Campaña medicina rural

Viernes, 12 Agosto 2022

Los mayores de 65 años se vacunan más que antes pero menos de lo recomendado por la OMS

13/04/2012

El porcentaje de españoles mayores de 65 años que se vacunaron para hacer frente a la gripe durante la temporada 2011-2012 alcanzó el 67,7 por ciento, según los datos proporcionados por el Grupo de Estudio de la Gripe (GEG), una cifra superior a la del periodo pasado (un 56,7%), pero que sigue sin alcanzar a la recomendada por la Organización Mundial de la Salud (un 75%)

Madrid, 13 de abril de 2012 (medicosypacientes.com/EP)

El porcentaje de españoles mayores de 65 años que se vacunaron para hacer frente a la gripe durante la temporada 2011-2012 alcanzó el 67,7 por ciento, según los datos proporcionados por el Grupo de Estudio de la Gripe (GEG), una cifra superior a la del periodo pasado (un 56,7%), pero que sigue sin alcanzar a la recomendada por la Organización Mundial de la Salud (un 75%)

"Hemos conseguido bastante pero estamos lejos de lo marcado por la OMS", reconoció el coordinador del GEG, el doctor Ramón Cisterna, quien ha precisado que "existen una serie de grupos de riesgo más vulnerables (que otros) en caso de que contraigan la infección gripal".

En este sentido, este experto recordó que la capacidad de respuesta inmunológica de los mayores de 65 años es menor en comparación con la de personas más jóvenes. "Por lo que tienen un riesgo mayor frente a la gripe y cualquier otro tipo de infección", apuntó.

En general, se han vacunado más españoles que en 2010 aunque este aumento no es homogéneo, puesto que, durante la temporada 2010-2011, el porcentaje de la población comprendida entre los 18 y 64 años se situó en el 13,7 por ciento, exactamente el mismo que en la correspondiente a 2011-2012, sin experimentar, por tanto, aumento alguno.

Este experto aseguró que de entre 500 y 600 personas que han sufrido, durante esta temporada, un caso grave de gripe, de ellas, el 90 por ciento, su detonante estuvo relacionado con la edad, ya que tenían más de 40 años.

De esta manera, Cisterna recordó que la recomendación de vacunación es abierta, y que incluye a todos los que quieren prevenir la aparición de la gripe, pero está indicada de manera muy especial a aquellas personas que padecen patologías crónicas como afecciones respiratorias, cardiacas, renales o diabéticos.

Los datos del GEG avalan que las personas que se vacunan lo hacen porque tienen una enfermedad (un 24%), porque corren riesgos de contraer esta afección en su trabajo (un 23%) o porque no gozan de una buena salud (un 20%).

Se necesitan más esfuerzos

La gripe afecta a entre un 5 y un 15 por ciento de la población mundial y su aparición es la responsable de la muerte de entre 250.000 y 500.000 muertes cada año. Por tanto, la gripe es una infección que puede provocar una enfermedad grave e incluso la muerte, recordó el coordinador del GEG.

En general, este experto reconoció que la gripe es "impredecible", puesto que, según la variedad del virus que experimente el paciente, su repercusiones varían. "El mejor instrumento para prevenirla es la vacuna", insistió Cisterna, quien puso por ejemplo que, en adultos sanos previene entre el 60 y el 90 por ciento de los casos.

"Necesitamos el esfuerzo de todos para informar a la población y a los profesionales sanitarios de que la vacunación frente a la gripe es la mejor medida de salud pública y de salud individual", señaló.

Para ello, apeló al esfuerzo de los Estados miembros para poner en marcha políticas de prevención y ha pedido campañas de vacunación diseñadas de "manera específica" puesto que "ante la gripe no todos somos iguales".