Campaña medicina rural

Viernes, 12 Agosto 2022

Las personas con carácter perfeccionista y rígido pueden tener más facilidades para desarrollar párkinson

24/04/2009

El uno por ciento de la población mayor de 60 años padece la enfermedad de Parkinson. A pesar de que los pacientes con párkinson cada vez viven mejor, conforme la enfermedad avanza y aparecen síntomas poco tratables, el deterioro es notable y consecuentemente, también el de sus cuidadores

Benalmádena (Málaga), 24 de abril 2009 (medicosypacientes.com)

Coincidiendo con la reciente celebración del Día Mundial del Párkinson, el Área de Neurociencias del Hospital Xanit Internacional ha celebrado el I Encuentro de Pacientes con Parkinson, en colaboración con la Concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento de Benalmádena, con el fin de acercar y compartir la realidad de estos pacientes y sus familiares.

Según ha explicado el Dr. Víctor Campos, responsable del Área de Neurociencias de este hospital, diversos estudios inciden en el hecho de que el paciente con párkinson “suele tener un carácter peculiar, perfeccionista y rígido en sus convicciones, aunque ‘personalidad parkinsoniana’ no está del todo definida”.

Un aspecto clave en la vida de estos pacientes es la calidad de vida que tienen tanto ellos como sus familiares. No obstante, “cada vez viven mejor, aunque conforme la enfermedad avanza y aparecen síntomas poco tratables, el deterioro puede ser notable y consecuentemente también el de sus cuidadores, por lo que precisan ayuda para las actividades de la vida diaria (aseo, vestido, alimentación…)”, apunta el Dr. Campos.

En este entorno, las asociaciones de pacientes juegan un papel decisivo en la vida de estos pacientes y en la de sus familiares, puesto que facilitan las terapias complementarias (logopedia, fisioterapia, rehabilitación…), apoyan a los familiares y pacientes en el plano psicológico y emocional y estimulan la investigación y el buen hacer de los profesionales implicados en esta patología.

Asimismo, son además capaces de “implicar a agentes sociales locales (ayuntamientos, asociaciones de vecinos…) en la atención global de estos pacientes”, matiza el Dr. Campos.

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurológico, crónico y degenerativo que afecta al sistema nervioso central y cuyos principales síntomas son la pérdida de control de movimiento, rigidez muscular y problemas de equilibrio y coordinación.

La prevalencia de este trastorno neurológico -que en Andalucía afecta a más de 8.000 personas y en la provincia de Málaga a cerca de 1.500- ha aumentado en los últimos años, como consecuencia del envejecimiento de la población, de hecho, el 1% de la población mayor de 60 años padece esta patología.

Enlaces relacionados: