Domingo, 24 Septiembre 2017

Salud pública

Las olas de calor son el fenómeno meteorológico que más muertes causa en Europa

Las olas de calor han causado más muertes en Europa en las últimas décadas que cualquier otro fenómeno meteorológico extremo, según la Organización Mundial de la Salud. El golpe de calor es la complicación más grave, que se produce cuando el cuerpo humano se vuelve incapaz de controlar su temperatura, causando a menudo la muerte

Madrid 14/07/2017 medicosypacientes.com
Este tipo de calor lleva a una creciente preocupación por la salud y el bienestar de los grupos vulnerables, como los niños pequeños, los ancianos y los pacientes con enfermedades crónicas. Las olas de calor prolongadas y sostenidas también se están produciendo con mayor frecuencia en distintas partes de Europa y pueden atribuirse en gran medida al cambio climático. Se teme que su impacto aumente en el futuro, de acuerdo con el incremento previsto de las temperaturas.
 
Las fluctuaciones extremas en la temperatura exterior pueden contribuir directa e indirectamente a enfermedades cardíacas y respiratorias, particularmente entre las personas mayores, según OMS Europa.
 
El calor excesivo también puede desencadenar una variedad de enfermedades relacionadas con este fenómeno tales como deshidratación, hinchazón, mareos, calambres y golpe de calor. Precisamente, este último es la complicación más grave, que se produce cuando el organismo se vuelve incapaz de controlar su temperatura, causando a menudo la muerte.
 
Al respecto, OMS/Europa sigue apoyando a los países de la Región Europea para prevenir los efectos adversos para la salud de las olas de calor mediante la prestación de servicios de salud pública y asesoramiento técnico; apoyo al fortalecimiento de los sistemas para detectar, supervisar e informar sobre los efectos para la salud relacionados con el clima; orientación para definir criterios de acción colectiva; y evidencia de que determinadas enfermedades están relacionadas con el aumento del calor.
 
Dicha Organización también recomienda que los países, las subregiones y las ciudades elaboren y apliquen planes de acción sanitaria para prevenir, reaccionar y contener los riesgos para la salud relacionados con la subida de temperaturas.
 
Principales factores de riesgo
 
Las enfermedades relacionadas con el calor pueden afectar a cualquie persona, pero los principales factores de riesgo son la edad: las personas mayores (65 años o más) están particularmente en riesgo; la cronicidad en todos los grupos de edad; el uso de medicamentos que afectan el sistema de regulación de la temperatura en el cuerpo; y niveles más bajos de acondicionamiento físico, deshidratación persistente, fatiga extrema, etc.
 
Las condiciones de salud que pueden empeorar son las relacinadas con: obesidad; diabetes tipo 1 y tipo 2; enfermedades cardiovasculares tales como presión arterial alta; enfermedades pulmonares y respiratorias tales como asma y bronquitis crónica; enfermedad del riñon; y otras patologías crónicas, incluyendo algunos trastornos de salud mental.
 
Asesoramiento en salud pública
 
Las enfermedades relacionadas con el calor son evitables y tratables, pero pueden llegar a ser mortales si los síntomas no se abordan de manera oportuna.
 
Así, desde OMS/Europa se recomienda una serie de acciones para proteger todas las formas de enfermedades relacionadas con el calor, que incluyen:
 
Mantenerse informado sobre el clima comprobando periódicamente el pronóstico del tiempo y escuchando las recomendaciones de las autoridades;
Mantener su hogar fresco y permanecer fuera del calor;
Mantener su cuerpo fresco y bien hidratado; 
Ayudar a otros que están en riesgo.
 
En caso de padecer alguna de las enfermedades descritas anteriormente:
Aplicar las medidas de protección recomendadas;
Tomar los medicamentos según lo prescrito por el  médico; 
Mantener el (los) medicamento (s) prescrito (s) por debajo de 25 ° C o en el refrigerador (lea las instrucciones de almacenamiento en el envase).
 
Si ante un incremento de temperaturas se produce una situación de malestar:
Tratar de obtener ayuda si hay síntomas de mareado, débilidad, ansiedad, sed intensa y dolor de cabeza;
Acudir a un lugar fresco tan pronto como sea posible y medir su temperatura corporal, si es posible;
Beber un poco de agua o jugo de fruta para rehidratar;
Descansar inmediatamente en un lugar fresco si tiene espasmos musculares dolorosos (especialmente en las piernas, los brazos o el abdomen, en muchos casos después de un ejercicio prolongado) y usar bebidas hidratantes como soluciones de rehidratación oral que contienen cantidades modestas de azúcar y sales (atención médica si los calambres por calor duran más de una hora); y
Consultar al médico si siente síntomas inusuales o si los síntomas persisten.