Martes, 25 Septiembre 2018

Lunes, Día Mundial del Glaucoma

Más de 60 millones de personas en el mundo padecen glaucoma, la segunda causa más común de ceguera

El lunes, 12 de marzo, se celebra el Día Mundial del Glaucoma, una enfermedad que afecta a más más de 60 millones de personas en el mundo, siendo la segunda causa más común de ceguera, según la Organización Mundial de la Salud

Madrid 08/03/2018 medicosypacientes.com
El carácter asintomático hace que la mitad de quienes padecen Glaucoma no sean conscientes de ello
En España afecta a más de medio millón de personas, un 3% de la población y es, junto con la diabetes, la principal causa evitable de ceguera, según la Sociedad Española de Glaucoma.
 
Se trata de una enfermedad neurodegenerativa caracterizada por el daño en el nervio óptico por una intolerancia a la presión intraocular, que puede estar aumentada o incluso ser normal. El deterioro progresivo de las fibras del nervio óptico suele conducir a la pérdida del campo visual y, en los casos más graves, a la ceguera. El principal factor de riesgo para el desarrollo del glaucoma es la hipertensión ocular, que produce un daño irreversible en el nervio óptico. Su carácter asintomático hace que la mitad de quienes lo padecen no sean conscientes de ello.
 
La mayor incidencia de la enfermedad se produce a partir de los 40 años, afectando a un 2,1 por ciento de las personas entre 50 y 59 años; a un 2,3 por ciento entre 60 y 69; y a un 3,5 por ciento en los mayores de 70.
 
La pérdida de las neuronas que forman este nervio se refleja en una disminución de visión que comienza afectando a la visión más periférica sin que el paciente pueda percibirlo; y si el paciente no se trata a tiempo, este acaba perdiendo la visión central.
 
Pese a la inexistencia de cura, con la reducción de la presión ocular del ojo con los tratamientos adecuados, se puede aspirar a frenar la enfermedad y por lo tanto a frenar que termine desembocando en ceguera. 
 
El día 12 de marzo es el día elegido por la ONU para conmemorar el Día Mundial del Glaucoma, con la intención de concienciar a la población de la necesidad de tomar medidas para prevenir esta grave enfermedad visual que no da síntomas hasta que ya se ha manifestado e iniciado el proceso de pérdida de visión. La visión perdida no se puede revertir pero sí detener el proceso si se detecta y trata a tiempo. De ahí la importancia de una detección precoz.
 
La edad, la raza, el grosor corneal, los antecedentes familiares o el grado de miopía son los principales factores de riesgo, siendo la presión intraocular elevada el único factor de riesgo modificable. 
 
La mayoría de las formas de glaucoma son asintomáticas hasta que la lesión del nervio óptico avanza y se desarrolla la pérdida del campo visual. Por tanto, en muchos casos el paciente acude a consulta cuando un alto porcentaje de fibras nerviosas de la retina ya se han perdido y el defecto en el campo visual ya está avanzado e irreversible. En cambio, otras formas de glaucoma sí producen síntomas tales como visión borrosa o dolor y pueden ser diagnosticadas en fases más precoces,