Campaña medicina rural

Martes, 9 Agosto 2022

La prevención es la mejor arma para evitar problemas bucodentales

11/09/2009

La mejor manera de prevenir enfermedades bucodentales es inculcar unos buenos hábitos higiénicos entre los que siempre debe estar presentes un correcto cepillado después de las comidas y acudir al odontólogo para realizar revisiones periódicas

Madrid, 12 de septiembre de 2009 (medicosypacientes.com)

Higiene dental

La prevención es la mejor arma para luchar contra los problemas bucodentales, y entre ellos, la gingivitis, tanto en niños como en adolescentes, es uno de los que más preocupa a los odontólogos.

La gingivitis es la primera fase de la enfermedad periodontal, y aunque raras veces en estas edades evolucionará a las formas más avanzadas de la enfermedad como es la periodontitis, muchos niños y adolescentes la padecen. Para garantizar que nuestros hijos tengan unos dientes sanos en la edad adulta, es fundamental que adquieran buenos hábitos bucodentales durante la infancia y la adolescencia.

La gingivitis es relativamente frecuente en los niños, lo que provoca que las encías se inflamen, se irriten y sangren. En este caso, como es habitual, lo ideal es la prevención que se consigue con una rutina diaria de cepillado, el uso del hilo o seda dental y la visita al odontólogo al menos dos veces al año.

La adolescencia es uno de los momentos de la vida más complicados tanto para los padres como para los propios hijos, una de las consecuencias es la falta de motivación en practicar la higiene oral. Los niños que mantienen una buena higiene bucodental hasta los 13 años tienen más probabilidades de mantener ese mismo hábito a lo largo del tiempo. Y es que en esta edad los cambios hormonales también afectan más a la salud de las encías, lo que unido a una falta de higiene bucodental provoca como consecuencia enfermedades periodontales.

La mejor manera de prevenir enfermedades bucodentales es crear en los niños buenos hábitos higiénicos. Para ello tendremos en cuenta una serie de medidas fundamentales:

Inculcar en el niño unos buenos hábitos de higiene bucodental

Desde que el niño comienza a echar los dientes de leche es conveniente comenzar a cepillarlos con pasta siempre con cuidado de que el niño no se la trague.

Compartir con tus hijos

Procura cepillarte los dientes con tu hijo, ya que así seguirán tu ejemplo. A los niños les gusta imitar el comportamiento de los adultos.

Acude periódicamente al dentista

Para evaluar la salud dental de nuestros hijos es necesario acudir periódicamente al odontólogo para someterse a una revisión bucodental para detectar y tratar, en caso de que sea necesario, posibles problemas.