Campaña medicina rural

Martes, 29 Noviembre 2022

Los funcionarios de nuevo ingreso no se incorporarán a MUFACE

01/12/2010

Con esta noticia se abría ayer la jornada de Medical Economics dedicada a “Clínicas privadas: criterios para la excelencia y colaboración en el SNS” en cuya inauguración el presidente de la OMC destacó que el profesional sanitario tiene que distinguirse por su calidad, la formación es una fuente de excelencia y la calidad del acto médico tiene mucho que ver con la información la cual tiene que estar disponible y ser interoperable

Madrid, 2 de diciembre 2010 (medicosypacientes.com)

En el acto de inauguración de la jornada “Clínicas privadas: criterios para la excelencia y colaboración en el SNS” organizada en Madrid por Medical Economics, el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín comentaba una de las noticias más candentes del día: los funcionarios de nuevo ingreso se incorporarán al régimen general de la Seguridad Social. Así lo había anunciado por la mañana el presidente del Gobierno, de tal forma que el régimen de clases pasivas tenderá a extinguirse, lo que tiene como finalidad, según explicó, simplificar el sistema de protección social.

Esta nueva iniciativa se aplicará a los funcionarios que se incorporen nuevos, quienes ya no serán atendidos en MUFACE. De esta forma se pone un punto y final progresivo al régimen de clases pasivas al no concurrir nuevas altas.

Pero en esta jornada, el acento estaba marcado en el binomio formación-calidad, algo imprescindible para el desarrollo de cualquier empresa y, por supuesto, también para las empresas sanitarias. Unas empresas sanitarias que tienen que distinguirse –al igual que sus profesionales- por su calidad y en donde “el profesional sanitario debe ser formado no sólo como una máquina protocolizada”, tal como señaló Ana María Rodríguez de Viguri, presidenta de Aliad.

La necesidad de colaboración entre lo público y lo privado se ha venido reforzando en los último años, como señaló Manuel garcía Abad, editor de Medical Economics, en la apertura de esta jornada, haciendo hincapié en la “necesidad de seguir avanzando en la calidad de los procesos”.

Sin embargo, según se expuso en esta jornada, el sector sanitario está muy atomizado y “la formación requiere un alto coste de sustitución”. En el caso concreto de la sanidad, esta formación se distingue por el gran porcentaje de profesionales cualificados, la constante evolución de técnicas y tecnologías en las que es necesario formarse, y la imprescindible renovación continuada de los conocimientos. Pero todo ello revaloriza la formación y a los profesionales, y se convierte en “una fuente de excelencia”.

Ante cualquier debate en el que se hable de “pública y privada”, el presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín quiso dejar bien claro que “Medicina solo hay una, basada en rigor científico, valores imprescindibles, disponible para llegar a todos, y aplicada de la forma más eficiente”. Afortunadamente, como reconoció, “todos los médicos lo tienen asumido”.

No quiso finalizar sin antes apuntar que “la calidad del acto médico tiene mucho que ver con la información” y se preguntó que ¿cómo es posible que la información esté menos disponible que nunca? Haciendo alusión a la falta de interoperabilidad de los sistemas de información entre las diferentes Comunidades Autónomas. Ante una situación como esta, declaró que “los profesionales tenemos que denunciarlo enérgicamente, ya que se está perjudicando con ello al paciente”.