Martes, 31 Marzo 2020

Hasta el próximo 26 de marzo

La Real Academia Nacional de Medicina acoge una exposición sobre dos siglos de historia del fonendoscopio

La Real Academia Nacional de Medicina (RANM) acoge hasta el próximo 26 de marzo la exposición "El Fonendoscopio. De Laënnec a la auscultación electrónica. Dos siglos de historia", que ofrece una selección de estetoscopios recopilados por el Museo de Medicina Infanta Margarita. La muestra hace un recorrido a lo largo de los dos últimos siglos de este instrumento tan ligado a la labor asistencial del médico

05/02/2015 medicosypacientes.com

 

Madrid, 6 de febrero 2015 (medicosypacientes.com)

La Real Academia Nacional de Medicina (RANM) acoge hasta el próximo 26 de marzo la exposición "El Fonendoscopio. De Laënnec a la auscultación electrónica. Dos siglos de historia", que muestra una selección de estetoscopios recopilados por el Museo de Medicina Infanta Margarita. La muestra hace un recorrido a lo largo de los dos últimos siglos de este instrumento tan ligado a la labor asistencial del médico.

En la exposición se puede encontrar una amplia recopilación de prototipos de fonendoscopios realizados siguiendo el modelo de los que aparecen en el libro del médico francés René Laënnec, inventor de este instrumento médico en 1816, así como muchos de los más utilizados durante el siglo pasado. La mayoría de estas piezas pertenecen al Museo de Medicina Infanta Margarita (MMIM), y entre ellas se encuentra  el estetoscopio que utilizó el doctor Gregorio Marañón.

La  muestra también incluye un ejemplo del fonendoscopio electrónico Littmann 3200 de 3M, el cual permite llevar a cabo una exploración a distancia gracias a un sistema de tele auscultación a través de Bluetooth. De hecho, se trata del primer fonendoscopio electrónico capaz de recoger y enviar sonidos cardiacos a un ordenador para su posterior análisis. Gracias al desarrollo de Telesteth, el sistema de teleauscultación de 3M, los datos pueden ser recibidos en tiempo real vía Internet.

De esta manera, el latido cardiaco puede ser escuchado desde dos puntos separados por miles de kilómetros, permitiendo obtener segundas opiniones o confirmaciones de diagnóstico.

Su precisión ha sido avalada incluso por la Agencia Espacial Japonesa (JAXA), quien lo ha utilizado en experimentos de telemedicina desarrollados en la Estación Espacial Internacional. Desde la Tierra un médico escuchaba los latidos de un astronauta de forma nítida y clara, tal y como si estuviesen en la misma habitación.

La exposición ya está abierta al público y se podrá visitar en la RANM (C/Arrieta, 12) hasta el 26 de marzo.