Campaña medicina rural

Sábado, 13 Agosto 2022

Los niños prematuros presentan una mayor incidencia de las enfermedades neurológicas

19/09/2008

Un 9% de los niños que nacen en Europa son prematuros, esto causa inmadurez en el sistema nervioso central del feto y supone un factor de riesgo para desarrollar trastorno de hiperactividad y déficit de atención (TDAH)

Madrid, 22 de septiembre 2008 (Redacción)

La gran incidencia de enfermedades del sistema nervioso central en niños que han nacido de forma prematura y con bajo peso, ha sido uno de los temas más novedosos que se abordo en el Congreso de neuropediatría celebrado en Zaragoza.

Para el Doctor Fernando Mulas, jefe de Servicio de Neuropediatría de la Fe de Valencia, en los últimos años, los cambios socioculturales de las sociedades industrializadas (población inmigrante, embarazadas trabajadoras, embarazos múltiples naturales y aumento de éstos por técnicas de reproducción asistida) están propiciando un incremento notable en la tasa de prematuros o niños nacidos antes de la semana 37 de gestación, y con bajo peso (menor de 1.000 gramos). “Estos niños presentan más probabilidades de padecer trastornos neuronales porque su sistema nervioso central no se ha formado a término”, afirma Mulas. -Y añade- “Los niños prematuros tienen más riesgo de sufrir TDAH (Trastorno de Hiperactividad y Falta de Atención). El riesgo de sufrir esta enfermedad aumenta de 2,6 a 4 veces más en los prematuros”, señala el Doctor Mulas.

El Doctor Fernando Mulas, añadió que la prematuridad en el nacimiento causa inmadurez en el sistema nervioso central del feto y supone un factor de riesgo para desarrollar TDAH que generalmente debuta cuando los pequeños empiezan a ser escolarizados.

Un estudio dirigido por el doctor Mulas sobre el desarrollo neuropsicológico de prematuros de menos de mil gramos reveló a los ochos años de seguimiento que estos pequeños eran muchos más vulnerables ante la aparición de TDAH. De 150 recién nacidos pre-término fueron estudiados 50 supervivientes y se comparó su evolución neuropsicológica con la de un grupo control de 35 pequeños nacidos a término. Se comprobó que, aunque la capacidad intelectual estaba en el índice de la normalidad, la tasa de repetición de cursos académicos era de cuatro a cinco veces mayor, evidenciándose así los problemas de aprendizaje escolar.

Diagnóstico clínico del TDAH

El TDAH se caracteriza por conductas hiperactivas, de impulsividad y dificultades para prestar atención. Los síntomas son numerosos, frecuentes y severos. A menudo estos niños han sido juzgados de niños “malos”, gamberros, maleducados, vagos, pesados, retrasados. Si no son tratados, tienen más posibilidades de que el proceso se cronifique en la edad adulta, aunque se exprese con manifestaciones menos acusadas (parece que no escuchan, interrumpen a su interlocutor, olvidan frecuentemente objetos de uso común). Sin embargo, uno de los principales riesgos de que el niño hiperactivo lo continúe siendo en la edad adulta es que en algunos casos se socializan con mucha dificultad e incluso pueden llegar a cometer conductas delictivas.

El TDAH es un trastorno neuro-biológico cuyo origen, según los especialistas, se divide en factores genéticos y psicosociales. Existe una alteración en el sistema nervioso central del niño que se manifiesta mediante un aumento de la actividad, impulsividad y falta de atención. Es una de las causas más frecuentes de fracaso escolar y de problemas sociales en la edad infantil. Este trastorno aparece en la infancia y puede persistir y manifestarse en la edad adulta en más de un 60% de los casos si no se aplica el tratamiento adecuado en la época infantil.

En 2007, la OMS (Organización Mundial de la Salud) lo ha calificado como un problema de salud pública que afecta entre un 5% y un 8% de la población infanto-juvenil en el ámbito mundial.

En España este problema alcanza entre un 8% y un 10% de la población infantil, según los últimos estudios realizados por la Federación Española de Asociaciones de ayuda al TDAH y los hospitales especializados en el tratamiento de esta patología.