Campaña medicina rural

Viernes, 12 Agosto 2022

La representación cognitiva de la enfermedad en pacientes crónicos influye en la manera de adaptarse a ella

07/04/2010

Según una investigación llevada a cabo por la Universidad de Granada, la manera en la que se afronta la enfermedad es más activa cuando, pese a que ésta pueda tener muchas consecuencias en la vida personal, se percibe cierto control sobre la patología

Madrid, 7 de abril 2010 (medicosypacientes.com/Europa Press)

Investigadores del Departamento de Psicología Social y Metodología de las Ciencias del Comportamiento de la Universidad de Granada (UGR) han implementado una prueba que permite medir y evaluar la representación cognitiva de las enfermedades crónicas por parte de los propios afectados, lo que, para los autores de este trabajo, servirá para desarrollar tratamientos psicológicos en el ámbito clínico y de la salud mucho más efectivos para mejorar la calidad de vida de estos pacientes.

En concreto, la representación cognitiva de la enfermedad hace referencia a las ideas o creencias que las personas tienen en relación a la enfermedad que padecen en un momento determinado, según se ha explicado desde dicha Universidad.

Estas ideas se concretan en torno a cinco aspectos; en los síntomas que la caracterizan, las causas que la han provocado, las consecuencias que tiene para la vida de la persona, la manera en que ésta puede controlarse y mediante qué agentes, así como su duración y cómo va a ir evolucionando.

A juicio de los autores de esta investigación, la representación de la enfermedad "influye en la manera en que el paciente se ajusta a ésta, la afronta y convive con ella".

Aunque el trabajo se haya desarrollado con pacientes diabéticos, el objetivo final es que la prueba sea aplicable a cualquier enfermedad crónica. Así, los pacientes diabéticos que presentan un perfil que incluya mucha sintomatología, una percepción de consecuencias alta, escaso control percibido de la enfermedad así como una evolución crónica, tienen significativamente un peor funcionamiento físico, psicológico y social, así como peor salud mental, menor vitalidad y menor salud en general (física) que aquellos que representan su enfermedad de otra manera, destacan los autores.

Por otro lado, la manera en la que se afronta la enfermedad es más activa cuando se percibe que la patología tiene muchas consecuencias en la vida de la persona, pero se percibe cierto control sobre ésta. Estos resultados, entre otros, indican que se encuentran evidencias sobre la validez de las puntuaciones obtenidas con la escala desarrollada en este trabajo, lo cual es una garantía de su idoneidad.

Aunque ya existían instrumentos de evaluación sobre esta temática en el ámbito anglosajón, y algunos de ellos han sido traducidos al español por investigadores españoles, la herramienta desarrollada en la UGR es, a juicio de esta institución académica, "la más completa y fiable de las que existen hasta la fecha".

Enlaces relacionados: