Domingo, 21 Octubre 2018

Lunes, Día Internacional de la Epilepsia

Más de 700.000 personas en España padecen o han padecido epilepsia a lo largo de su vida

La Federación Española de Epilepsia y el Instituto Internacional de la Epilepsia han puesto en marcha una campaña para concienciar sobre la necesidad de obtener financiación para la investigación de esta enfermedad; la obligación de realizar una legislación social apropiada; hacer campañas para educar contra el estigma y facilitar el acceso al tratamiento y al cuidado de los pacientes. En España más de 700.000 personas padecen o han padecido epilepsia a lo largo de su vida

Madrid 08/02/2018 medicosypacientes.com
Campaña para concienciar con motivo del Día Internacional de la Epilepsia
Esta campaña se está llevando a cabo coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Epilepsia, que tiene lugar este lunes, 12 de febrero. La iniciativa consiste en entregar dípticos informativos de primeros auxilios frente a una crisis convulsiva e información sobre qué es la epilepsia y los efectos secundarios de los tratamientos.
 
Ambos organismos han puesto en marcha también en redes sociales la campaña ‘Este soy yo’ que pide a la población compartir fotos suyas con el hastag #epilepsyday para crear conciencia.
 
La Federación Española de Epilepsia calcula que 18 casos por cada 1.000 habitantes es la tasa de prevalencia de epilepsia en España y 7 casos por cada 1000 habitantes la tasa de epilepsia activa. Según refleja sus datos 700.000 personas en España padecen o han padecido epilepsia a lo largo de su vida y más de 200.000 personas tienen epilepsia activa. 
 
La epilepsia es un trastorno derivado del funcionamiento anormal de un grupo de neuronas (células nerviosas) que se produce de forma esporádica en una zona concreta del cerebro. Se manifiesta en forma de crisis recurrentes que pueden ser convulsivas o no, como en el caso de las “ausencias epilépticas”.
 
Afectan a los dos hemisferios cerebrales (lados del cerebro) desde el inicio de la crisis. Se clasifican en varios tipos. Las crisis generalizadas tónico-clónicas son el tipo más conocido de crisis epilépticas generalizadas. Se inicia con rigidez de las extremidades (fase tónica), seguido por sacudidas en todo el cuerpo (fase clónica).
Estas crisis pueden provocar caídas bruscas, mordedura de la lengua, o relajación de esfínteres.
 
Hoy en día tener epilepsia no da derecho a una valoración de discapacidad que facilite ayudas o los apoyos necesarios para que la persona pueda participar en la sociedad de manera digna y equitativa.
 
La FEDE ha reivindicado la necesidad de que la epilepsia sea tenida en cuenta como elemento que da derecho a una valoración de discapacidad mínima de un 33% (el porcentaje a partir del cual se puede acceder a ciertas medidas de discriminación positiva o ayudas de diferentes tipos).