Campaña medicina rural

Jueves, 11 Agosto 2022

Curso ‘Formulación de proyectos de cooperación internacional en salud’

María Salud: “Cooperar pasa por sumar, transformar y provocar cambios que se prolonguen en el tiempo”

Las fundaciones para la Formación (FFOMC) y para la Cooperación Internacional (FCOMCI) de la Organización Médica Colegial (OMC) se han unido para lanzar un curso online sobre formulación de proyectos de cooperación internacional en salud para médicos colegiados de todas las especialidades que quieran adquirir habilidades que permitan formular proyectos internacionales en el ámbito de la salud. El curso arranca el 1 de junio y permanecerá abierto durante un año. Médicos y Pacientes ha hablado con María Salud Falcó, directora académica del curso, para conocer todos los detalles de este espacio dedicado a la formación y a la cooperación

Madrid 31/05/2021 medicosypacientes.com/ Miguel Soto
Desde las propias fundaciones han querido destacar que se trata de un curso “muy especial” porque se sale un poco del formato de cursos que hasta el momento ha realizado la FFOMC, ya que "permite al estudiante trabajar y estudiar a su ritmo, pero también, poder disponer del apoyo de María Salud mientras están en terreno, lo que implica una cercanía y disposición por parte de la docente, poco usual". 
 
A esto se le añade una doble metodología de aprendizaje a lo largo del curso: el aprendizaje basado en proyectos. Después de la sesión presencial de septiembre, desde el 1 al 31 de octubre, se abrirá la posibilidad de que el estudiante plantee una propuesta de un proyecto de cooperación y que sea revisado, buscando apoyar al profesional y conseguir que el proyecto funcione y tenga éxito. En este curso se plantean dos objetivos finales: apoyar al profesional y a través de su apoyo, llegar a la transformación de la realidad de personas hacia algo mucho mejor. 
 
¿Por qué considera necesaria la realización de este curso?
 
Cuando vamos a poner en marcha algún proyecto o a desarrollar alguna idea, solemos darle forma y planificarla antes de realizarla. Eso nos ayuda a ir viendo si lo estamos haciendo bien o no. 
 
La cooperación se ejecuta a través de proyectos y me parece importante que, si vas a trabajar con otras personas para desarrollar ideas, sepas cómo darles forma con la metodología que se utiliza para la preparación de proyectos. 
 
Los proyectos involucran ideas, expectativas, ilusiones y financiación. Es importante tener las herramientas necesarias para que el resultado final sea exitoso. 
 
¿A quién va dirigido?
 
Este curso va dirigido a profesionales sanitarios que deseen conocer, cómo darles forma a las ideas y convertirlas en proyectos que cambien la realidad de las personas hacia algo mucho mejor. 
 
No es específico para la cooperación internacional. Los proyectos se desarrollan también en nuestra región, en nuestra ciudad, en nuestro barrio. 
 
Tan sólo es necesario querer compartir lo que sabes con personas que necesitan cambios, utilizando las herramientas adecuadas que permitan la participación, el trabajo conjunto y el desarrollo de un proyecto que una vez ejecutado marque la diferencia de dichas personas.
 
¿Cómo surgió la idea de este curso?
 
Este curso, normalmente, se incorpora como un módulo en el Máster de Cooperación. 
 
Hace un par de años, desde el Colegio Oficial de Médicos de Alicante, me pidieron que lo preparara para un grupo de médicos de mi provincia. Se ajustó el formato para este grupo específico y se desarrolló en el Colegio. 
 
El programa llegó a la Fundación, me contactó Sonia Agudo y el Dr. Repullo para proponerme llevarlo a la plataforma de formación continua de la FFOMC. Desde ese día, junto a Sonia Agudo, Juan Mingote y Elena Fernández lo hemos estado trabajando y convirtiéndolo en esta versión online que recoge la esencia y el desarrollo de ese primer taller. 
 
Y tengo que añadir que ha sido un proceso increíble y del que estoy muy agradecida por todo el apoyo recibido desde las fundaciones de la OMC, Fundación para la Cooperación Internacional  y la Fundación para la Formación.
 
¿Cuáles serían los objetivos principales de este curso?
 
El objetivo principal del curso es aportar a los participantes las herramientas que necesitan para poder tomar ideas y transformarlas en proyectos, siguiendo una metodología que se aplica en cooperación que es el Ciclo del Proyecto con enfoque del Marco Lógico. 
 
El compromiso para mí, como coordinadora es darle continuidad a este curso para todo el que pueda necesitarlo una vez se haya puesto a preparar los proyectos. 
 
¿Cuál es la metodología que se va a seguir para llevar a cabo esta formación? 
 
Hemos dividido este curso en 8 unidades didácticas que van desarrollando paso a paso la metodología, apoyada por vídeos y presentaciones habladas que inciden en puntos que me han parecido importantes. 
 
Se suma a este material un seminario en directo, en septiembre, en el que se reforzarán aquellos aspectos que los participantes necesiten. 
 
Por último, habrá un apoyo por mi parte a todos aquellos que quieran desarrollar su proyecto y ponerlo en marcha.
 
Estaré también a disposición de los alumnos que marchen a terreno y puedan requerir de ayuda ante situaciones no contempladas en la parte teórica del curso. 
 
Mi sueño es que estos fantásticos profesionales se conviertan en transformadores de sueños.
 
¿Puede resultar contraproducente la acción de un médico que quiera ayudar en países en desarrollo sin tener la formación adecuada en cuanto a la definición de un proyecto de cooperación? 
 
Sumar al gran conocimiento que cada profesional tiene en su ámbito, una herramienta que da las claves para sumar a la población y hacerla partícipe, que da orden a las ideas, organización a las propuestas y claridad al presupuesto siempre es necesario.
 
Se puede ayudar de muchas maneras, pero en mi opinión, cooperar va más allá de ayudar pasa por sumar, transformar y provocar cambios que se prolonguen en el tiempo y que no sólo den solución en el momento y a corto plazo.
 
Creo que ese es el matiz de conocer herramientas que se utilizan en cooperación.
 
¿Considera que cualquier perfil de médico es válido para cooperar?
 
En mi opinión, no es el perfil profesional el que marca si eres válido o no para cooperar. Para mí, es el perfil humano el que te da validez para ser cooperante. 
 
Si tienes ese perfil de ayudar a provocar cambios para que mejore la vida de la mayor parte de los seres humanos, sólo resta que agarres tus conocimientos y los entregues al mundo. Gracias por estar aquí. 
 
¿Puede contar alguna anécdota en una misión de cooperación de la que guarde un especial recuerdo?
 
Son muchas, la verdad. Todas con las maravillosas personas con las que coincidí, tanto a nivel profesional como personal.
 
Pero hay una especial porque cambió mi forma de ver el mundo. Mi primer proyecto, en Guatemala. La suerte de trabajar con ASECSA, un grupo de médicos que apoyaban todo el conocimiento adquirido en la universidad en su propia medicina, la medicina Maya. Me enseñaron que para creer en algo no había que demostrarlo, que no todo se puede encontrar en un libro, que no todo se va a ver con un microscopio. Me mostraron cómo unir el Mundo Científico con el Conocimiento Ancestral de muchas culturas. Y eso me ha hecho quien soy hoy.
 
En cuanto al hecho de cooperar, ¿qué aprendizajes puede aportarle a un médico?
 
Creo en lo más profundo que cuando sales a cooperar, algo cambia en ti para siempre. Por lo que he podido ver a lo largo del tiempo, cuando te abres a otras realidades sale tu mejor versión y si haces el trabajo de mantenerla cuando vuelves, tu forma de dar, de regalar y de vivir mejora.
 
¿Qué porcentaje de proyectos en terreno no consiguen sus objetivos por la falta de planificación y conocimiento previo?
 
En mi experiencia, todo mi trabajo ha formado parte en Organizaciones no Gubernamentales de Desarrollo y con ellas, todos los proyectos seguían esta metodología, cada propuesta estaba planificada.
 
Lo que sí puedo aportar es que, en mi vivencia en terreno, si los proyectos no hubieran estado planificados, difícilmente habría podido reencauzar los desajustes normales del desarrollo del día a día de los proyectos. 
 
Es más complejo que algo salga mal al final del proyecto si está bien planificado y se va revisando periódicamente para poder subsanar lo que no esté bien.