Martes, 21 Noviembre 2017

Ataques asistencia Sanitaria

Más de la mitad de los centros sanitarios de Siria están inoperativos

Seis años después del inicio de la guerra, las necesidades sanitarias en Siria son aún mayores, según Médicos del Mundo más de la mitad de los centros sanitarios de Siria están inoperativos y se estima que 12,8 millones de habitantes necesitan asistencia médica. El año pasado esta cifra fue de 11,5 millones

Madrid 15/03/2017 medicosypacientes.com
Hospital derruido Alepo, Siria
La organización Médicos del Mundo ha denunciado la necesidad de establecer una "tregua duradera" en Siria para facilitar el movimiento de las poblaciones aisladas y el trabajo humanitario.
 
Desde la caída de Alepo, en diciembre de 2016, parece que la comunidad internacional ya no mira a Siria", ha lamentado la organización en un comunicado. "Pero el drama sigue. Las personas siguen sufriendo lesiones físicas y traumas psicológicos graves y en los países limítrofes, el número de personas refugiadas no deja de aumentar", ha resaltado la organización quien ha destacado que “el sistema de salud, colapsado y víctima de ataques”.
 
Más de la mitad de los centros de salud y hospitales existentes antes del conflicto en Siria ya no están plenamente operativos. Los ataques deliberados contra instalaciones alcanzaron niveles sin precedentes durante el último año, con 338 informes de ataques confirmados, aseguran. En 2016, seis unidades de atención médica apoyadas por Médicos del Mundo fueron blanco de ataques, matando a 53 pacientes y a 15 miembros del personal sanitario.
 
Según Médicos del Mundo, los servicios de salud carecen de todo: equipos, medicamentos, personal. Las estructuras que todavía siguen activas sufren recurrentes cortes de energía y sólo el 12% dispone de generadores para garantizar un servicio mínimo.
 
"El suministro de medicamentos y material fungible también se ve obstaculizado, sobre todo en las zonas sitiadas", ha asegurado Médicos del Mundo. "La falta de actualización de los efectivos médicos tendrá graves consecuencias que perdurarán durante años después de que termine el conflicto", ha advertido.
 
En el comunicado, la organización también ha criticado el hecho de que el Tribunal de Justicia Europeo permita al estado miembro denegar visados humanitarios a quienes huyen de situaciones de guerra y persecución, algo que considera que pone en riesgo el concepto del derecho al asilo.
 
“A pesar de que esta situación está ampliamente documentada, 6 años, medio millón de muertes y más de 5 millones de personas desplazadas y refugiadas después, la solución parece cada día más lejana”, han explicado.