Campaña medicina rural

Viernes, 12 Agosto 2022

Los suelos de madera evitan lesiones en la práctica del deporte

28/07/2008

La fricción entre el pavimento y el calzado juega un papel importante en las lesiones del ligamento cruzado anterior de la rodilla, una de las más peligrosas en la vida de un deportista

Madrid, 28 julio 2008 (Europa Press)

Los pavimentos de madera evitan lesiones en los deportistas, según muestran los datos de un estudio realizado por el Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) en colaboración con el proyecto 'Vivir con madera', que promueve la Confederación Española de Empresarios de la Madera (CONFEMADERA).

Los expertos señalaron que la fricción entre el pavimento y el calzado juega un papel importante en las lesiones del ligamento cruzado anterior de la rodilla, una de las más peligrosas en la vida de un deportista, y apuntaron que la superficie de madera, usada en deportes de interior como el baloncesto o el balonmano, evita este tipo de lesiones.

Por otro lado, indicaron que la madera, al ser un material de bajo coeficiente térmico, no absorbe tanto el calor como lo harían otros materiales y, por tanto, asegura una temperatura de contacto con la piel dos grados más cálida de la que se observaría en otros materiales.

En cuanto a deportes como el béisbol, los expertos explicaron que el impacto de la pelota puede alcanzar velocidades muy altas y herir a un jugador, por lo que destacaron que los bates de madera lanzan la pelota a menos velocidad que los distintos materiales que se utilizan para fabricarlos, y permiten así que el lanzador pueda apartarse para no ser lesionado.

Otra ventaja que subrayaron es la gestión acústica del entorno donde se practica la actividad, ya que un espacio interior con presencia de madera genera un tiempo de reverberación controlado y mejorado respecto al que presentaría ese mismo espacio sin madera.

En este sentido, apuntaron que en instalaciones deportivas cerradas, como pabellones, en las que se reúne un buen número de personas para presenciar un evento, se crea una atmósfera ruidosa que al final repercute en la concentración del deportista y en la contaminación acústica. La madera, en este caso, logra disminuir el tiempo de propagación del sonido y reduce el ruido, para permitir así una mejor concentración del jugador, según apuntaron.