Campaña medicina rural

Lunes, 8 Agosto 2022

Las comunidades autónomas y los ayuntamientos recibirán 35.000 millones de euros para pagar las deudas a los proveedores

05/03/2012

El Consejo de Ministros del pasado viernes aprobó una partida de 35.000 millones de euros como préstamo para que ayuntamientos y comunidades autónomas puedan pagar las facturas pendientes a proveedores. Las condiciones del plan se les especificará a las CC.AA. mañana martes durante una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera

Madrid, 5 de marzo 2012 (medicosypacientes.com)

El Consejo de Ministros del pasado viernes aprobó una partida de más de 35.000 millones de euros como préstamo préstamo sindicado a diez años, con un periodo de carencia de dos años,  y a un interés cercano al 5% para que  comunidades autónomas y  ayuntamientos puedan  resolver el problema de impagos a los proveedores. Según avanzó la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, este plan se hará extensible a las comunidades autónomas a partir del próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera, convocado para mañana martes, 6 de marzo, durante el que se les comunicará las características del mismo plan con las especificaciones que les puedan corresponder.

"Las administraciones tienen que pagar a partir de ahora puntualmente las obligaciones. Será la tónica general", explicó la vicepresidenta Soraya Saenz de Santamaría, quien argumentó que este plan de pago a proveedores es "clave" para dar confianza, y defendió esta medida como "estímulo" para la recuperación y la creación de empleo en las pymes y autónomos. Por su parte, Montoro coincidió en la "importancia" de este préstamo, al considerar que abre "una gran ventana para acometer la reforma de los servicios públicos. Poner las cuentas al día es la manera para hacer viables los servicios públicos", aseguró.

El Gobierno anunció, asimismo, la semana pasada que las corporaciones locales tendrán que suministrar al Ministerio de Hacienda con anterioridad al 15 de marzo el listado de facturas pendientes de pago con los proveedores hasta el 31 de diciembre de 2011, y antes del 31 de marzo tendrán que remitir un plan de ajuste que les permita hacer frente en el futuro al pago de dichas deudas, mecanismo que también será aplicado a las CC.AA.