Martes, 20 Agosto 2019

A raíz de su suicido

Madre de MIR paraguayo denuncia la explotación de los médicos residentes en ese país

"La muerte de nuestro querido hijo Fran no será en vano. Una muerte inesperada que impactó a todos los que tanto le quisimos...", expresaba, a través de redes sociales, Zulma Benítez, madre de un joven médico residente paraguayo, Francisco Rodríguez, que se quitaba la vida recientemente, según su familia, víctima de la presión laboral en el centro sanitario donde ejercía. Tras el suceso, Benítez solicitó a  las instituciones de Paraguay modificar urgentemente el "Reglamento de Residencia" de los médicos
 
Madrid 07/06/2017 medicosypacientes.com
El médico residente paraguayo, Francisco Rodríguez.

En la carta, publicada a través de su perfil de Facebook, la madre del joven muerto se dirige a los profesionales médicos, a la Facultad de Medicina, al Rectorado, al Ministerio de Educación, a las comisiones de Derechos Humanos del Congreso Nacional y a la opinión pública en general.

"Con el fervor de una madre adolorida pido a mis profesores de la Facultad de Derecho que colaboren con los alumnos y médicos residentes para promover la modificación del reglamento de la Residencia, conforme a las leyes vigentes en nuestro país". También se dirige "al Ministerio de Trabajo, a los Defensores de los Derechos Humanos, a la Prensa oral, escrita y televisiva que intervengan la Facultad de Medicina de la UNA y el Hospital de Clínicas con el fin de revisar y modificar el Reglamento de Residencia de los Médicos, donde son explotados en sus derechos laborales con una sobrecarga horaria que atenta contra sus vidas y sus pacientes".

En su emotivo escrito clama que "la esclavitud hace siglos fue abolida, defendamos nuestros derechos humanos". De esa forma denuncia la explotación de estos médicos "hasta decir BASTA Y ellos tienen que aguantar hasta terminar su Residencia, por que quieren recibirse con un Posgrado en una especialidad médica, pues si no poseen este Postgrado, no pueden trabajar en los Hospitales Públicos ni Privados". Ello es provocado, por la falta de residentes dentro del hospital y "muchos deben presentarse en otros hospitales, lo que conlleva a tener guardias infrahumanas entre los pocos residentes presupuestados".

Ya la Confederación Latino-Iberoamericana de Entidades Médicas (CONFEMEL) alertó hace unos meses del incremento de suicidios entre profesionales sanitarios, en una declaración en la que se ponía de manifiesto que la incidencia de patologías de la esfera psiquiátrica en el personal de Salud "es cada vez mayor, vinculado a los altos niveles de exigencia y las dificultades vinculadas a las condiciones laborales".

Declaraciones recientes de su presidente, Dr. Jeancarlo Fernandes Cavalcante, corroboran dicha realidad, de la que reconocía que desde CONFEMEL "no sabemos cómo hacerle frente". Lo que dejó claro es que el suicidio entre el personal médico "demanda un estudio y acciones rápidas de las instituciones médicas con el fin de disminuir esa tasa. Una de ellas, como se pudo vislumbrar en el VII Congreso PAIME, celebrado recientemente en Palma de Mallorca, pasa por la extensión del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) al conjunto de países latinoamericanos.

 Acceder a la carta íntegra: http://bit.ly/2s4ZA1K