Campaña medicina rural

Viernes, 12 Agosto 2022

Los hospitales públicos gallegos cerrarán en verano un 7 por ciento del total de camas

30/06/2008

Esto supone una media de 520 camas hospitalarias menos durante los meses de julio, agosto y septiembre

Santiago de Compostela, 30 junio 2008 (Europa Press)

El Servicio Gallego de Salud (SERGAS) prevé cerrar el 7,27% del total de camas existentes en los 14 hospitales de la red pública gallega, con una media de 520 cada quincena en los meses de julio, agosto y septiembre.

Según han informado desde la Consellería de Sanidade, esta cantidad representa casi un 19% menos que las camas cerradas en el verano de 2005. No obstante, el periodo estival pasado la media en los mismos tres meses se redujo a 430 camas, lo que supuso el 6,05% del total.

El Complejo Hospitalario de Ourense será el que registre una media mayor en los tres meses estivales, con 96 camas, lo que supondrá el 11,62% del total, frente a la media de 97 de 2007; seguido del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo, con 95, que representa el 7,67% del total, frente a las 34 del verano anterior.

Por su parte, el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago cerrará una media de 79 camas, el 6,95%, frente a las 101 del verano pasado, que supusieron el 9,05%; el Canalejo prescindirá de 69 camas de media por quincena, el 4,73%, frente a las 89 de 2007. El Xeral-Calde de Lugo cerrará 46, el 6,19%; el Hospital de O Salnés, 42, el 48,27%; y el Hospital Arquitecto Marcide de Ferrol, una media de 28, el 6,63%.

Por su parte, los hospitales comarcales Virxe da Xunqueira, en Cee, y el ourensano de Valdeorras no cerrarán camas y tendrán en funcionamiento 74 y 103, respectivamente. Entre los que menos cerrarán destaca el Hospital de O Barbanza, con una media de 7, el 8,64%; el Complexo Hospitalario de Pontevedra, 10, el 1,62%; Verín, con 14, el 18,13%; da Costa, en Burela, con 15, el 10,79%; y el de Monforte, con 18 de media, el 13,42%.

El Juan Canalejo será el complejo con más camas funcionando en los meses de verano, 1.465; seguido del CHUVI, 1.236; el CHUS, 1.137; CHOU, 826; Xeral-Calde, 737; Complexo Hospitalario de Pontevedra, 618 Arquitecto Marcide, 427; mientras que los que menos tendrán serán el Virxe da Xunqueira, 74 (todas); Verín, 79; Barbanza, 81; y O Salnés, 87.

Racionalización de recursos

Sanidade recordó que desde el inicio de la actual legislatura, el Gobierno gallego abogó por un equilibrio entre las necesidades de camas en los hospitales públicos, el descenso de la actividad programada y la necesidad de planificar obras. Por ello, recalcó que la reducción temporal de camas se basa en la racionalización de los recursos físicos y humanos y "en una mayor colaboración con los profesionales a la hora de planificar".

La Consellería indicó que en el verano de 2005 había 636 camas cerradas, un 8,91% del total de plazas en aquel momento, que un año después fue de 532, es decir, un 7,48% de las camas.

Asimismo, incidió en que de manera paralela, se racionalizan las actividades valorando los recursos humanos disponibles, puesto que el verano, como sucede con otras profesionales, es el periodo más demandando por el personal para vacaciones, lo que "condiciona" la necesidad de sustituir al personal que disfruta de este periodo para garantizar la actividad.

Esta sustitución, según subrayó Sanidade, no es posible en determinadas especialidades de personal facultativo, con "acusada escasez en el mercado laboral", por lo que "quedarían incompletos los equipos asistenciales necesarios para realizar determinadas funciones".

Con todo, la Administración sanitaria garantiza "la seguridad y calidad asistencial" de los pacientes en la época estival, por lo que, en caso de ser necesarias, destacó que las camas podrán activarse "en cualquier momento".