles de personas cada año recuperan su visión mediante un trasplante de córnea. Hoy se celebra el Día Mundial de la Ceguera y con este motivo los especialistas hacen un llamamiento para que la gente se solidarice convirtiéndose en donante de ojos

Madrid, 10 de octubre de 2012 (medicosypacientes.com)

Desde el Banco de Ojos para Tratamientos de la Ceguera informan que miles de personas cada año recuperan su visión mediante un trasplante de córnea. Hoy se celebra el Día Mundial de la Ceguera y con este motivo los especialistas hacen un llamamiento para que la gente se solidarice convirtiéndose en donante de ojos.

El altruismo y generosidad de la sociedad es fundamental para hacer posible que muchos ciegos cornéales puedan recuperar la visión. Así, desde la OMS recuerdan que actualmente existen 50 millones de personas ciegas, de los cuales el 9% lo son por causas corneales. Además, 269 millones de personas tienen baja visión. Si no se pone remedio en 2020 se habrán duplicado estas cifras, vaticinan desde la organización.

En este sentido, desde el Banco de Ojos para Tratamientos de la Ceguera informan que tienen afiliadas más de 170.000 personas que han manifestado su voluntad de hacer donación de sus ojos al fallecer. Cada año obtienen más de 1.000 donaciones, provenientes de hospitales, centros asistenciales, residencias y de funerarias.

Por Comunidades Autónomas es destacable la gran variabilidad en la obtención e implante de córneas, destacando principalmente Cataluña en la obtención, y de nuevo Cataluña, seguida por Asturias, País Vasco y Castilla La Mancha, en el número de pacientes trasplantados. Además, más del 80% son autorizaciones familiares, lo que acredita que estamos en una sociedad madura, pero que precisa que se le recuerde esta opción, manifiestan desde el organismo.

En este sentido, los mismos especialistas hacen hincapié en la evolución que ha constatado este tipo de trasplante en los últimos años. De esta manera, a la técnica clásica de trasplante, esto es, trasplante de córnea total o queratoplastia penetrante que supone reemplazar, en todo su espesor, la córnea dañada por una de sana trasparente; se le suman otras más novedosas como el trasplante por capas o queratoplastia laminar que consiste en efectuar el recambio selectivo de sólo las capas afectadas por la patología. Esta técnica permite aprovechar córneas que hasta la fecha se descartaban por considerarlos no aptos para trasplante, ayudando a una mejor optimización de los tejidos oculares obtenidos. Ésta a su vez puede ser: laminar anterior (se sustituye la parte anterior de la córnea, desde el epitelio hasta la membrana de bowman, pre Descemet. Con esta técnica se evita el rechazo inmunológico ya que el endotelio, no sustituido, es su principal diana) o laminar posterior (se sustituye la capa posterior, donde se alojan las células endoteliales que dan transparencia al tejido corneal. Se evitan así los problemas de las técnicas clásicas que suponen la trepanación, múltiples suturas y lenta cicatrización).

Otra técnica es el trasplante de limbo, por el que se reemplazan las células madre que regeneran la capa superior de la córnea (epitelio). La mismas de obtienen del otro ojo del paciente, de un familiar compatible o mediante cultivo de células madre en laboratorio.

Por último, los especialistas subrayan la técnica de córnea artificial o queratoprótesis, que se encuentra en constante evolución y  tiene indicación exclusiva para cuando han fracasado todas las otras alternativas.