Campaña medicina rural

Sábado, 20 Agosto 2022

Metges de Cataluña pide la intervención del Defensor del Pueblo para que se declare "inconstitucional" el recorte del complemento de productividad variable

12/03/2012

El sindicato considera que esta rebaja es "ilícita" y que vulnera el derecho constitucional a la "irretroactividad" de las disposiciones sancionadoras y restrictivas de los derechos individuales, dado que el ejecutivo catalán aplicará este año un descuento retroactivo sobre el complemento correspondiente a 2011 que, por razones organizativas, según el sindicato, se abonará en el mes de abril

Barcelona, 13 de marzo 2012 (medicosypacientes.com)

Metges de Catalunya (MC) ha pedido al Defensor del Pueblo y a los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados que insten y formulen un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de Presupuestos de la Generalitat para 2012, por el recorte previsto del 50% del complemento de productividad variable (DPO) que perciben los médicos del Institut Català de la Salut (ICS), según ha informado el sindicato en un comunicado.

El sindicato considera que esta rebaja es "ilícita" y vulnera el derecho constitucional a la "irretroactividad" de las disposiciones sancionadoras y restrictivas de los derechos individuales, dado que el ejecutivo catalán aplicará este año un descuento retroactivo sobre la DPO de 2011 que, por razones organizativas, se abonará en el mes de abril.

MC argumenta que la consecución de la productividad de 2011, por parte del médico, responde al cumplimiento de unos objetivos asistenciales fijados y evaluados por el ICS durante el ejercicio pasado y que, por lo tanto, el recorte previsto para 2012 es una "imposición retroactiva" injusta.

Asimismo, sostiene que la minoración de la DPO constituye una "discriminación negativa salarial", ya que trata al médico del ICS de una manera "diferenciada" respecto al resto de empleados públicos de la Generalitat, "sin ninguna justificación legal".

Finalmente, el sindicato ha acusado al Govern de vulnerar el derecho a la seguridad jurídica, por el hecho de lesionar las expectativas salariales que los facultativos habían pactado con el ICS si cumplían los objetivos.