Campaña medicina rural

Martes, 9 Agosto 2022

Los antioxidantes siguen sin mostrar eficacia para reducir el riesgo global de cáncer

31/12/2008

Según los autores de un artículo publicado en la revista 'Journal of the National Cancer Institute', estos suplementos no suponen un beneficio en la prevención primaria de la incidencia del cáncer o de la mortalidad derivada de la enfermedad

Madrid, 2 enero 2009 (Europa Press)

Las mujeres que tomaron betacaroteno, vitamina C o E o una combinación de estos suplementos tenían un riesgo similar de cáncer que aquellas que no tomaron los antioxidantes, según un estudio de la Escuela de Medicina de Harvard y el 'Brigham and Women's Hospital' en Boston (Estados Unidos). La investigación se publica en la revista Journal of the National Cancer Institute (JNCI).

Los estudios epidemiológicos han sugerido que las personas con dietas altas en frutas y vegetales, y por ello en antioxidantes, podrían tener un menor riesgo de cáncer. Sin embargo, no se han conseguido resultados concluyentes en los estudios realizados para aclarar este supuesto efecto beneficioso.

Los científicos, dirigidos por Jennifer Lin, evaluaron el impacto de suplementos de antioxidantes sobre la incidencia del cáncer en un ensayo aleatorio controlado. En él participaron 7.627 mujeres que tenían un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y que fueron asignadas a tomar vitamina C, vitamina E o betacaroteno.

Los investigadores no descubrieron ningún beneficio sobre el riesgo de cáncer derivado del consumo de los antioxidantes después de un seguimiento de más de 9 años. Un total de 624 mujeres desarrollaron cáncer y 176 murieron por esta causa durante el periodo de seguimiento. En comparación con el placebo, el riesgo relativo de un nuevo diagnóstico de cáncer era de 1,11 en mujeres que tomaron vitamina C, 0,93 en las que consumieron vitamina E y de 1 en aquellas que siguieron un tratamiento con betacarotenos.

Según explican los autores, estos suplementos no suponen un beneficio en la prevención primaria de la incidencia del cáncer o de la mortalidad derivada de la enfermedad. Los investigadores señalan que ni la duración del tratamiento ni la combinación de los tres antioxidantes tuvo efectos sobre los episodios de cáncer fatales o no.

Demetrius Albanes, del Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos, revisa en una editorial los datos de ensayos anteriores que examinaron el uso de suplementos y la incidencia del cáncer. Albanes señala que aunque los datos del estudio de Lin son negativos porque no indican una disminución del riesgo de cáncer, aportan una importante información: una tendencia a la reducción en el cáncer de colon con los suplementos de vitamina E, algo que se ha descubierto en otros estudios. Además, el consumo de betacarotenos se asoció con un modesto exceso en el cáncer de pulmón, un dato consistente con anteriores investigaciones.

Más información: