Campaña medicina rural

Martes, 9 Agosto 2022

La SECPAL defiende que el modelo de prestación de cuidados paliativos ahorra recursos al sistema sanitario

10/10/2011

Con motivo del Día Mundial de los Cuidados Paliativos, celebrado este sábado, la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) ha hecho hincapié, además, en las desigualdades geográficas que sobre este tipo de atención sanitaria existen en nuestro país y que afectan especialmente a quienes viven en entornos rurales, junto a mujeres y niños

Madrid, 10 de octubre 2011 (medicosypacientes.com)
Descripción de la imagen

La Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL), que agrupa a más de 1.800 profesionales sanitarios, ha llamado la atención sobre el impacto de la enfermedad avanzada o terminal, coincidiendo con la celebración del Día Mundial de los Cuidados Paliativos, celebrado el pasado sábado.

La enfermedad terminal afecta cada año a aproximadamente uno de cada 60 hogares españoles, afectándoles como la experiencia más intensa y de mayor riesgo de sufrimiento de cuantas ocurrirán en varios años. En estas circunstancias, según Javier Rocafort, presidente de SECPAL, si no se ponen los medios adecuados, el sufrimiento puede llegar a ser intenso.

Ante un problema de tal magnitud y prevalencia (unas 250.000 personas afectadas al año y entre ellas más de 5.000 niños), los cuidados paliativos emergen como la respuesta más eficaz, constituyendo una de las disciplinas sanitarias que más y mejor han evolucionado en los últimos 20 años. “En tiempos de crisis, además, el modelo de prestación de cuidados paliativos demuestra su especial eficiencia, al lograr, como se ha demostrado en múltiples ocasiones, ahorrar recursos para el sistema sanitario, dado que estos cuidados, cuando se prestan con alta calidad, disminuyen la frecuentación de urgencias hospitalarias y comunitarias, el número y la duración de los ingresos hospitalarios, y la realización de pruebas complementarias prescindibles”, según su presidente, el doctor Javier Rocafort.

Hoy en día, y en manos de equipos expertos, está confirmada la ausencia de sufrimiento moderado o intenso durante la última fase de la vida. El dolor y otros síntomas comunes durante la fase terminal de la enfermedad pueden y deben ser controlados hasta hacerse leves y soportables, o incluso hasta desaparecer por completo, ha señalado el doctor Rocafort.

Sin embargo, y pese a la eficacia de un modelo que está perfectamente descrito, España se caracteriza por una gran variabilidad en la prestación, que genera desigualdades geográficas, y que afectan especialmente a los pacientes no oncológicos (en su mayor parte mujeres), a los niños, y a quienes viven en entornos rurales.

Precisamente, en el libro Blanco elaborado por esta Sociedad Científica, se constata la existencia de una infradotación acusada de camas de paliativos en hospitales de agudos, y sólo existen dos unidades de día para adultos y tres dispositivos de cualquier tipo para niños. Es preciso mejorar tanto en número, como en distribución y dotación de las más de 400 unidades existentes en la actualidad.

Los cuidados paliativos se definen como aquellos cuidados, generalmente sanitarios, orientados a mejorar la máxima calidad de vida posible en pacientes en situación de enfermedad avanzada o terminal, a través del alivio del sufrimiento, la comunicación exquisita y el apoyo a los familiares.