Campaña medicina rural

Lunes, 8 Agosto 2022

Las Organizaciones médicas de España y Portugal acuerdan estrategias comunes ante la insuficiencia financiera de sus respectivos sistemas sanitarios

18/12/2011

Delegaciones de la Organización Médica Colegial de España y de la Ordem dos Medicos de Portugal, encabezadas por sus presidentes, los doctores Juan José Rodríguez Sendín, y José Manuel Silva, respectivamente, se reunieron el pasado viernes en Lisboa para acordar una serie de estrategias comunes ante la insuficiencia financiera de sus respectivos sistemas sanitarios. La reunión, en la que también participaron, por parte de la OMC, el vicepresidente, el secretario general y el vicesecretario, los doctores Ricard Gutiérrez, Serafín Romero y Jerónimo Fernández Torrente, concluyó con la firma de “La Declaración de Lisboa: Compromisos y Exigencias de la Profesión Médica ante la Insuficiencia Financiera de Nuestros Sistemas Nacionales de Salud”

Madrid, 12 de diciembre 2011 (medicosypacientes.com)


Delegaciones de la Organización Médica Colegial de España y de la Ordem dos Medicos de Portugal, encabezadas por sus presidentes, los doctores Juan José Rodríguez Sendín, y José Manuel Silva, respectivamente, se reunieron el pasado viernes en Lisboa para acordar una serie de estrategias comunes ante la insuficiencia financiera de sus respectivos sistemas sanitarios. La reunión, en la que también participaron, por parte de la OMC, el vicepresidente, el secretario general y el vicesecretario, los doctores Ricard Gutiérrez, Serafín Romero y Jerónimo Fernández Torrente, además del responsable del Área Internacional, el doctor José Ramón Huerta, concluyó con la firma de “La Declaración de Lisboa: Compromisos y Exigencias de la Profesión Médica ante la Insuficiencia Financiera de Nuestros Sistemas Nacionales de Salud”, un documento que pone de relieve la contribución de los profesionales de la salud a la situación sanitaria actual y en el que también se reivindican una serie de garantías a favor tanto de los pacientes como de los propios profesionales.

Ambas corporaciones, como reza la Declaración, si bien consideran necesaria la toma de medidas que hagan posible la financiación suficiente de los Sistemas Nacionales de Salud de España y de Portugal, dados los problemas de sostenibilidad que afectan a sus SNS, defienden, por otra parte, que se realicen bajo una serie de condiciones, tales como que no deben afectar a la calidad y seguridad de la atención sanitaria que se dispensa a la población; no deben asumirlas de forma exclusiva ni los pacientes ni los profesionales sanitarios; deben tener en cuenta los intereses de los pacientes así como las propuestas de los profesionales de la salud; deben priorizar reformas y medidas estructurales, como cambios en los modelos  retributivos, que consideren aspectos como competencia, compromiso y actitudes; y han de tener carácter finalista, y financiar unos Sistemas Nacionales de Salud universales, equitativos y solidarios.

Las corporaciones española y portuguesa advierten, por otra parte, de que los recortes y medidas exclusivamente economicistas “llevarán a una asistencia sanitaria para ricos y otra para pobres”, que provocarían un retroceso notable sobre los logros obtenidos en el estado del bienestar". 

Además de apostar por un modelo asistencial basado en la atención de crónicos y donde el médico asuma la responsabilidad de una gestión clínica compartida con el resto de los profesionales sanitarios, ambas organizaciones médicas se muestran  dispuestas y comprometidas en colaborar en las reformas organizativas que estos Sistemas precisan así como en la correcta utilización de terapias y tecnologías donde el control del gasto farmacéutico tiene especial relevancia.

En el documento solicitan de los poderes políticos que respondan adecuadamente a su obligación moral con la sociedad y lideren un proyecto dinámico y transformador que garantice la suficiencia asistencial, financiera, asi como su gobernabilidad, cohesión y equidad.

Finalmente, en la Declaración dejan constancia de su preocupación con el futuro de sus respectivos sistemas sanitarios y para ello ofrecen su compromiso con las necesidades del paciente y con los valores de la medicina basados en la competencia profesional, la integridad, la moralidad, el altruismo, la confidencialidad y el respeto a la intimidad y a la vida.

Durante el encuentro se analizó, además, el papel de ambas Organizaciones en el Foro Iberoamericano de Entidades Medicas (FIEM), así como las estrategias comunes a llevar a cabo en el espacio europeo. Junto a estos temas se abordaron las políticas del medicamento que se están llevando a cabo en ambos países, especialmente, las políticas de la prescripción por principio activo que dichas Organizaciones ven acertadas, aunque con las limitaciones adecuadas.

Tanto el doctor Rodríguez Sendín como el doctor Silva destacaron, finalmente, lo oportuno de estos encuentros y establecieron una propuesta de calendario de reuniones conjuntas.

Se adjunta el texto íntegro de la “Declaración de Lisboa: Compromisos y Exigencias de la Profesión Médica ante la Insuficiencia Financiera de Nuestros Sistemas Nacionales de Salud”