Sábado, 20 Enero 2018

Los inmigrantes podrán entenderse con el médico aunque no hablen español

17/06/2008

La prueba piloto con una nueva aplicación informática permite a los pacientes que no hablan español entenderse con su médico venciendo las barreras idiomáticas y permitiendo un diagnóstico más preciso.

Valladolid, 16 junio 2008 (Europa Press)

Una aplicación informática llamada 'Lebab' permite a los profesionales sanitarios del Centro de Salud de Peñafiel (Valladolid) intercomunicarse con el colectivo inmigrante en las consultas de Atención Primaria, gracias a la cual se elimina la barrera idiomática que suponía el no conocimiento del español y se facilita un diagnóstico más preciso.

Se trata de un "sistema de traducción para evitar las complicaciones lingüísticas con los inmigrantes", relató el coordinador del centro de salud de Peñafiel, José Luis Almudí en declaraciones a Europa Press. De esta manera, a través de una serie de preguntas que escucha el paciente en su lengua nativa "se llega a un diagnóstico preciso y se evita la presencia de terceras personas", añadió el médico.

En este sentido, Almudí precisó que "las barreras idiomáticas suponían un problema importante tanto para el paciente como para los profesionales" porque en algunas ocasiones el no entendimiento entre ambos interlocutores "marginaba" a estas personas que no acudían a la consulta y dejaban "cronificar sus problemas". Así, los enfermos sólo acudían a la consulta cuando el dolor estaba "más agravado".

La aplicación 'Lebab', que significa 'Babel' al revés, funciona como sistema piloto en Peñafiel desde hace tres semanas y fue instalado por la Junta de Castilla y León, a través del servicio de Sanidad Castilla y León (Sacyl), en la zona de la ribera del Duero que aglutina alrededor de 11.00 tarjetas sanitarias, 500 de ellas pertenecientes a inmigrantes.

Asimismo, el sistema se ha instaurado en los dos puntos importantes "donde surgen conflictos de interpretación con este grupo de pacientes", especificó el coordinador. Por un lado, 'Lebab' está presente, gracias a un ordenador portátil, en el área de admisión que es "la puerta de entrada" al centro con la opción de moverlo a los diferentes consultorios locales y, por otro, en la unidad de urgencias que es donde hay también "un punto de conflicto lingüístico".

A pesar de contar con sólo tres semanas de vida, 'Lebab' es ya un éxito en el centro de salud. "Está resolviendo problemas no muy frecuentes", señaló Almudí, quién incidió en que, cada vez son más los inmigrantes que se defienden en español, como los niños que tienen "mucha facilidad" pero, todavía quedan "bolsas importantes" de este colectivo sin desenvolverse lingüísticamente.

En esta línea, insistió en que son las mujeres quienes "no tienen interés por aprender y siempre acuden acompañadas con otra personas". De este modo, la presencia de terceras personas hace la consulta "más farragosa" y añade el problema de la "confidencialidad médica".

Así, cuando el paciente inmigrante acude a la consulta, el médico le muestra un ordenador con una pantalla en la que se lee:"¿Habla usted español?", después, el doctor seleccionará el idioma del enfermo, inglés, árabe, chino, rumano o búlgaro, y comenzará el turno de preguntas.

La batería de cuestiones está encaminada al diagnóstico más preciso posible. De este modo, el paciente se encontrará con preguntas como:'¿Tiene usted dolor de espalda?'; '¿Desde cuándo le duele?'. Además, se añaden tres posibilidades temporales, 'menos de dos días'; 'más de tres semanas' o 'entre dos y tres meses', el doctor se hace una idea del dolor del enfermo.

Finalmente, dada la gran acepción de 'Lebab', el Sacyl hará extensible, en un futuro a corto plazo, la aplicación informática a poblaciones como Íscar y Mayorga que cuentan también con una importante población de inmigrantes.