Domingo, 16 Junio 2019

Agresiones en el ámbito sanitario

Los Colegios de Médicos de Baleares y Cádiz condenan las agresiones sufridas en una asistencia a domicilio y en un centro de salud

El Colegio de Médicos de Baleares condenó la agresión sufrida por un médico de Inca que fue amenazado y atacado por un paciente en su domicilio, mientras que el Colegio de Médicos de Cádiz hizo lo propio tras un intento de agresión con arma blanca contra una médico del centro de salud de San Benito, en Jerez

Palma / Cádiz 10/06/2019 medicosypacientes.com
Agresiones en Baleares y Cádiz.

El Colegio de Médicos de Baleares expresó su condena por la agresión a un médico de guardia del PAC de Inca, que sufrió amenazas y agresión física. El médico, que se desplazó hasta el domicilio de un paciente junto a un enfermero, sufrió los insultos y amenazas del enfermo cuando se disponía a atenderlo. Primero comenzó a golpearle con una botella de cristal, lo que le produjo diversas contusiones y la rotura de las gafas y, acto seguido, el paciente amenazó al facultativo con una pistola, que posteriormente se comprobó que era simulada. 

La presidenta del COMIB, la Dra. Manuela García Romero, hizo llegar el apoyo de la institución colegial al médico agredido y volvió a mostrar su rechazo y repulsa por este nuevo ataque a profesionales sanitarios. Los hechos, ocurridos en Inca, fueron puestos en conocimiento de la policía por el médico atacado, que interpuso una denuncia contra el agresor por lesiones y amenazas. 

La institución colegial se personará como acusación particular ante este nuevo ataque, en defensa del colegiado agredido. El Observatorio de Agresiones del COM Baleares recogerá este nuevo caso de violencia contra un profesional y efectuará un seguimiento del mismo, como hace habitualmente cuando tiene conocimiento de actos violentos contra médicos. La agresión a un profesional de la sanidad pública en ejercicio de sus funciones está tipificada como atentado a la autoridad en el Código Penal, con penas de hasta 4 años de cárcel.

La agresión a un profesional de la medicina rompe la confianza necesaria para garantizar una asistencia sanitaria adecuada. Por este motivo, la corporación balear considera que, como organización representativa de los médicos, ha de intervenir para intentar evitar que estos sucesos violentos se vuelvan a repetir.

Agresión en Jerez

Por otro lado, ante las informaciones aparecidas en medios en las que se recoge el intento de agresión con arma blanca sufrido el pasado viernes por una médico del centro de salud de San Benito en Jerez, el Colegio de Médicos quiso una vez más condenar y expresar su enérgica repulsa ante un nuevo acto de violencia del que es víctima un profesional de la salud en el ejercicio de su labor asistencial y que lamentablemente viene a incrementar el número de episodios violentos registrados en los centros sanitarios de la provincia en las últimas semanas.

Desde el Colegio de Médicos se instó nuevamente a revisar y mejorar las medidas de actuación preventiva y de protección en los centros que permita al personal sanitario desarrollar su labor en un entorno de seguridad profesional. Al mismo tiempo se hace necesario extender a toda la población la concienciación de que respetar a los profesionales sanitarios es cuidar de la salud de todos, un compromiso que compete a todos los agentes de salud y a la sociedad misma y que haga efectiva la tolerancia cero contra las agresiones a los profesionales de la salud.

Del total de 45 denuncias por agresión a médicos de la provincia durante el pasado año, 24 de ellas se interpusieron por colegiadas. El Colegio de Médicos reiteró la importancia de que el profesional denuncie cualquier agresión de la que sea víctima, tanto física, ya sea consumada o en grado de tentativa, o verbal, en forma de insultos o amenazas por parte de pacientes o acompañantes.