Campaña medicina rural

Viernes, 30 Septiembre 2022

Los enfermos renales crónicos y los trasplantados quieren entender sus analíticas

05/11/2010

Los pacientes señalan que el simple hecho de conocer lo que significan sus resultados les aporta más confianza y les ayuda a entender mejor las recomendaciones del médico. Cómo entender las analíticas fue uno de los temas que mayor expectación despertó en las Jornadas Nacionales de Enfermos Renales celebradas este fin de semana

Madrid, 8 de noviembre 2010 (medicosypacientes.com)

Los enfermos renales crónicos y trasplantados quieren aprender lo que significa para su estado de salud los datos que aparecen en su análisis de sangre y orina. Por este motivo, durante las XXIII Jornadas Nacionales de Enfermos Renales celebradas este fin de semana en Madrid, el Dr. Gorka García-Erauzkin del Hospital de Cruces (Bilbao) desarrolló una ponencia titulada “Doctor, explíqueme mi analítica”, en la que enseñó a los enfermos renales el significado de los principales parámetros de la analíticas con las que por su enfermedad conviven día a día.

Para quienes saben que van a convivir con una enfermedad el resto de su vida, “saber interpretar” lo que dicen sus análisis de sangre y orina es bastante más importante de lo que parece y sin embargo muchos profesionales sanitarios no tienen este aspecto en cuenta. Está comprobado que oír hablar a los profesionales sanitarios sobre los datos de su analítica y no entender el valor de esas conversaciones crea en los enfermos ansiedad y angustia sobreañadida a la ya de por sí dura situación que representa tener una enfermedad crónica.

También para poder entender a su médico es necesario que este tipo de pacientes tengan unos mínimos conocimientos, pues con demasiada frecuencia en las consultas el médico les hace comentarios referidos a las analíticas que los pacientes no llegan a entender. Hablamos de parámetros como los niveles de creatinina, proteinuria, hematocrito, albúmina, fósforo, potasio, calcio, etc., cuales son las cifras más adecuadas a su situación y qué repercusión puede tener que estén por encima o por debajo de las niveles considerados adecuados.

Alejandro Toledo, Presidente de la Federación Nacional ALCER que representa a 200.000 enfermos renales en España ha comentado que “la analítica es parte del historial médico del paciente y por tanto este tiene derecho a conocerla. Pero de nada sirve verla si no le han enseñado a entenderla. Además nadie debería olvidar que según la Ley de Autonomía del Paciente los datos clínicos son del paciente, no del centro sanitario ni del médico donde se trata, es decir, la analítica es propiedad del paciente”.

Una enferma renal, Ana Belén Martin, quien tras unos años de diálisis ahora está trasplantada y lleva conviviendo muchos años con la enfermedad renal y el trasplante, ha tenido montones de analíticas propias en sus manos y representa a ese tipo de pacientes perfectamente informados sobre su situación de salud. En sus declaraciones realizadas en este marco, ha señalado que “el simple hecho de verla (la analítica) y saber lo que significan sus resultados hace que me sienta más tranquila. No es una cuestión de confianza en mi médico que por supuesto la tiene, es una cuestión de seguridad para mí misma, el poder entender tanto el documento como lo que mi médico me comenta sobre el mismo. Con este aprendizaje sobre las analíticas vamos a salir ganando todos, médicos y enfermos”.