Lunes, 24 Junio 2019

Ciclo Charlas con Salud en COM Burgos

Mantener una correcta higiene desde los primeros años de vida resulta fundamental para la salud bucodental

Mantener una correcta higiene bucodental desde los primeros años de vida resulta fundamental para la salud bucodental y para evitar la pérdida de piezas dentales a lo largo de nuestra vida. “Nadie que se lave bien los dientes y cuide su alimentación tiene por qué perder dientes a lo largo de su vida”, aseveró el Dr. Adolfo Beamonte, dentro del ciclo ‘Charlas Divulgativas de Salud’, celebradas en el Colegio de Médicos de Burgos

Burgos 30/04/2019 medicosypacientes.com / COM Burgos
Conferencia en COM Burgos.

El especialista en Estomatología la conferencia ‘Higiene Bucal’, que acercó la realidad médica a los ciudadanos y pacientes de la capital burgalesa. Así, el Dr. Beamonte expuso que en la actualidad las enfermedades más comunes relacionadas con la salud bucodental son la caries y la enfermedad periodental. Patologías asociadas a inflamaciones en las encías e incluso infecciones que pueden dar lugar a otras enfermedades.

“Se dan casos de personas que sufren daño de articulaciones derivado de una deficiente salud bucodental que ha provocado una infección”, expuso el especialista, que entiende que, “ante el mínimo dolor o alerta bucal, hay que acudir a un experto; bien sea su médico o dentista”.

En este sentido, explicó “la Seguridad Social cubre muchas necesidades bucodentales”, como es el caso de los menores o embarazadas, así como extracciones. Asimismo, asume buena parte de los tratamientos derivados de infecciones bucodentales por mala praxis en tratamientos dentales u otras complicaciones.

Más azúcar y procesados en los niños

En cuanto al cuidado que ha de hacer cualquier persona a lo largo de su vida de su salud bucodental, el doctor aseveró que pasa por un correcto cepillado tres o cuatro veces al día- después de cada ingesta de alimento- al tiempo de una alimentación que “es cada vez más inadecuada” para los dientes.

En este sentido, indicó que los menores- al igual que los adultos- comen cada vez más alimentos procesados ricos en azúcares que dañan las piezas dentales, lo que ha provocado una proliferación de caries a edades cada vez más tempranas.