Viernes, 27 Abril 2018

Este domingo, 26 de marzo

Más de 5.000 personas se movilizan en Madrid y dejan su “huella solidaria” por las enfermedades raras

Este domingo, 26 de marzo, a las 10.30 horas, la Federación Española de Enfermedades Raras  (FEDER) y sus asociaciones celebran su 8ª Carrera por la Esperanza en la Casa de Campo de Madrid con el objetivo de sensibilizar sobre estas patologías poco frecuentes

Madrid 23/03/2017 medicosypacientes.com
Este domingo, 26 de marzo

 Esta cita multitudinaria es un evento familiar, que, en los últimos años, se ha posicionado como una de las pruebas deportivas solidarias referentes en la Comunidad de Madrid y en la que se espera que participen más de 5.000 personas.

Se trata de una de las Carreras Solidarias que más niños y niñas acoge, sensibilizando así a la población infantil en favor de las más de 3 millones de personas que conviven con estas patologías en España. Reconocidos presentadores de televisión y atletas acompañarán a las familias y harán visible su problemática.

La Casa de Campo de Madrid volverá a convertirse en el punto de encuentro de todo el colectivo, poniendo un punto y final inmejorable a la campaña ‘La investigación es nuestra esperanza’ que ha desarrollado FEDER  desde principios de año con el objetivo de situar el impulso de la investigación como una actividad prioritaria en los Presupuestos Generales del Estado.
 
Para ello, la octava edición de esta prueba, emblemática de toda nuestra familia, contará con actividades de sensibilización donde grandes y pequeños podrán participar. Entre los principales incentivos de este año, «toda la familia podrá entrar en el sorteo de una camiseta firmada por uno de los mejores equipos de fútbol internacional y por el rey de las pistas de tenis de tierra batida» ha invitado Juan Carrión, Presidente de FEDER.
 
Así, tomando como motor principal la motivación del conocimiento científico en enfermedades raras, ha puesto en marcha FEDER esta carrera.
 
Cada día, más de 3 millones de familias viven el aislamiento y la soledad por sufrir una enfermedad poco frecuente. Se encuentran solas, sin recursos y no saben a dónde acudir. Reciben el dramático impacto del diagnóstico y la impotencia de sentir que nadie conoce su enfermedad.