Campaña medicina rural

Lunes, 15 Agosto 2022

Más de 1.600 representantes del ámbito médico y de enfermería se congregaron en Madrid para defender la colegiación y garantizar la seguridad de los pacientes

19/04/2011

Éxito rotundo de participación en torno a la Cumbre mundial médico-enfermera celebrada el pasado viernes, 15 de abril en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, organizada por los Consejos Generales de Médicos y de Enfermería y que contó con numerosas personalidades del ámbito político y sanitario como el presidente del PP, Mariano Rajoy, y la ministra de Sanidad, Leire Pajín. La intervención de delegados del ámbito profesional sanitario procedentes de ocho países de todo el mundo realzó el interés de la Jornada, ya que se pudo conocer de primera mano cómo se regula la profesión sanitaria a nivel internacional. Precisamente, la finalidad de la Cumbre ha sido la defensa de la colegiación universal de las profesiones sanitarias como garante del registro y del control deontológico que debe seguir siendo ejercido por las propias organizaciones profesionales independientes y democráticas, como medio que ha demostrado sobradamente su validez a la hora de garantizar la seguridad de los pacientes

Madrid, 18 de abril 2011 (medicosypacientes.com)

Descripción de la imagen

Éxito rotundo de participación de médicos y personal de
enfermería en la Cumbre.

El Aula Magna de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid se convirtió el pasado viernes, 15 de abril, en un escenario histórico que acogió a más de 1.600 profesionales sanitarios, congregados allí para defender la Colegiación universal de sus profesiones y la seguridad de todos los pacientes y ciudadanos españoles, en torno a la primera Cumbre Mundial Médico-Enfermera, promovida por los Consejos Generales de Colegios de Médicos (CGCOM) y de Enfermería (CGE), bajo el lema "Para garantizar la seguridad de los pacientes".

El acto estuvo arropado por representantes tanto del ámbito médico como de enfermería. Desde autoridades sanitarias, pasando por diputados y senadores, y, sobre todo, máximos representantes, con sus correspondientes Juntas Directivas, de los Colegios Provinciales procedentes de todos los puntos de España. También estuvieron presentes los miembros de la Comisión Permanente de la OMC, la mayoría de los miembros de la Comisión Central de Deontología, representantes de cada una de las vocalías nacionales, además de responsables de comunicación y personal de las entidades colegiales.

Asimismo, se contó con la participación, entre otros, del Foro de la Profesión Médica, integrado, además de por el CGCOM, por la Federación de Asociaciones Científico-Médicas españolas; el Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud, el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina; y la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina.

La finalidad de la Cumbre médico-enfermera ha sido la defensa de la colegiación universal de las profesiones sanitarias como garante del registro y del control deontológico que debe seguir siendo ejercido por las propias organizaciones profesionales independientes y democráticas, como medio que ha demostrado sobradamente su validez a la hora de garantizar la seguridad de los pacientes desde una práctica profesional médica y enfermera ética, autónoma y competente.

El acto inaugural corrió a cargo de los presidentes del CGCOM y del CGE, Juan José Rodríguez Sendín y Máximo González Jurado, respectivamente. Junto a ellos compareció el presidente del Consejo Europeo de Profesiones Liberales (CEPLIS), Jacques Reignault. Inició el turno de intervenciones el doctor Rodríguez Sendín, quien manifestó, en primer lugar, su agradecimiento tanto a los asistentes como a los ponentes, muchos de ellos procedentes de distintos países del mundo: Australia, Estados Unidos, Reino Unido, Brasil, Italia, Francia, Alemania, Portugal, quienes contaron sus experiencias acerca de cómo están reguladas las profesiones sanitarias en sus respectivas naciones. De ahí, que como señalara el presidente de los médicos españoles “nuestro país no puede salir del mapa del mundo desarrollado. No conozco ningún país desarrollado en el que las profesiones no estén controladas por la propia profesión”.

Descripción de la imagen

Participantes en el acto inaugural.

A continuación, el presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, también expresó su satisfacción por la celebración de esta cumbre y por su organización “codo con codo” con la Organización Médica Colegial "en beneficio siempre del paciente y de su seguridad". "Con esta cumbre pretendemos plasmar nuestro compromiso ético y social tanto con el paciente como con el sistema sanitario y con nuestras respectivas profesiones", tal como se pronunció en un primer momento.

"Llevamos más de 30 años con un debate estéril sobre cuál debe ser el papel regulador de estas profesiones, y es en este escenario, donde como indicó el representante de enfermería, se demuestra de forma fehaciente como se autorregulan nuestras profesiones tanto aquí, como a nivel europeo y en todo el mundo".

La colegiación, sinónimo de fiabilidad

Descripción de la imagen

Miembros de la Comisión Permanente de la
OMC, junto a otros representantes del ámbito
sanitario.

El Consejo Europeo de Profesiones Liberales (CEPLIS) está comprometido a prestar todo su apoyo a las profesiones liberales españolas y a ofrecer su apoyo a la iniciativa de los Consejos españoles, como recordó su actual presidente, el francés Jacques Reignault. Subrayó que las profesiones liberales son portadoras de una serie de valores comunes sustentados en la deontología, en el respeto, y la integridad profesional, entre otros.

"Despojar a los profesionales sanitarios españoles de la colegiación obligatoria es un hecho que preocupa a nivel comunitario sobre todo frente a la defensa de la seguridad del ciudadano, dado que la colegiación aporta fiabilidad en el ejercicio de la profesión", según sus palabras.

Según sus declaraciones, las principales instituciones europeas están de acuerdo con el CEPLIS en que las profesiones liberales, y muy especialmente las del ámbito de la salud, no pueden ser consideradas desde un punto de vista mercantil, y que la regulación de estas profesiones es un signo de seguridad para los pacientes. Son profesiones con una gran carga de valores que tienen que ser garantizados y salvaguardar la confianza que el paciente deposita en ellas es por ello que hay que respetar la colegiación obligatoria para que sea la propia profesión la que vele por estos valores.

En otro momento de su intervención, Reignault explicó la importancia del CEPLIS como única asociación interprofesional que representa a las profesionales liberales en el ámbito de la Unión Europea. Este Consejo forma parte del Comité Económico y Social Europeo (CESE) y mantiene contactos con la Comisión Europea, el Parlamento Europeo, entre otras instituciones. Está registrado como una organización internacional no gubernamental, sin ánimo de lucro, bajo los parámetros de la ley belga. Sus miembros son las asociaciones europeas que representan a una profesión ante las instituciones de la UE y aquellas asociaciones nacionales que agrupan a las profesiones liberales en el ámbito de los Estados miembros.