Martes, 19 Marzo 2019

Primera Conferencia Internacional de Seguridad Alimentaria

Líderes mundiales instan a una mayor cooperación internacional para frenar los efectos provocados por alimentos en mal estado

Se necesita una mayor cooperación internacional para evitar que los alimentos inseguros y en malas condiciones sean causa de mortalidad y de problemas de salud y obstaculicen el progreso hacia el desarrollo sostenible, según reclamaron líderes mundiales en la sesión inaugural de la Primera Conferencia Internacional de Seguridad Alimentaria, que se celeba estos días en Addis Abeba, Etiopía

Madrid 12/02/2019 medicosypacientes.com
Alimentos contaminados causan unos 420 000 fallecimientos anuales.
El encuentro ha sido organizado, entre otros, por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial del Comercio (OMC). Se trata de la primera vez que se unen tres organizaciones internacionales, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial del Comercio (OMC-WTO), para hablar del futuro de la inocuidad alimentaria, en este caso bajo el paraguas de la Unión Africana (AU).
 
Decidir las medidas y estrategias fundamentales para dar respuesta a los desafíos mundiales presentes y futuros que plantea la inocuidad alimentaria así como fortalecer el compromiso al más alto nivel político con la mejora de la inocuidad alimentaria en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, son algunos de los objetivos del encuentro que se celebra estos días.
 
Los alimentos contaminados con bacterias, virus, parásitos, toxinas o sustancias químicas causan que más de 600 millones de personas se enfermen y 420 000 mueran en todo el mundo cada año. Enfermedades vinculadas a la inseguridad alimentaria sobrecargan los sistemas sanitarios y perjudican las economías, el comercio y el turismo.
 
Los cambios constantes en el clima, la producción mundial de alimentos y los sistemas de suministro afectan a los consumidores, a la industria y al planeta en sí: los sistemas de seguridad alimentaria deben seguir el ritmo de estos cambios. La carga de alimentos inseguros afecta desproporcionadamente a las personas vulnerables y marginadas y plantea desafíos de sostenibilidad y desarrollo. A pesar del creciente reconocimiento del papel fundamental que desempeña la seguridad alimentaria en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y los principales objetivos del Decenio de Acción de las Naciones Unidas sobre Nutrición.
 
El impacto de los alimentos inseguros cuesta a las economías de ingresos bajos y medianos alrededor de 95 mil millones de dólares en pérdida de productividad cada año. Debido a estas amenazas, la inocuidad de los alimentos debe ser un objetivo primordial en cada etapa de la cadena alimentaria, desde la producción hasta la cosecha, el procesamiento, el almacenamiento, la distribución, la preparación y el consumo, destacaron los participantes en la conferencia.
 
"La asociación entre la Unión Africana y las Naciones Unidas ha sido de larga data y estratégica", dijo Moussa Faki Mahamat, presidenta de la Comisión de la Unión Africana. “Esta conferencia sobre seguridad alimentaria es una demostración de esta asociación. Sin alimentos seguros, no es posible lograr la seguridad alimentaria ", dijo. 
 
Para el director General de la FAO, esta conferencia "es una gran oportunidad para que la comunidad internacional fortalezca los compromisos políticos y participe en acciones clave. Salvaguardar nuestra comida es una responsabilidad compartida. Todos debemos jugar nuestro papel. "Debemos trabajar juntos para ampliar la seguridad alimentaria en las agendas políticas nacionales e internacionales", señaló.
 
"Los alimentos deben ser una fuente de nutrición y disfrute, no una causa de enfermedad o muerte", indicó el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus,  “Los alimentos inseguros son responsables de cientos de miles de muertes cada año, pero no han recibido la atención política que merecen. Asegurar que las personas tengan acceso a alimentos seguros requiere una inversión sostenida en regulaciones, laboratorios, vigilancia y monitoreo más estrictos. En nuestro mundo globalizado, la seguridad alimentaria es un problema de todos".
 
La seguridad alimentaria es un elemento central de la salud pública y será crucial para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 ", dijo el director general de la OMC, Roberto Azevedo. "El comercio es una fuerza importante para sacar a la gente de la pobreza, cuando nos reunamos nuevamente en Ginebra en abril, consideraremos estos temas con mayor profundidad", agregó.
 
Alrededor de 130 países participan en la conferencia, incluidos los ministros de agricultura, salud y comercio junto con expertos científicos líderes, agencias asociadas y representantes de consumidores, productores de alimentos, organizaciones de la sociedad civil y el sector privado. 
 
Durante la conferencia se pretende identificar acciones clave que garanticen la disponibilidad y el acceso a alimentos seguros ahora y en el futuro. Esto requerirá un compromiso reforzado al más alto nivel político para ampliar la seguridad alimentaria en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. 
 
Transformación de los sistemas alimentarios
 
Los avances tecnológicos, la digitalización, los nuevos alimentos y los métodos de procesamiento brindan una gran cantidad de oportunidades para mejorar simultáneamente la seguridad de los alimentos y mejorar la nutrición, los medios de vida y el comercio. Al mismo tiempo, el cambio climático y la globalización de la producción de alimentos, junto con una creciente población mundial y una creciente urbanización, plantean nuevos desafíos para la seguridad alimentaria. Los sistemas alimentarios se están volviendo aún más complejos e interconectados, borrando las líneas de responsabilidad regulatoria. Las soluciones a estos problemas potenciales requieren una acción internacional intersectorial y concertada. 
 
Un tema central de la conferencia es que los sistemas de inocuidad de los alimentos deben adaptarse a la manera en que se producen y consumen los alimentos. Esto requiere una inversión sostenida y enfoques multisectoriales coordinados para la legislación regulatoria, capacidades de laboratorio adecuadas y programas adecuados de vigilancia de enfermedades y monitoreo de alimentos, todos los cuales deben contar con el apoyo de tecnologías de la información, información compartida, capacitación y educación.
 
Finalmente, se elaborará una declaración política de alto nivel que aboga por una colaboración y un apoyo mejor y mejor coordinados para mejorar la seguridad alimentaria a nivel mundial.
 
Estas reuniones se enmarcan en la Resolución aprobada en la 70 Asamblea General de Naciones Unidas, sobre el "Decenio de las Naciones Unidas de Acción sobre la Nutrición (2016‑2025)”, en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.