Campaña medicina rural

Lunes, 28 Noviembre 2022

III Encuentro hispano-brasileño de salud y derechos humanos

La profesión médica tiene un papel importante en la lucha contra la trata y el tráfico de personas a través de la buena praxis y la denuncia de casos sospechosos

El Dr. Tomás Cobo, presidente del Consejo General de Médicos de España (CGCOM) y el Dr. Jeancarlo Fernandes Cavalcante presidente da Comunidade Médica de Língua Portuguesa y vicepresidente del Conselho Federal de Medicina (CFM) han dado la bienvenida a los asistentes a la jornada, que ha empezado con la mesa sobre “Tráfico y trata de personas (DNA-Prokids)"
Madrid 02/11/2022 medicosypacientes.com/ Sara Narvaiza

En esta primera mesa del III Encuentro hispano-brasileño de salud y derechos humanos: “Trata, trato y tratamiento: el ser humano como mercancía”, han participado el Dr. José Antonio Lorente, la Dra. Dilza Teresinha Ambrós y David Diego Montserrat; el Dr. Jeancarlo Fernandes Cavalcante ha ejercido como moderador de la mesa, y la Dra. Manuela García Romero, vicepresidenta segunda del CGCOM, ha sido la relatora. 

El Dr. José Antonio Lorente, catedrático del Departamento de Medicina Legal, Toxicología y Antropología Física de la Universidad de Granada y director de DNA Pro-organ y DNA Pro-kids, ha intervenido acerca de “Las medidas de control contra el tráfico de seres humanos”. 

En su presentación, ha destacado que la ausencia de una identificación adecuada y la dificultad de conocer el origen de los menores facilitan la trata y el tráfico. 

Por ejemplo, Guatemala, Honduras y El Salvador, tienen un problema tremendo con la trata y el tráfico de personas, especialmente con los menores, y por esta razón, en Guatemala han cancelado las adopciones sin identificación previa: o conocen la identidad de los padres y saben que es una adopción libre y consentida, o se comprueba que nadie está buscando al menor y que no es un niño robado, ha expuesto Lorente. 

Gracias al programa DNA Pro-kids, hasta junio de 2021, “se han tomado 19 000 muestras, se han realizado 1870 identificaciones positivas y se han evitado 260 adopciones ilegales”, ha afirmado. 

En definitiva, “estamos luchando contra crimen organizado y es un proceso lento y complejo”, en el que la misión del profesional de la Medicina se resume en cinco claves: ser consciente y conocer el problema, registrar adecuadamente los nacimientos, informar a las familias en adopciones, denunciar los casos sospechosos y apoyar a las víctimas, ha señalado el Dr. Lorente. 

La Dra. Dilza Teresinha Ambrós, secretaria general del Conselho Federal de Medicina (CFM), ha realizado una ponencia sobre los “Programas de actuación contra la trata de seres humanos en Brasil”. 

Durante su intervención, ha expuesto que “el tráfico de personas es la tercera mayor fuente de ingresos ilegales en el mundo”, que mueve hasta 31 600 millones de dólares al año. 

A nivel global, se estima que “el 75% de las víctimas son mujeres y niñas”, y, en el caso de Brasil, la mayoría de ellas son adolescentes, afrodescendientes y con bajo nivel educativo, ha afirmado la Dra. Ambrós. Asimismo, en Brasil “el 75% de las víctimas son explotadas laboralmente, mientras el 25% restante, lo son sexualmente”, ha destacado la doctora. Además, ha señalado que “las víctimas de explotación sexual en Brasil están culpabilizadas por la sociedad, y que existe un importante desconocimiento y muchos prejuicios entre la ciudadanía”. 

David Diego Monsterrat, inspector jefe de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos de la Policía Nacional, ha afirmado que “es necesario afrontar el problema desde su origen”, ya que se trata de delitos transnacionales. Por ello, desde la institución policial cuentan con un teléfono gratuito de atención a las víctimas (900) disponible las 24 horas del día. 

Las diferencias principales entre la trata y el tráfico se pueden resumir en que “el sujeto pasivo de la trata es una víctima procedente de cualquier nacionalidad, mientras en el tráfico es un usuario que accede de forma libre y procedente de un país que no sea de la Unión Europea”. Además, la finalidad de la trata es la explotación de las personas, mientras la del tráfico es migratoria, ha explicado. 

El inspector jefe ha destacado que, en la trata de personas, la mayoría proceden de países como Rumanía, Nigeria, Brasil, Paraguay, Colombia o Bulgaria (para la explotación sexual); Rumanía, Bulgaria, Pakistán y Honduras (para la laboral); Bosnia, Albania Rumanía, China y Vietnam (para la delictiva); y Bulgaria y Rumanía (para mendicidad y matrimonios). Además, en cuanto al tráfico de personas destacan las originarias de África (sobre todo de Nigeria), Siria, Irán Irak, Albania, Ucrania y Georgia. 

Para la captación de víctimas se recurre al engaño, mayoritariamente a través de internet, por ejemplo, con ofertas de trabajo para realizar labores domésticas. Cuando llegan al país de destino (en este caso, España), las obligan a prostituirse, las explotan laboralmente, etc., ha explicado David Diego Montserrat. 

Finalmente, la Dra. Manuela García Romero, vicepresidenta segunda del CGCOM, ha afirmado que “desde el Consejo tenemos una importante labor por hacer, para trasladar a la colegiación esta situación” y promover la colaboración de los facultativos en la medida de sus posibilidades.

La Dra. García Romero ha destacado la necesidad de que se haga “una gran base de datos a nivel internacional, ya que con la ayuda de la inteligencia artificial y con el big data se facilitaría el poder hacer un cruce rápido” y se evitaría de esta forma muchísimo daño a víctimas y familiares.

En Brasil, “la situación está muy lejos de estar resuelta o cerrada, sin embargo, es un dato positivo que se haya triplicado la judicialización de casos respecto al 2020 y ha aumentado un 30% el número de investigaciones sobre ello”, ha destacado. 

Asimismo, ha destacado la importancia de la labor policial española en cuanto a la existencia de un sistema victimocéntrico, pues, “al igual que el paciente para la profesión médica, la víctima se sitúa en el centro, lo que supone un avance esencial y una reforma muy importante en el tratamiento de estas situaciones”. Por último, la Dra. García Romero ha señalado la que hay que empezar por educar, promover hábitos saludables y el respeto hacia los demás.