Martes, 15 Octubre 2019

E-salud

Mayol: "Sólo sumando más inteligencias humanas y artificiales haremos realidad la Medicina P4"

El aumento de la información disponible en internet y el cambio en la relación médico-paciente obliga a fijar el horizonte en la "Medicina P4": personalizada; preventiva; predictiva; y participativa. Así lo expuso recientemente el doctor Julio Mayol, académico correspondiente, durante una reciente conferencia sobre E-salud

20/02/2013 medicosypacientes.com

Madrid, 21 de febrero 2013 (medicosypacientes.com)

El aumento de la información disponible en internet y el cambio en la relación médico-paciente obliga a fijar el horizonte en la "Medicina P4": personalizada; preventiva; predictiva; y participativa. Así lo expuso recientemente el doctor Julio Mayol, académico correspondiente, durante una reciente conferencia en la Real Academia Nacional de Medicina (RANM).

El Académico señaló, al respecto, que "sólo sumando más inteligencias, humanas y artificiales, haremos realidad la Medicina P4. En diez años, creo que será posible extraer grandes cantidades de información de la red para diseñar la atención sanitaria todos los niveles y de una manera menos reactiva, con respuestas a problemas sanitarios que ahora no tienen respuesta. También será posible diagnósticos más precisos gracias a la inteligencia artificial".

Bajo el título "E-Salud: ordenadores, Internet y Medicina", Mayol recordó que internet y el uso de las nuevas tecnologías ha provocado una auténtica revolución social, que también se ha hecho visible en la atención sanitaria. "En lo que respecta a la relación médico-paciente cambiará porque así lo hace la sociedad; la relación será menos vertical, y los médicos quizás dejemos de ser más proveedores de servicios y pasemos a ser más analistas y gestores del conocimiento".

El Académico fue haciendo un repaso por las diferentes áreas en las que Internet se ha ido aplicando al campo de la salud y de la Medicina. Partiendo desde la eSalud, pasando por la Historia Clínica Electrónica (HCE), la Telemedicina, la gestión del conocimiento, la WEB 2.0, la salud móvil o m-Health y hasta llegar a la automatización/robotización e inteligencia artificial. El aumento de la información disponible en Internet y el cambio en la relación médico-paciente obliga, según el Académico, a que tengamos que estar preparados para las 4-P de la Medicina: Personalizada, Preventiva, Predictiva y Participativa.

Para este experto, la sanidad y la salud son una prioridad para todas las sociedades y especialmente las desarrolladas. "Como ejemplo, si se hace una búsqueda en Internet  de la palabra health en Google se obtienen más de tres mil millones de entradas. La gran cantidad de procesos, datos e información que se genera y se consume en la asistencia sanitaria convierte en obvia la aplicación de ordenadores y de Internet al ejercicio de la Medicina. Y de ahí surge el concepto de eSalud, que define la aplicación de las tecnologías de la información y la comunicación a la asistencia, docencia e investigación en las ciencias de la salud".

Respecto a la HCE aunque según Mayol existen numerosas ventajas en su utilización, no todas se han demostrado en estudios clínicos. "Esto se debe a que existen diferentes barreras para su implantación y a que su diseño frecuentemente no responde a las necesidades reales de los profesionales y de los pacientes que las utilizan. Las autoridades sanitarias europeas, nacionales y autonómicas trabajan en la definición de una historia clínica electrónica interoperable, es decir, que permita el acceso a la información del paciente independientemente del lugar y la plataforma utilizada. En cualquier caso, en el uso de un sistema de información clínica, los médicos españoles estamos muy por encima de la media europea, tanto en Atención Primaria como en los hospitales".

Otra de las aplicaciones de los ordenadores e Internet a la atención sanitaria con gran potencial es la telemedicina (prestación de servicios médicos a distancia). La aplicación de ésta en el campo asistencial no se reduce a las consultas programadas, sino que es posible su uso en el ámbito de la medicina de urgencias.

La Medicina precisa y genera una gran cantidad de información y conocimiento. Se estima que actualmente la información científica se duplica cada cinco años. "En esta área, las nuevas herramientas y plataformas de comunicación por Internet han dado lugar a una verdadera explosión de la difusión e intercambio de información a través de la red. Y en este campo, la RANM está llevando a cabo acciones innovadoras a través de sus repositorios de vídeo, bancos de imágenes o su canal de televisión por Internet", añadió.

Salud 2.0

La primera generación de Internet, la Web 1.0, se basaba en la comunicación unidireccional. Los productores de contenido colgaban la información en sus páginas y la hacían accesible, pero no había un intercambio entre emisor y receptor. A partir del 2005 ya se empieza a hablar de Web 2.0 para designar la nueva forma de relación entre los usuarios de Internet, a través de herramientas interactivas: blogs y redes sociales. "Básicamente", señaló el profesor Mayol, "las relaciones jerárquicas basadas en la autoridad son transformadas en relaciones horizontales organizadas en conversaciones a partir de intereses comunes. El éxito definitivo de este nuevo orden de relaciones se produce con Facebook. Una plataforma donde los usuarios se relacionan con otros de su entorno intercambiando información. Estas nuevas herramientas impulsan aún más el intercambio de información entre profesionales sanitarios y pacientes, o entre los propios pacientes. También sirven para aproximar profesionales que de manera desinteresada comparten su conocimiento".

"Lo que es cierto ?añadió- es que todo esto no está exento de riesgos para los usuarios. Asimismo, no todos los ciudadanos tienen acceso a la tecnología necesaria por falta de conocimientos, recursos económicos o una combinación de ambas. Por tanto, un incremento de los servicios de salud en Internet, a través de la denominada Salud 2.0, podría generar inequidad de acceso".

Respecto al mHealth, entendida como la práctica de la Medicina mediante dispositivos móviles (tabletas o teléfonos), el profesor Mayol comentó que las "apps" se han ido popularizando con mucha rapidez dando respuesta a las necesidades de los usuarios, profesionales o pacientes. "Las más básicas ?explicó- sirven para informar o compartir conocimientos adaptados al usuario, pero también pueden convertirse en soluciones diagnósticas o de monitorización mediante el aprovechamiento de las capacidades de los terminales (cámara, micrófono...). A partir del desarrollo de la tecnología móvil han llegado ya al mercado plataformas para la monitorización de enfermedades crónicas como la diabetes, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica o la insuficiencia cardíaca".