Campaña medicina rural

Sábado, 13 Agosto 2022

Los autores del estudio sobre las posibles ineficacias de ciertas técnicas de rehabilitación responden a la SERMEF: “¿Debe basarse la Medicina en la evidencia científica o en intereses económicos?”

26/02/2012

En respuesta al comunicado emitido por la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) en relación al estudio sobre las posibles ineficacias de ciertas técnicas de rehabilitación, los autores de este trabajo consideran que “no es lícito intentar tergiversar los resultados de un estudio científico con opiniones carentes de fundamento, para seguir facturando por tecnologías inútiles"

Madrid, 27 de febrero 2012 (medicosypacientes.com)

En respuesta al comunicado emitido por la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) en relación al estudio sobre las posibles ineficacias de ciertas técnicas de rehabilitación (ver "MedicosyPacientes", en su edición del 16-2-12), los autores de este trabajo consideran que “no es lícito intentar tergiversar los resultados de un estudio científico con opiniones carentes de fundamento, para seguir facturando por tecnologías inútiles”.

Puntualizan que el estudio no afirma que el 60% de los recursos que el Sistema Nacional de Salud (SNS) invierte en rehabilitación, son inútiles. La realidad, según exponen, es que el 60% de lo que el Servicio Canario de Salud invirtió entre 2004 y 2007 en rehabilitación a través de clínicas concertadas, se destinó a tratamientos que carecían de fundamento científico; lo que se destinó a tratamientos comprobadamente ineficaces representó el 27,5%. Este hecho puede comprobarse en: http://www.biomedcentral.com/1471-2474/12/287/abstract

Precisan que el análisis de la evidencia científica en la que se basó la clasificación de las técnicas terapéuticas no está sesgado, ya que, como explican, "la clasificación se basó en revisiones sistemáticas y guías de práctica clínica basadas en la evidencia científica que se evaluaron y seleccionaron con acuerdo a criterios que se describen exhaustivamente en el apartado de 'métodos' del artículo y se analizan en el de 'discusión', junto con las implicaciones de la metodología usada".

Niegan, por otra parte, que el segundo autor (que ni es rehabilitador, ni trabaja en Canarias) tuviera conflictos de interés con relación a este estudio, así como que proponga como alternativa una técnica de uso restringido a él mismo y que nadie externo ha tenido la oportunidad de aplicar o evaluar”. Y también, que el estudio plantee “trasladar el dinero público a una técnica desarrollada y comercializada en exclusiva por alguno de los autores, y que no permite que otros profesionales utilicen. En realidad, según exponen, "el artículo recomienda desinvertir los recursos destinados a procedimientos carentes de fundamento científico y reinvertirlos en tratamientos comprobadamente eficaces".

Los autores del estudio explican que han utilizado las estimaciones más conservadoras "para calcular el porcentaje de recursos públicos destinados a terapias carentes de fundamento científico, así como que los expertos internacionales que han revisado el estudio han recalcado su valor para mejorar la práctica clínica de la rehabilitación. Ambos hechos, añaden, pueden comprobarse en http://www.biomedcentral.com/1471-2474/12/287/abstract

Consideran, asimismo, que "si los autores del comunicado de la SERMEF realmente tienen algún motivo lícito para dudar de la fiabilidad de sus resultados, deberán usar el cauce que los profesionales respetamos: dirigirse a la revista científica que lo publicó, señalando los aspectos metodológicos que pudieran cuestionarlos y que, hasta ahora, han pasado desapercibido a sus autores, los revisores de la revista, y los miembros de la comunidad científica internacional que lo han leído. De lo contrario, intentar negar la evidencia ante la opinión pública sin respaldar científicamente su postura, puede cuestionar su propia seriedad y, al hacerlo en nombre de la SERMEF, llegar a comprometer injustamente el merecido prestigio de la especialidad".

Finalmente, y en opinión de los firmantes de esta respuesta, “los autores del comunicado de la SERMEF no desvelan sus conflictos de interés. No obstante, sus afirmaciones sugieren que, además de incluir a excelentes rehabilitadores que desempeñan una labor encomiable aplicando tratamientos de sólido fundamento científico, la SERMEF también incluye a quienes pretenden seguir aplicando procedimientos que este estudio ha identificado como demostradamente carentes de eficacia. Eso podría explicar que el comunicado de la SERMEF haya recurrido a falsas afirmaciones para intentar cuestionar un estudio realizado con acuerdo a los estándares científicos más exigentes, y refrendado mediante su publicación en una relevante revista científica internacional”.

La respuesta íntegra al comunicado de la SERMEF se puede consultar a pie de página.