Campaña medicina rural

Viernes, 19 Agosto 2022

Los médicos de Primaria amenazan con nuevas medidas de presión si su situación no cambia en los próximos seis meses

14/07/2008

Este colectivo médico pide, sobre todo, que se le faciliten herramientas para reducir los trámites burocráticos de los que tienen que hacerse cargo a diario

Madrid, 11 de julio 2008 (Europa Press)

Los médicos de Atención Primaria (AP) han lanzado "un ultimátum" al Ministerio de Sanidad y a las comunidades autónomas con el que les piden la "aplicación urgente" de un decálogo de medidas para disminuir la burocracia de la que se encargan estos profesionales, aumentar los tiempos de atención al paciente y reducir su carga laboral y advierten que de, si en seis meses observan que estas indicaciones no se cumplen, convocarán nuevas manifestaciones.

En este documento, los médicos de familia piden sobre todo reducir los trámites burocráticos de los que tienen que hacerse cargo a diario a través de medidas como la implantación efectiva de la receta electrónica en todas las regiones; la "regularización" de la burocracia en los diferentes niveles asistenciales, de forma que los especialistas se encarguen de realizar las recetas que ellos mismos prescriben, o hacer que trámites como el de la renovación de la baja por incapacidad temporal pueda realizarse en una única consulta.

El encargado de transmitir estos mensajes ha sido el coordinador nacional de la Plataforma 10 Minutos, Rafael de Pablo, en nombre de las ocho organizaciones de médicos de familia y sindicatos que han consensuado el decálogo de medidas urgentes para salvar del total deterioro a la Atención Primaria y que fue presentado en Madrid por el presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Benjamín Abarca, y el representante de CC.OO. Iñaki Gurrea.

También se sumaron al acto de presentación de este decálogo el vocal nacional de Atención Primaria Rural de la Organización Médica Colegial (OMC) Josep Fumadó, el presidente de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPAP), Juan Ruiz Canela; la representante de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), Laura Marcos; y el secretario de la Unión Sindical de Castilla y León (USCAL), Carlos Areños.

Los médicos de AP enmarcan su propuesta dentro de la Estrategia AP-21 que el Gobierno les propuso tras las movilizaciones encabezadas por la Plataforma 10 Minutos en diciembre de 2006 y advierten de que, si en los próximos seis meses evalúan la actuación de Sanidad y las diferentes comunidades autónomas y no observan "cambios visibles", llamarán a la movilización.

Deficiente aplicación de la Estrategia AP21

Según De Pablo, este nuevo "ultimátum" que lanzan los médicos de AP a la administración sanitaria es una reacción ante la "grave situación" en la que se encuentran estos profesionales en nuestro país y que todavía no ven que se haya aplicado la Estrategia AP21, conseguida en diciembre de 2006 tras las movilizaciones de la Plataforma 10 Minutos, que pedía más tiempo para atender al paciente.

El coordinador de la PT10 considera que, "si sigue empeorando la situación de la AP, el Sistema Nacional de Salud (SNS) estará en peligro" y pide sobre todo, que se aligere la carga laboral que sufre cada uno de estos trabajadores, limitando sus pacientes y contratando sustitutos para bajas y periodos vacacionales, una iniciativa que pasa por que los licenciados que se fueron de España vuelvan y por hacer "más atractiva" para el médico la AP, donde en la última convocatoria se quedaron entre 200 y 300 puestos vacantes.

Para el doctor Abarca, hasta el momento la "lenta" puesta en marcha de la Estrategia AP-21 no ha conseguido mejorar la situación de la Atención Primaria, sino que "ha logrado empeorarla". Considera que su plazo de aplicación, fijado en 2012, implica esperar demasiado tiempo y que en este momento, se necesitan medidas urgentes para "frenar el grave deterioro que está sufriendo la Atención Primaria".

El representante de la SEMG ha avanzado, en esta línea, que "en octubre o noviembre" evaluarán la aplicación del decálogo que han realizado las comunidades autónomas y que, "a mediados de enero", llamarán a la manifestación de la Atención Primaria en las comunidades autónomas que "hayan suspendido" en la puesta en práctica de estas iniciativas.

Creación de la figura de auxiliar sanitario
de apoyo en la consulta

Los representantes del colectivo de Primaria han hecho hincapié en algunas de sus demandas, poniendo el acento en algunas de ellas como la creación de la figura del auxiliar sanitario de apoyo en la consulta (ASAC), para que ayude en la consulta de AP a realizar una serie de tareas complementarias.

Además, exigen que se les alivie su carga de trabajo limitando el número de pacientes por médico al día; consiguiendo sustitutos para verano o por bajas a estos médicos, que cuando se quedan sin algún efectivo se reparten el trabajo; y "flexibilizar" su agenda, donde piden horas dedicadas a formación e investigación.

Por su parte, el representante de la OMC, Josep Fumadó, rechazó que la denominada prescripción enfermera fuera una opción para librar de carga de trabajo y estrés a los médicos de familia y aseguró que eso sería "un parche". Citó como ejemplo de este tipo de medidas la puesta en marcha en Cataluña, donde son los enfermeros quienes deciden qué pacientes deben o no pasar a consulta con el médico. "Al paciente no le gusta que la enfermera decida si su caso debe o no ser visto por el médico, yo como paciente prefiero que me atienda un doctor", dijo.