Campaña medicina rural

Miércoles, 17 Agosto 2022

Los médicos catalanes cifran el seguimiento de la huelga en el 71% mientras la Administración, en cerca de un 20%

17/11/2011

La primera jornada de la huelga de médicos convocada este martes y miércoles en los 65 hospitales y los 497 centros de atención primaria (CAP) de la Red del Sistema Sanitario Integral de Utilización Pública de Cataluña (Siscat) ha suscitado un seguimiento desigual, mientras el sindicato médico eleva la participación hasta un 71 por ciento, la Administración la reduce a un 20 por ciento. El presidente de la OMC, por su parte, en declaraciones a periodistas, expresó su deseo de que los compañeros médicos catalanes puedan negociar una pronta solución para devolver la estabilidad al sistema sanitario

Barcelona, 16 de noviembre (medicosypacientes/E.P)
Descripción de la imagen

La primera jornada de la huelga de médicos convocada este martes y miércoles en los 65 hospitales y los 497 centros de atención primaria (CAP) de la Red del Sistema Sanitario Integral de Utilización Pública de Cataluña (Siscat) ha suscitado un seguimiento desigual. Mientras que Metges de Catalunya (MC) lo ha elevado al 71 por ciento, el departamento que dirige Boi Ruiz ha reducido la participación a un 20 por ciento de los médicos. No obstante, tanto el sindicato convocante (MC) como la Conselleria de Salud de la Generalitat han coincidido en señalar que el seguimiento de la huelga entre los 16.500 médicos convocados ha sido superior en los hospitales, especialmente en los ocho públicos del Instituto Catalán de la Salud (ICS).

Por provincias, y según datos del Sindicato, en Barcelona, en Atención primaria, el seguimiento ha sido del 78% y en los hospitales, 80% ; en Gerona, en Atención Primaria, 77% y en los hospitales, del 72%. Mientras, en Lérida, en la Atención primaria, un 53% y en los hospitales: 65%; y en Tarragona, en Atención primaria, un 51% y en los hospitales, un 85%.

El paro podría haber obligado a reprogramar unas 20.000 visitas, si bien la mayoría de usuarios han justificado la protesta y la han circunscrito a la voluntad de los médicos de preservar un sistema sanitario de calidad y a la necesidad de revertir los recortes presupuestarios en el sector.

Los médicos, por su parte, han pedido la comprensión de la ciudadanía, han mostrado su disposición a reabsorber la demanda no cubierta en el mínimo tiempo posible, y han recordado que el ICS obligará a sus ocho hospitales a trabajar como un festivo cinco días laborales hasta final de año.

Al respecto, el presidente de la OMC, en respuesta a preguntas efectuadas por periodistas en el transcurso de una rueda de prensa, manifestó ser consciente de que “los compañeros que la convocan tienen las mismas sensibilidades que nosotros con el problema que están viviendo y que por ello habrán tenido sus razones para convocar el paro”.

"Lo único que hay que pedir a los compañeros catalanes –añadió el doctor Rodríguez Sendín- es que sigan negociando y solucionen pronto el problema de falta de entendimiento, para que se pueda volver a la estabilidad”.

La huelga de ayer martes y hoy miércoles es la primera después de la última que se celebró en marzo de 2006, cuando entonces los 11.000 médicos que tenía el sistema catalán fueron llamados a protestar contra una infradotación de las plantillas.