Domingo, 24 Junio 2018

En el marco de una actividad formativa

La Sociedad Española de Reumatología difunde un decálogo para el cuidado de los pies de pacientes reumáticos que practican deporte

La Sociedad Española de Reumatología (SER) ha redactado un decálogo para el cuidado de los pies de pacientes con patología reumática que hacen deporte con el fin de prevenir y controlar posibles lesiones

Madrid 06/03/2018 medicosypacientes.com
Los especialistas han insistido en la importancia de que los pacientes reumáticos realicen ejercicio físico ya que, además de ser beneficioso para las articulaciones, también contribuye de manera favorable a evitar posibles comorbilidades que puedan aparecer y mejora el estado de ánimo. Sin embargo, los reumatólogos han coincidido en que la actividad física debe ser adecuada a la enfermedad de cada paciente para que no se produzca ningún daño. En este sentido, advierten que resulta fundamental prestar atención al cuidado de los pies, con el fin de prevenir y controlar posibles lesiones que podrían llegar a ser muy incapacitantes a la hora de realizar tareas cotidianas.
 
Asimismo, han señalado que la actividad física debe ser adecuada a la enfermedad de cada paciente, para que no se produzca ningún daño. En este sentido, resulta fundamental prestar atención al cuidado de los pies, con el fin de prevenir y controlar posibles lesiones.
 
Entre los consejos que los médicos han ofrecido en el decálogo, realizado con la colaboración de las especialistas Mª Pilar Macarrón Pérez; María Luz González Fernández; Margarita Blanco Hontiyuelo; y Rosario Morales Lozano, destacan recomiendaciones como acudir a revisiones, tanto del reumatólogo como del podólogo para identificar y valorar la actividad que debe realizar en función a su enfermedad; conocer el tipo de pie que se tiene y elegir el mejor calzado, que tenga una buena amortiguación y absorción.
 
De igual manera, comenzar la actividad de forma gradual; lavarse los pies y secarlos con especial cuidado entre los dedos; cortarse adecuadamente las uñas; examinar los pies tras el ejercicio, en busca de ampollas o rozaduras; consultar al especialista en caso de dolor; y, en caso de lesión, no reanudar el deporte hasta su completa resolución.
 
Se adjunta Decálogo en PDF.