Domingo, 21 Abril 2019

Día de la Atención Primaria

Los Colegios de Médicos piden mejoras laborales y organizativas para ofrecer una atención de calidad en AP

Los Colegios de Médicos piden mejoras organizativas, adecuar los recursos humanos y reducir la burocracia en Atención Primaria para que los médicos que desempeñan su trabajo en el primer nivel asistencial puedan realizarlo de forma "eficiente y ofrecer una atención sanitaria de calidad"

Madrid 11/04/2019 medicosypacientes.com
Posicionamientos de los Colegios de Médicos en el Día de la Atención Primaria.

Coincidiendo con la celebración del Día de la Atención Primaria que se conmemoró este jueves, 11 de abril, bajo el lema "Pasión por la Primaria", el Consejo de Colegios de Médicos de Extremadura elaboró un documento con propuestas de mejora para que el "pilar básico de nuestro sistema sanitario no continúe deteriorándose".

Las medidas que proponen para ofrecer una Atención Primaria "digna y de calidad" son: 

1.- Más inversión económica en Atención Primaria: el presupuesto de Sanidad para la AP debe incrementarse al 25% con el fin de garantizar una atención sanitaria de calidad y la desaparición de la gerencia única. La atención primaria necesita un presupuesto específico y finalista.

2.- Un nuevo reglamento de los Equipos de Atención Primaria: es necesario reorientar la AP hacia la salud comunitaria, redefinir roles y tareas entre las diferentes categorías profesionales donde el coordinador debe ser siempre el médico, al ser el profesional sobre el que recae el liderazgo clínico y científico del Equipo de Atención Primaria.

3.- Uso racional de las consultas y de urgencias por la población:  se debe seguir trabajando en campañas educativas a la población sobre los derechos y deberes relacionados con el sistema sanitario, así como a un uso responsable de los servicios públicos, asumiendo esta tarea sobre todo la Administración.

4.- Coordinación entre niveles asistenciales: el médico de familia tiene que ser el coordinador y responsable del proceso asistencial, siendo necesario institucionalizar la relación científico-técnica entre niveles, potenciar el diálogo entre médicos de distintos niveles y organizar tiempos para el contacto personal entre ellos.

5.- Redimensionar los cupos y las plantillas: teniendo en cuenta las características de la población y de los médicos, así como la dispersión geográfica y las necesidades de sustitución del Equipo de Atención Primaria (EAP).

6.-  Incentivación de plazas de difícil cobertura: no solo con mayor puntuación para las bolsas de empleo. Desde el CCPMEX se considera necesario también una incentivación económica por penosidad en dicha cobertura.

7.-  Agendas de consultas adecuadas y de calidad: número máximo de 30 pacientes/día, lo que supondría dedicar como media 10 minutos de tiempo por paciente, con autogestión y flexibilización de agendas para adaptar las necesidades asistenciales a cada contexto, contemplando tiempo para otras funciones (atención domiciliaria, actividades comunitarias, reuniones de equipo, formación, investigación...).

8.-  Desburocratización de las consultas: eliminar tareas administrativas, en especial todas aquellas que no aportan ningún valor añadido a la actividad asistencial, como repetir derivaciones al segundo nivel asistencial para revisiones, automatizar informes, agilizar el sistema informático. El programa JARA debe ser una herramienta de gestión clínica  que ayude a la toma de decisiones y no una fuente inagotable de burocracia que quite tiempo de atención a los pacientes. 

9.- Unificación de criterios en la solicitud de pruebas diagnósticas en todas las áreas: acceso a pruebas diagnósticas complementarias idénticas en todas las áreas de salud de la comunidad. Esta medida mejoraría eficacia, eficiencia y aumentaría la efectividad al ahorrar tiempos de espera y tiempos de Incapacidad Temporal (IT). 

10.- Aumento de formación MIR y oferta laboral a los MIR formados en Extremadura: es necesario incrementar las plazas de Medicina Familiar y Comunitaria y Pediatría en la región. Una medida necesaria es fidelizar a los residentes que terminan su formación especializada con contratos estables para que se queden en la Comunidad donde se han formado.

11.- Estatuto del Tutor de Residente:  uno de los pilares de la formación MIR en Medicina Familiar son los tutores, por lo que es fundamental reconocer su labor docente, haciéndola atractiva y motivadora para que los MIR tengan a su disposición a los mejores tutores docentes, y por ende alcancen una formación adecuada. Es necesario la creación del Estatuto del Tutor, donde se plasmen sus funciones y deberes, pero también se reconozcan sus derechos.

El Colegio de Médicos de Las Palmas propone una nueva generación de centros de salud

El Colegio de Médicos de Las Palmas propone una nueva generación de centro de salud. El nuevo modelo contempla una visión más amplia: dotar a los centros de mayor capacidad resolutiva, con recursos y con mayor capacidad diagnóstica, y a través de un modelo de autogestión en el día a día, convertirse en un dinamizador social de la salud de su área de acción. 

El Colegio de Médicos de Las Palmas se alza ante la sociedad como un espacio de reflexión sanitaria que dedica tiempo y tiene conocimiento para ofertar una opinión altamente cualificada. 

Los problemas de Atención Primaria, de sobra conocidos, son los mismos que años anteriores, “el actual sistema es asfixiante para el ejercicio diario de la Medicina”, alertó Pedro Cabrera,  presidente del Colegio de Médicos de Las Palmas. 

Y declaró “no hace falta generar más análisis e informes, ni pactos políticos, etcétera, lo que hace falta es acción, porque Otra Atención Primaria es Posible”. 

El Colegio de Médicos de Las Palmas dentro de su proyecto Otra Primaria es Posible propone llevar a cabo un plan piloto para una nueva generación de centro de salud. Para ello, explicó Pedro Cabrera, “lo que se plantea es una reconversión del sistema, una reestructuración para poder potenciar la labor comunitaria de la salud”. 

El nuevo modelo dispondrá mucha más autonomía: mayor capacidad diagnóstica, seguimiento del paciente, invertir en educación y en formación para la salud, velando por que tenga una combinación adecuada de competencias. En definitiva, “fortalecer la atención primaria de la salud, en su versión comunitaria, para promover la salud y evitar la enfermedad”, resumió Cabrera. 

Atención primaria debe ser un ámbito multidisciplinar, en el que intervienen médicos de familia, pediatras, enfermería, odontólogos, trabajadores sociales, administrativos, etcétera. La especialidad más numerosa de los médicos en Atención Primaria es: Medicina de Familia y Comunitaria. 

¿Qué es medicina comunitaria? 

La atención se basa en el paciente y no en la enfermedad, en la familia o el entorno más inmediato del paciente, en el que se puede actuar con medidas preventivas y de promoción de la salud. La actuación es longitudinal, a lo largo de la vida del paciente.

La medicina comunitaria es sinónimo de educación y formación para la salud. Aborda los determinantes económicos, sociales y medioambientales de la salud de su población adscrita.  

“Conocer cómo vive la población adscrita al centro de salud, en qué condiciones, cómo gestiona su salud, datos epidemiológicos, etcétera, son fundamentales para la medicina comunitaria”, matizó Juan Ignacio Pintado, vocal del Colegio y médico de Atención Primaria. 

Pintado analizó la propuesta en la que recalcó que “destaca la naturaleza multidisciplinar” y añadió “pero ahora con mayor poder de resolución”. 

El Colegio propone que la nueva generación de centro de salud se estructure como Unidad de Gestión Clínica, pero “para ello es necesaria una descentralización de las funciones de un centro de salud, es decir, muchas de las decisiones que les afectan las tomarán los propios centros”, analizó el presidente del Colegio de Médicos. 

Los directores de los centros de salud estarán en contacto constante con las asociaciones de vecinos, asociaciones de mayores, centros escolares de su zona, concejalías de distrito, etcétera. Organizarán charlas y talleres formativos de salud sobre los problemas más relevantes que acontecen en su área de acción. “No se trata de una dirección estática en despacho, al contrario, estará en permanente contacto con la calle”, comentó el médico de Atención Primaria. 

“El futuro de la Atención Primaria está en la acción comunitaria y que nuestra apuesta de futuro va en esa dirección”, destacó Pedro Cabrera y Juan Ignacio Pintado añadió que “sólo la acción comunitaria puede modular una demanda asistencial incontrolable”.

“Es el momento de que la MEDICINA COMUNITARIA tenga su tiempo dentro del sistema sanitario”, reclamó Cabrera. “Es hora de dotar a los centros de salud de una reestructuración, un nuevo modelo”, añadió. 

Y detalló el Vocal del Colegio que “para ello, es preciso disponer de un soporte hospitalario diferenciado, una historia clínica unificada, no encontrarse trabas para peticiones de técnicas especiales restringidas a la medicina hospitalaria en el diagnóstico de las enfermedades de alta prevalencia y poder hacer un seguimiento completo del paciente”. 

“Estamos convencidos de que el fortalecimiento de la atención primaria de la salud desde la perspectiva comunitaria es el enfoque más dinamizador, eficaz y efectivo para la mejora de la salud física y mental de las personas, así como su bienestar social, y que la atención primaria de la salud es la piedra angular de un sistema de salud sostenible”, concluyó Pedro Cabrera.

Tras los históricos modelos como los ambulatorios, primero, y los actuales centros de salud, “ha llegado el momento de evolucionar a un nuevo modelo de centros de salud, una tercera generación”, concluyó Juan Ignacio Pintado. 

COM La Rioja recuerda que la pasión por AP no puede ser pasajera

Este 11 de abril celebramos el Día Nacional de la Atención Primaria bajo el lema “Pasión por la Primaria” y seguramente sean muchos los compañeros, colectivos y algún que otro político, por aquello del horizonte electoral, el que se sume a esta campaña para reclamar una Atención Primaria de calidad. Pero permitidnos recordar que la pasión por nuestra AP no puede ser pasajera, ni estar a merced de voluntades de unos signos y otros. Tiene que ser una enseña a blindar a través de un pacto de estado al margen de intereses partidistas. 

Si echamos la vista atrás, no hay ni un solo escenario en el que los médicos no nos estemos dejando la piel a pesar de sentir las repercusiones del abandono de nuestra Atención Primaria. La política de recursos humanos cortoplacista a la que estamos acostumbrados desde instancias nacionales nos lleva en muchos casos al extremo de la sobrecarga, la precariedad y la temporalidad. Razón por la que algunos profesionales optaron por volar del nido para probar en otros rincones del mundo. La pescadilla que se muerde la cola. 

Estamos hablando de salud y de bienestar social, puesto que son los médicos de familia y pediatras los que deben liderar la organización y la gestión de los recursos sanitarios. No es por lo tanto descabellado pedir que el 25% del presupuesto de sanidad se destine a la Atención Primaria, que se invierta en personal, en material, en dotación tecnológica y sustituciones. Tampoco lo es pedir contratos anuales que dignifiquen la profesión y, por supuesto, la atención al paciente. La Atención Primaria debe tener un entorno profesional y laboral atractivo porque, tengan en cuenta que, sin la ayuda de todos los profesionales de la salud y su espíritu de superación, no conseguiríamos que el sistema sanitario funcionase. 

Si la Atención Primaria es el eje del sistema sanitario, sus profesionales son el principal sustento. Se exige a los médicos una formación continuada de la que presumimos ante los logros pero que se olvida del día a día. De esas denuncias de consultas saturadas y de la sobrecarga y excesiva burocracia que, aún soportándola, no consigue mellar la calidad asistencial. Necesitamos conseguir al menos 10 minutos por paciente. Lo necesario para realizar una buena anamnesis, exploración, solicitud de pruebas complementarias, diagnóstico y tratamiento. Tan necesario es la formación como dejarnos aplicar los conocimientos que adquirimos en ella. Sin un tiempo digno, no podremos seguir tratando a los pacientes como lo que son: personas que acuden a nosotros con preocupaciones.

Si una vivienda no se edifica de la noche a la mañana, un libro no se escribe sin reflexión o un programa electoral no lo firma una sola persona, por favor no precaricen la profesión sanitaria. Evitemos que este deterioro afecte a profesionales, que han llegado a sufrir agresiones por el malestar generado; y a pacientes que esperan de su médico el mejor trato.

Permitidnos también recordarles que si algo no nos ha faltado a los médicos en estos tiempos de penumbra ha sido precisamente pasión. Llevamos toda nuestra carrera cuidando de la salud de la sociedad. Es hora de que se cuide la salud de la Atención Primaria. Es momento para que nos demostréis vuestra pasión. 

COM Guadalajara explica los motivos por los que sienten orgullo por AP

El Colegio de Médicos de Guadalajara se sumó a la celebración del Día Nacional de la Atención Primaria y lo hace con un vídeo en el que los médicos de AP que integran su junta directiva recuerdan los motivos por los que sienten #pasiónporlaprimaria

Campaña de educación sanitaria del COM Navarra en colaboración con sociedades científicas

Con motivo de la celebración del Día de la Atención Primaria el Colegio de Médicos de Navarra lanzó la PÍLDORA: MÉDICOS DE FAMILIA: ESPECIALISTAS EN PERSONAS, en colaboración con la Sociedad Navarra de Medicina de Familia y Atención Primaria (namFYC).

La Dra. Patricia Alfonso, presidenta de la Sociedad Navarra de Medicina de Familia y Atención Primaria (namFYC), habla en esta píldora para la salud #pildorasparalasalud de los médicos especialistas en Medicina de Familia, que trabajan en los centros de salud, y que son los profesionales que acompañan a las personas prácticamente durante toda su vida, excepto en la edad infantil. “Somos especialistas en personas, no solo nos interesa el motivo de su consulta, también su situación laboral, personal, emocional. Somos los médicos que estamos más cerca de los pacientes y ellos confían en nosotros. No hay enfermedades hay enfermos”.

Patricia Alfonso explica que “cada uno de nosotros somos responsables de nuestra salud, no solo el Sistema Sanitario –que también-. Cada día las personas tenemos la opción de elegir hábitos de vida saludables: dieta equilibrada, hacer ejercicio, no fumar, no beber alcohol, utilizar fotoprotector, etc… Optar por buenos hábitos de vida es nuestra responsabilidad”.

La Dra. Alfonso también se refiere en esta entrevista a los procesos de enfermar que los profesionales llaman “autolimitados”. Son aquellos cuadros que por sí solos se van a resolver en un corto espacio de tiempo, con “hidratación, reposo relativo y, si hiciera falta, algún analgésico”. 

Es decir, “se curan con un poco de paciencia y sentido común. Tal es el caso de los catarros, gastroenteritis, golpes, picotazos…  En todos estos cuadros,  si se acude al médico al inicio del proceso, el Sistema Sanitario va aportar muy poco y, en ocasiones, lo único que se consigue es tratar estos procesos de forma innecesaria. Así que hay que esperar un poco, y si en dos o tres días no hay mejoría o se produce un empeoramiento, entonces sí que hay que acudir a nuestro médico”.

El Colegio de Médicos de Pontevedra se suma a las reivindicaciones de los médicos de Atención Primaria

El Colegio de Médicos de Pontevedra se ha sumado a las reivindicaciones profesionales que han planteado los médicos de Atención Primaria, con motivo de la celebración, del Día de la Atención Primaria promovido por el Foro de Médicos de Atención Primaria. En este sentido, el Colegio de Médicos de Pontevedra quiere hacer público su apoyo a las demandas de índole laboral que han realizado estos profesionales, y ofrece la mayor  y ofreciendo la mayor colaboración a la Administración Sanitaria para implementar una serie de medidas que consideramos resultan necesarias y urgentes.

El deterioro de la Atención Sanitaria, en general, y la Primaria en particular, consecuencia sin duda de los recortes sanitarios acontecidos en los últimos años, ha sido objeto de tratamiento y discusión en cuatro Mesas de trabajo celebradas en el 2016, en las que participaron  la Administración Sanitaria de Galicia, los Colegios de Médicos y las Sociedades Científicas de Atención Primaria en el año 2.016. En aquellas reuniones de trabajo, los profesionales plantearon una serie de medidas plasmadas en un documento de consenso, que era necesario articular dentro de una política de reordenación para la Atención Primaria. El tiempo ha pasado, más de tres años, y  la falta de avances en la implementación de dichas medidas ha provocado que la situación haya evolucionado hacia un mayor deterioro, que está impidiendo la práctica profesional en el máximo nivel de excelencia, tal y como deseamos el colectivo médico y además  nos demanda la ciudadanía.

Resulta necesario para este Colegio un esfuerzo adicional en la política de Recursos Humanos, especialmente en lo que afecta a nuevas contrataciones y jubilaciones, de forma que se que garantice la fidelización de los profesionales al Sistema, dotándoles de las mejores condiciones para su desempeño profesional, siempre en el marco de los debidos acuerdos con los interlocutores sociales y de la forma que regula el marco jurídico. En este contexto, el incremento de las plazas de formación, paralelamente al empoderamiento de los tutores docentes, demandado periódicamente por las organizaciones profesionales, es una cuestión que no admite mayor demora.

La homogeneización del petitorio de pruebas a Atención hospitalaria para los diferentes Centros de Salud es otra herramienta que este Colegio considera necesaria para facilitar la buena práctica profesional del médico de Primaria. La gestión proactiva de las agendas de citación desde las Jefaturas de Servicio de los Centros de Salud redundará, sin duda, en una mayor eficiencia de la asistencia prestada y agilizará la respuesta del sistema, que además debe apoyarse en una mayor agilidad de los procesos diagnósticos compartidos a través de la telemedicina, con un control sobre tiempos de respuesta en las consultas planteadas desde el primer nivel asistencial.

Finalmente este Organismo considera que debe afrontarse, y a la mayor brevedad, una modificación del Organigrama jerárquico de las estructuras organizativas de gestión integrada con el objetivo de dotar a las Direcciones de  Atención Primaria de las capacidades para ejercer potestativamente la gestión funcional de los Centros de Salud, y estableciendo un presupuesto propio para Atención Primaria, facilitando ello una optimización y respuesta de las necesidades.