Campaña medicina rural

Viernes, 19 Agosto 2022

Los médicos cántabros disponen de un nuevo carné con firma digital que les dará acceso a las historias clínicas de los pacientes

24/10/2012
El Colegio de Médicos de Cantabria ha implantado un nuevo carné con certificado digital y firma electrónica que posibilitará a los médicos en un futuro muy próximo acceder de forma remota y segura a las historias clínicas de los pacientes desde cualquier punto de la geografía nacional. 
 
Santander, 23 de octubre e 2012 (medicosypacientes.com)
 
El Colegio de Médicos de Cantabria ha implantado un nuevo carné con certificado digital y firma electrónica que posibilitará a los médicos en un futuro muy próximo acceder de forma remota y segura a las historias clínicas de los pacientes desde cualquier punto de la geografía nacional. 
 
Aunque estos carnés ya se han implantado en colegios médicos de otras comunidades autónomas, el de Cantabria es el primero a nivel nacional que cuenta con su propio sistema para su edición e impresión y por lo tanto de su entrega inmediata a los colegiados. 
 
El presidente de la organización colegial cántabra, Tomás Cobo, ha presentado oficialmente este lunes los nuevos carnés en una rueda de prensa en la que han recibido los suyos los diputados regionales y médicos Ildefonso Calderón, del PP, también alcalde de Torrelavega; y Concepción Solanas, del PRC. La representante del PSOE, Puerto Gallego, no ha podido acudir al acto por motivos de agenda. 
 
Cobo ha explicado que el carné digital, que sustituye al modelo anterior, con una antigüedad de unos 60 años, permite a todos los médicos estar identificados y reconocidos electrónicamente como tales en todo el mundo y les cualifica para acceder "de forma segura", a los repositorios de información clinica de los pacientes que den su autorización.
 
El médico tiene autorización explicita para el acceso a la información clínica de sus pacientes en el ámbito presencial y ahora en el escenario digital con la identificación electrónica segura. Para el acceso a la información clinica de los ciudadanos que no están en su ámbito requiere de su autorización puesto que es el propietario legal del su información de Salud, o en caso de emergencia se permite el acceso al profesional haciendo constar la excepcionalidad y quedando registrad la situación de emergencia y la trazabilidad del acceso.
 
Así, en el caso del Igualatorio Médico Quirúrgico, con el que el Colegio de Médicos de Cantabria tiene un acuerdo, permitirá acceder a pruebas radiológicas, analíticas, y otras desde el respeto total a la Privacidad y la intimidad de pacientes y profesionales, ha destacado.
 
Además, se está "en trámites" con el Servicio Cántabro de Salud (SCS) para posibilitar el acceso remoto a las historias clínicas de los pacientes con las suficientes garantías de seguridad y privacidad. Una posibilidad que, tanto Cobo como los representantes del PP y PSOE, se han mostrado partidarios de que sea extensible a nivel nacional con el acuerdo de los servicios de salud de las 17 comunidades autónomas.
 
En este sentido, el director de la Unidad Tecnológica de la Organización Médica Colegial (OMC), Joan Camps, ha destacado La Administración electrónica de salud es, de acuerdo con el marco legal vigente, un ecosistema de aplicaciones y servicios en red y altamente distribuido, dado que participan muchos agentes diversos, que disponen de potestades de autoorganización que impiden el establecimiento de modelos de gestión centralizada; la identificación "segura" del médico que ofrece el carné digital de médico colegiado, permite en acceso seguro a lo que una reviindicación de los clínicos una  "vista única" de todas los episodios clínicos de los pacientes, independientemente de que éstas sean públicas o privadas, estén en una comunidad o en otra, en definitiva independientemente de quién tenga la obligación de su custodia. 
 
Esta nueva situación hace mucho más eficiente la administración de la Salud, evitando duplicidades de pruebas diagnosticas y evitando posibles errores tanto de diagnostico como de la prescripción. Las tecnologías actuales tienen soluciónes  permiten la ejecución de estos process ya solo depende de la decisión Politica.
 
Todo ello redundará en una mejor atención a los enfermos, ya que se podrá acceder a su documentación sanitaria desde cualquier parte, han destacado todos ellos. Así, según ha explicado Cobo, si un paciente viene a Santander desde Madrid, el médico identificandose con su carné de médico colegiado accederá a la historia clínica, testamento vital, analíticas, o cualquier otra información de Salud del Paciente que lo autorice o en su caso el acceso por emergencia. 
 
Para Camps, con esta identificación segura del médico la Organización Médica Colegial aporta una de las dos “llaves” imprescindibles para que los sistemas sanitarios públicos y privados sean independientemente de que sistema informático utilicen a modo lectura sean "interoperables" la segunda es la identificación segura del paciente, que es el propietario por Ley de esta información.
 
En esta línea, Calderón ha destacado que un médico lo es "las 24 horas de día", y en ocasiones, ante un accidente o imprevisto, se ve bloqueado por la falta de información sobre el paciente, de ahí que considere "fundamental" el acceso inmediato e integral a la información y sea accesible para cualquier profesional mediante el acuerdo de los servicios públicos y posteriormente privados de salud de todas las comunidades autónomas.
 
También Solanas ha considerado "básico" que se alcance dicho acuerdo en el Consejo Interterritorial de Salud, porque la historia clínica es una "herramienta" imprescindible para los profesionales, ha dicho.
El carné, que dispone de un chip de última generación, ha empezado ha distribuirse hace unos días en Cantabria y llegará a los más de 3.200 colegiados de la región de forma gratuita, con un bajo coste para el Colegio, según Cobo. 
 
Además de la identificación del médico, el documento va a permitir certificar sus especialidades y competencias profesionales en los ámbitos presenciales y electrónicos, garantizar la autenticidad de la información sanitaria; relacionarse a distancia con las administraciones públicas, socios, proveedores y pacientes; o agilizar trámites que antes exigían presentarse personalmente, así como firmar electrónicamente cualquier documento e incluso realizar la declaración de hacienda entre otros aspectos.