Viernes, 22 Noviembre 2019

VI Congreso de Deontología Médica

Los retos de la Medicina Virtual son dotar de formación y regulación ética al profesional para utilizar la tecnología en beneficio de todos

El VI Congreso de Deontología Médica, celebrado en Badajoz, dedicó una mesa a analizar los retos de los profesionales ante la Medicina Virtual desde diferentes perspectivas y ámbitos como el jurídico o la ética profesional. Los ponentes coincidieron en la necesidad de dotar de mayores capacidades humanas y de espacios éticos regulatorios a los profesionales para utilizar la inteligencia artificial y las nuevas tecnologías en beneficio de todos

Badajoz 09/04/2019 medicosypacientes.com/ Álvaro G. Torres
Ponentes Mesa "El Médico Virtual"

La mesa estuvo moderada por Juan Calixto Galán, Fiscal Jefe de la Audiencia provincial de Badajoz que puso de relieve el innegable cambio de paradigma que vive hoy en día la Medicina con el aumento exponencial de las visitas médicas virtuales, las TICs o el uso del Big Data para tratamientos y diagnósticos y cómo estos afectan a la responsabilidad y seguridad de profesionales y pacientes. La Dra. Pilar León, secretaria de la Comisión de Deontología del COM Navarra; Julio López Ordiales, Fiscal de delitos informáticos de la Audiencia Provincial de Badajoz y el Dr. Julio Mayol, Director Médico del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, aportaron su visión y experiencia en este campo.

La Medicina Virtual es un nuevo escenario que puede modificar el alcance y la práctica de la Medicina

La incidencia de la Medicina Virtual en la relación médico-paciente fue uno de los principales aspectos examinados por la Dra. Pilar León. La experta en ética médica resaltó que estas prácticas afectan inevitablemente a esta relación básica de para la práctica médica porque existe una mayor dificultad para establecer la confianza necesaria por la falta de identificación, así como por las dudas acerca de la privacidad y confidencialidad del uso de los datos de los pacientes por parte de empresas, aseguradoras y apps.

En su opinión, la Medicina Virtual es un nuevo escenario que puede modificar el alcance y la práctica de la Medicina, lo que hace necesario la creación de espacios de reflexión ética que permitan dar razón de su uso, resolver posibles contradicciones y promover procedimientos basados en la búsqueda de soluciones buenas. Entre los aspectos positivos de esta disciplina puso en valor que estas técnicas facilitan la comunicación con especialistas de referencia, lo que contribuye a la mejora de la eficiencia en la prestación de los servicios

El buen uso y las buenas prácticas estarán en función de las mejoras que la Medicina Virtual pueda introducir en la atención al paciente individual y en la promoción de la salud de la sociedad en general. Por todo ello invitó a invertir en telemedicina pero siempre “bajo un exhaustivo análisis de costos y rendimientos”.

La tradición y las nuevas tecnologías deben de ser compatibles en la práctica médica

Por su parte, Jesús López Ordiales, Fiscal de delitos informáticos en Badajoz, abordó desde el aspecto jurídico la práctica de la Medicina Virtual, quién puso el acento sobre los riesgos que ésta conlleva cuando el acto médico digital no se traza y no se transcribe a la Historia Clínica, cuando se socava la confidencialidad de los datos de los pacientes o cuando se produce una la sobrevaloración de los datos que repercute en un diagnóstico erróneo. Es decir, alertó sobre las responsabilidades añadidas que requiere la gestión del uso de estas nuevas aplicaciones y metodologías.

No obstante, resaltó que las nuevas tecnologías representan la mayor parte de los instrumentos de trabajo diario de los profesionales médicos y que su aplicación al proceso sanitario es hoy una necesidad y representa un avance. Al igual que el resto de intervinientes, abogó por una correcta formación del profesional para minimizar los riesgos en este nuevo paradigma y expresó su confianza en la convivencia y compatibilidad de la tradición y las nuevas tecnologías en la práctica médica.

Acerca de la propagación de bulos o fake news, un problema muy presente en la actualidad y que genera siempre debate en este tipo de foros, aseguró que no se puede frenar con un mayor conocimiento o difusión de la ética porque las noticias falsas tienen poco que ver con la formación y el conocimiento de la ética.

Las Comisiones Deontológicas tienen retos que no han tenido hasta ahora

El Dr. Julio Mayol, director médico del Hospital Clínico San Carlos de Madrid y profesor de Cirugía en la Universidad Complutense, aseguró que “estamos en una transformación profunda de la humanidad, en un proceso de digitalización” que lo está cambiando todo. En su opinión seguimos utilizando en la actualidad un concepto de ética y deontología que viene de tiempos de la revolución francesa y del humanismo donde se abandonó el deísmo en favor del ser humano como eje central de todo, pero – explicó – “ahora lo principal no somos nosotros, ahora es el dato y el flujo de información, por eso es muy complicado ajustar una deontología que viene de corrientes filosóficas anteriores a este nuevo paradigma donde prima el dato”.

Puso el acento en la formación de las nuevas generaciones ante este nuevo escenario porque – según comentó - “se está formando hoy a los médicos con modelos del siglo XVIII y XIX y tenemos que cambiarlo para adaptarlo al siglo XXI. La transformación digital está cambiando también las relaciones humanas y personales y esto genera mas tensiones deontológicas y, por tanto, las Comisiones Deontológicas tienen retos que no han tenido hasta ahora”, una situación que ejemplificó al comentar que el vigente código ético de los médicos aún no recomienda las consultas en Internet.

Finalmente subrayó que hoy los médicos y la sociedad se encuentra inmersa en un periodo de transición en el que la tecnología progresa e induce cambios sociales y culturales a mucha mayor velocidad de lo que pueda hacer la legislación o la propia profesión y la deontología, por lo que concluyó que “el gran reto de formación para el futuro no es dar más conocimiento sino dotar de mayores capacidades humanas para utilizar la tecnología en beneficio de todos”.

Durante el desarrollo de esta mesa y respecto a la actualización del Código de Deontología Médica que ahora se encuentra en fase de alegaciones, se explicó que el nuevo texto recogerá un capítulo específico para Redes Sociales, así como modificará aspectos concernientes a la Medicina Virtual e Inteligencia Artificial.