Campaña medicina rural

Domingo, 14 Agosto 2022

Más del 30 por ciento de la población española serán mayores de 64 años dentro de 40 años, según los datos más recientes del INE

29/01/2010

El progresivo envejecimiento de la pirámide poblacional provocará un incremento de la tasa de dependencia de hasta el 89,6 por ciento, frente al 47 por ciento actual, según el reciente informe “Proyección de la Población Española a Largo Plazo 2009-2049”, del Instituto Nacional de Estadística (INE), cuyo resumen publica "Medicos y Pacientes"

Madrid, 29 de enero 2010 (medicosypacientes.com)

Descripción de la imagen

El progresivo envejecimiento de la pirámide poblacional se va a traducir que en los albores del año 2050, en caso de mantenerse las tendencias y comportamientos demográficos actuales, el 31, 9 por ciento de la población española sea mayor de 64, según se desprende de los últimos datos del informe “Proyección de la Población Española a Largo Plazo 2009-2049”, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Del estudio se desprende que la estructura demográfica actual de la población española y las tendencias demográficas actuales conducen a un escenario de reducidas tasas de crecimiento poblacional futuro, con un incremento tan sólo de 2,1 millones de habitantes para un período de 40 años. De tal forma que nuestro país rondaría los 48 millones de personas en 2049.

En base a estos datos, el sector de población que más crecería sería el de mayores de 64 años, mientras que el grupo comprendido entre los 16 a 64 se reduciría en más de un 18,4 por ciento con respecto a la cifra actual. Mientras la población de 0 a 15 años registraría un leve crecimiento no superior al 2, 5 por ciento.

En cuanto a la tasa de dependencia, es decir la diferencia entre la población activa y la inactiva (grupos de menos de 16 años y de más de 64), el estudio del INE indica que por cada diez personas en edad de trabajar, en 2049 residirían en España casi nueve personas potencialmente inactivas. Por tanto, la tasa de dependencia se elevaría hasta el 89,6 por ciento, frente al 47 por ciento actual.

La esperanza de vida se supera

De mantenerse los ritmos actuales de reducción de la incidencia de la mortalidad, dentro de 40 años, la esperanza de vida al nacimiento alcanzaría los 84,3 años en los varones y los 89,9 en las mujeres, incrementándose desde 2007 en 5,8 y 6,5 años, respectivamente. No obstante, el mayor tamaño poblacional y una estructura demográfica cada vez más envejecida producirían un continuo crecimiento del número de defunciones.

Con respecto a las tasas de fecundidad, el informe arroja que hacia 2048, el número medio de hijos por mujer oscilaría en torno al 1,7 . Asimismo, este estudio estima que la cifra de hijos no volverá a elevarse hasta en torno a 2028, fecha en la que se habrá superado la crisis de la natalidad de los años 80.

Migraciones

Con respecto a los movimientos migratorios, para el corto plazo (próximos 10 años) el INE indica que proyección se ha realizado en base a una hipótesis de decrecimiento en el flujo de inmigrantes hasta los 3,8 millones entre 2009 y 2019, un millón menos que los observados entre 2002 y 2008. A partir de 2019, los resultados corresponden a un flujo anual constante de 400.000 inmigrantes.

Con ello, y según esta tendencia, la extensión a largo plazo de comportamientos actualmente observados de la emigración exterior, muy ligada a la entrada de previa de inmigrantes, llevaría a España a presentar un saldo migratorio externo de 2,6 millones de migrantes netos en los próximos 40 años.

El resumen del informe “Proyección de la Población Española a Largo Plazo 2009-2049” puede consultarse a pie de página