Campaña medicina rural

Miércoles, 17 Agosto 2022

La rehabilitación respiratoria mejora la autoestima y la calidad de vida

29/03/2010

La educación sociosanitaria dirigida al paciente y a la familia, así como a los profesores, resulta fundamental para una rehabilitación integral del paciente. Es imprescindible concienciar a los familiares y a los pacientes, tanto niños como jóvenes, de que deben y tienen que hacer ejercicio de manera sistematizada, reentrenamiento muscular, puesto que es el responsable primero de su mejora en la calidad de vida y en la independencia

Madrid, 30 de marzo 2010 (medicosypacientes.com)

“Dificultad para respirar, tos persistente, aumento de las secreciones nasales, fiebre, fatiga en episodios repetidos en el año.” Todos estos síntomas, según María Ángeles Redondo García, médico rehabilitadora del Hospital 12 de Octubre de Madrid, pueden ser “indicios de algún tipo de neumopatía”, es decir, de una afección pulmonar.

Descripción de la imagen

Las “XV Jornadas Científicas de la Sociedad Española de Rehabilitación Infantil (SERI)”, que se han celebrado este fin de semana en el Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, han abordado el tratamiento multidisciplinar del niño con neumopatías y/o cardiopatías.

Respecto a las neumopatías, “podemos clasificarlas en dos grupos”, ha explicado la experta. “Las obstructivas, caracterizadas por una disminución del volumen de aire que movemos al respirar y un aumento del trabajo respiratorio, ‘nos cuesta respirar’; y las restrictivas, que provocan una incapacidad de los pulmones para realizar la toma de oxígeno del aire y la expulsión del anhídrido carbónico”. Entre las primeras destacan el asma bronquial, la fibrosis quística, las bronquiectasias y las neumonías. Las segundas, por su parte, incluyen bronquiolitis, enfermedades neuromusculares infantiles y el transplante pulmonar, entre otros.

“Algunas neumopatías son relativamente frecuentes, como el asma infantil, pero otras son raras, por ejemplo el ‘Duchenne’ (una distrofia muscular que afecta a un niño por cada 4500 varones nacidos vivos). En general, podemos decir que hablamos de algo menos del 10% de la población”. En cuanto a sus causas, “algunas, como las enfermedades neuromusculares, son hereditarias, otras son adquiridas”. Eso sí, en lo que al tratamiento rehabilitador se refiere, “sólo se actúa con aquellos a los que la enfermedad deja algún tipo de discapacidad o secuela; con los crónicos”, indica Redondo García.

Tratamiento multidisciplinar

“La rehabilitación respiratoria infantil (RRI) implica un equipo multidisciplinar con un objetivo común: disminuir los efectos de la neumopatía y reinsertar al niño en la vida social, familiar, y escolar, mejorando su autoestima y proporcionándole mejor percepción de calidad de vida, es decir, la rehabilitación respiratoria disminuye los efectos discapacitantes de las neumopatías”, ha indicado.

En este sentido, la RRI incluye técnicas de fisioterapia respiratoria convencionales (drenaje postural, vibraciones, percusiones, ejercicios respiratorios, maniobras favorecedoras de la tos), pero además, tratamiento farmacológico, aprendizaje de técnicas de relajación, reentrenamiento tanto de los músculos respiratorios como de la musculatura periférica, técnicas de terapia ocupacional, nutrición, y aspecto sociales.

Asimismo, Redondo García resaltó que “es imprescindible concienciar a los familiares y a los pacientes, tanto niños como jóvenes, de que deben y tienen que hacer ejercicio de manera sistematizada, reentrenamiento muscular, puesto que es el responsable primero de su mejora en la calidad de vida y en la independencia”.

Además, según la rehabilitadora, también es muy importante la “educación sociosanitaria dirigida al paciente y a la familia, sin olvidar el colegio, puesto que los profesionales educativos también deben ser partícipes de este tipo de programas”.

Enlaces relacionados: