Lunes, 23 Octubre 2017

Ética y Deontología

La renovación del Código Deontológico, en marcha

La Organización Médica Colegial (OMC) otorga una enorme trascendencia a su Código Deontológico, que se convierte en un compromiso ético que parte de la codificación de aquellas conductas y situaciones que son asumidas por la mayoría de la colegiación, sin quebrantar la conciencia de nadie, ni violentar los fundamentos éticos que garantizan la convivencia a partir de la pluralidad del colectivo profesional al que se dirige. Así, se trata de un instrumento que la corporación renueva periódicamente para adaptar sus principios a las realidades que demanda el contexto social. Por eso, el anuncio realizado por el Dr. Serafín Romero, presidente de la OMC, durante la celebración del IV Congreso de Deontología Médica, ha sido una de las novedades más relevantes del semestre

Madrid 28/07/2017 medicosypacientes.com / R. M. P.
Los doctores Manuel García del Río y Serafín Romero; Francisco de la Torre, y los doctores Juan José Sánchez Luque y Joaquín Fernández-Crehuet.

La importancia que la OMC presta a la Ética y la Deontología queda patente en las numerosas publicaciones, declaraciones, jornadas y congresos que realiza con el objetivo de potenciar el acercamiento de la ética y la deontología que pretende la OMC a los estudiantes de Medicina y a los ciudadanos.

IV Congreso de Deontología Médica

El IV Congreso Nacional de Deontología Médica se celebró en el Colegio de Médicos de Málaga, donde el Dr. Romero reconoció que "es necesario actualizar nuestro Código, debido a la actividad frenética de los acontecimientos".  Aseguró que es una de sus grandes  apuestas y espera poder llevarla a cabo "en uno o dos años" e hizo hincapié en que cuenta "con el compromiso de todas las comisiones nacionales y de toda la OMC".

Explicó que "tenemos un Código para lucirlo, pero es necesario hacerlo con mayor nota". Por este motivo pidió "todo el esfuerzo y la colaboración posible para que desde la OMC podamos seguir haciendo gala de un Código de nivel, que es referente en el ámbito iberoamericano y que ha dado pie a la carta de principios de la profesión médica en estos países".  También resaltó que se trata de un instrumento en el que se han basado algunas de las declaraciones que desde la Asociación Médica Mundial se han realizado en temas como la atención al final de la vida.

Además, en uno de los talleres de esta citase abordó la atención médica al final de la vida y puso de manifiesto que se trata de un proceso que es un derecho del paciente y una obligación deontológica del médico. Los expertos explicaron que es un deber ético abordar con decisión la sedación en la agonía, incluso cuando de ese tratamiento se pudiera derivar, como efecto secundario, una anticipación de la muerte.  El Dr. Jacinto Bátiz, miembro de la Comisión Central de Deontología de la Organización Médica Colegial (OMC), explicó que  los facultativos “no podemos ser indiferentes ante el dolor de los demás y hemos de comprender que para ayudar a los enfermos no es suficiente la buena voluntad o la inclinación caritativa, sino que es indispensable instruirse, informarse e ilustrarse para ser realmente útil y eficazmente competente”.

Otro asunto que se trató fue la gestación por sustitución, conocida coloquialmente como ‘maternidad subrogada’ o ‘vientres de alquiler’, un acto mediatizado por la prestación económica y que no es completamente libre, debido a que condiciona la decisión y su consentimiento, lo que resulta inadmisible desde un punto de vista ético y deontológico, según se puso de manifiesto en el IV Congreso de Deontología Médica. La gestación por sustitución es una práctica utilizada cada vez con mayor frecuencia, si bien presenta delicados matices desde el punto de vista ético, jurídico, social, económico, científico o religioso. Dado que la normativa legal penal vigente en España prohíbe y sanciona de modo expreso este tipo de práctica algunos ciudadanos optan por llevarla a cabo en otros países para satisfacer el deseo de tener hijos. Cada año, alrededor de entre 500 y 1.500 parejas españolas suscriben contratos de subrogación de útero en algunos países extranjeros, donde está regulado o permitido.

También se analizaron los aspectos deontológicos de la publicidad sanitaria, porque la valoración deontológica de la publicidad como elemento de información y promoción sanitaria depende de la veracidad y del uso que se haga de la misma, destacando el importante papel que tienen los Colegios de Médicos en la labor de vigilancia de esta herramienta.

Otro tema abordado fueron los certificados de virginidad, que no forman parte del acto médico y constituyen “una agresión de género”, según se puso de manifiesto en el IV Congreso de Deontología Médica y se analizaron los aspectos más complejos de la interculturalidad en la relación médico-paciente como la ocultación del rostro en las consultas, la mutilación genital femenina o la donación de órganos.

En el Congreso se expuso que un 62% de profesionales de Atención Primaria y un 72,5% de profesionales en hospitales en España reconocen haber experimentado ser segundas víctimas de eventos adversos de forma directa o bien referida a un colega próximo en los últimos cinco años. La probabilidad de ocurrencia de un evento adverso grave en un hospital es más elevada que en Atención Primaria, sin embargo, determinados factores como la ambulatorización del seguimiento de pacientes pluripatológicos, el manejo de fármacos de alto riesgo hace que esta probabilidad aumente y hay que tener en cuenta dichos riesgos y estar preparados y apoyados por la organización para actuar en ambos entornos hospitales y Primaria.

La clausura del Congreso corrió a cargo del Dr. Enrique Villanueva, presidente de la Comisión Central de Deontología de la OMC, que se mostró partidario de que el paciente tenga autonomía para elegir y decidir, pero no para imponer su voluntad al criterio del médico.

Convocatoria deelecciones para cubrir cinco vacantes en su Comisión Central de Deontología

El Consejo General de Colegios de Médicos (CGCOM) convocó elecciones para cubrir cinco vacantes en su Comisión Central de Deontología, próximo a finalizar el periodo para el que fueron elegidos cinco de los 12 miembros que componen actualmente dicha Comisión. Los cinco miembros a integrarse en la Comisión Central de Deontología, para un periodo de cuatro años a partir de su toma de posesión, serán elegidos por la Asamblea General del CGCOM, mediante votación, entre los aspirantes que se hayan presentado su candidatura.

Declaración de la Comisión Deontológica sobre el secreto médico

La Asamblea General de la OMC aprobó una Declaración de la Comisión Central de Deontología (CCD) sobre el secreto médico en la que se indicó que ni éste,  ni el derecho a la intimidad, ni el derecho a la confidencialidad son absolutos. La deontología, la ética, la normativa y la legislación vigentes apoyan y protegen al médico para que, en las excepciones descritas, la revelación del secreto médico no constituya motivo de falta o infracción y, sobre todo, no signifique un problema de conciencia.

En este contexto, es recomendable que se establezca un marco normativo que facilite canales de comunicación estables entre la medicina asistencial (tanto pública como privada), la medicina del trabajo y los centros de acreditación de capacidades psicofísicas, que debe entenderse no como una ruptura de la confidencialidad, sino como una ampliación del círculo de confidentes necesarios para una correcta asistencia integral al paciente y protección de la sociedad.

De este modo, la sociedad ganará confianza en sus médicos si en casos excepcionales para la protección social se ven en la necesidad de desvelar información confidencial. En la práctica se pueden plantear situaciones conflictivas con respecto al secreto médico, para cuya solución el médico debe pedir consejo al Colegio de Médicos, quien a través de su comisión deontológica podrá orientar al profesional sobre la actuación a seguir, siempre con el marco de referencia del Código de Deontología Médica.

Cuidados Paliativos OMC-SECPAL

La inclusión del derecho a la sedación siempre que esté medicamente indicada, la acreditación específica para los profesionales, la formación, la tramitación urgente de la dependencia o la planificación anticipada de los cuidados fueron las principales reivindicaciones que la Organización Médica Colegial (OMC) y la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) realizaron para que se incluyan en la  futura ley estatal del final de la vida.

El Grupo de Atención Médica al Final de la Vida de la OMC mostró su satisfacción por la iniciativa de los Grupos Parlamentarios que han presentado los proyectos para legislar en torno a la atención al final de la vida, cuestión que ya desde hace muchos años se viene reivindicando por parte de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) y apoyada por la OMC. Ambas organizaciones señalaron con claridad que esta Ley no admite más demoras.

En España hay entre 50.000 y 60.000 enfermos que cada año sufren de manera intensa y precisan los cuidados de un equipo de cuidados paliativos interdisciplinar y altamente especializado, de los cuales alrededor de 20.000 pacientes del total mencionado precisará una sedación paliativa.