Campaña medicina rural

Sábado, 13 Agosto 2022

Las vacunas y la higiene podrían detener muertes por diarrea

15/10/2009

Alrededor de 1,5 millones de niños mueren cada año por diarrea (más que por sida, malaria y sarampión juntos) ya que en los países en desarrollo sólo el 39 por ciento de los niños que padece la condición recibe el tratamiento adecuado, indica un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)

Madrid, 16 de octubre 2009 (medicosypacientes.com)

La diarrea provoca una de cada cinco muertes infantiles en todo el mundo, pero el acceso a las vacunas adecuadas en África y Asia podría ayudar a salvar muchas vidas, según un estudio elaborado por dos agencias de las Naciones Unidas.

Alrededor de 1,5 millones de niños mueren cada año por diarrea -más que por sida, malaria y sarampión juntos- ya que en los países en desarrollo sólo el 39 por ciento de los niños que padece la condición recibe el tratamiento adecuado, indicó un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Las vacunas contra el rotavirus, la principal causa de gastroenteritis severa con vómitos y diarrea en los bebés y los niños, así como las mejores condiciones sanitarias y la hidratación adecuada ayudarían a solucionar el problema, señalaron los organismos de la ONU.

El rotavirus es la causa de alrededor del 40 por ciento de los ingresos por diarrea en los niños de menos de 5 años de todo el mundo, según el reporte. Y la vacunación contra este virus ha sido recomendada recientemente para todos los programas nacionales de inmunización.

Sólo unos pocos planes, en su mayoría en los países desarrollados y ricos, incluyen la vacuna para el rotavirus en los calendarios infantiles de rutina.

No obstante, la OMS ha estado trabajando para que dos vacunas -'Rotateq' de Merck & Co y 'Rotarix' de GlaxoSmithKline- estén más disponibles en las naciones en desarrollo. "La aceleración de su introducción en Africa y Asia, donde la carga del rotavirus es mayor, debe convertirse en una prioridad internacional", añadió el informe.

El escrito también señaló que dos de los pilares del tratamiento para la diarrea, como los suplementos de zinc y las sales de rehidratación oral, aún son difíciles de adquirir en muchos de los países más pobres.

"Sabemos lo que funciona para reducir las muertes infantiles por diarrea y qué acciones generarán una disminución final en la carga de diarrea", indicaron en un comentario en la revista médica 'The Lancet' Tessa Wardlaw, de UNICEF, y Elizabeth Mason, de la OMS.

"Necesitamos hacer de la prevención y el tratamiento de la diarrea una tarea de todos, desde las familias y las comunidades hasta los líderes de Gobierno y la comunidad global", añadieron.

Más del 80 por ciento de las muertes infantiles por diarrea se producen en Africa y el sur de Asia y sólo 15 países representan casi tres cuartos de todos los decesos anuales por la enfermedad en niños de menos de 5 años. India posee el mayor número de fallecimientos anuales, con 386.600.

El informe estableció un plan de acción para tratar de prevenir más muertes infantiles por diarrea y destacó que medidas sencillas, como alentar el lavado de manos, promover la lactancia materna de los bebés pequeños y evitar la defecación en zonas abiertas, eran cruciales.

"Casi una de cada cuatro personas de países en desarrollo practica la defecación en lugares abiertos", indicaron los autores. "Y pese a cierto avance reciente, sólo el 37 por ciento de los bebés en los países en desarrollo son amamantados exclusivamente durante los primeros seis meses", agregaron.

Alrededor del 88 por ciento de las muertes por diarrea en el mundo se deben al agua contaminada y la mala sanidad e higiene, añadieron los expertos.