Campaña medicina rural

Viernes, 30 Septiembre 2022

La prevención en familias con antecedentes de cáncer es fundamental para hacer frente a este tipo de patologías

10/11/2010

El cáncer colorrectal es hereditario en un porcentaje de casos superiores al cinco por ciento, según datos manejados por la asociación de pacientes Europacolon

Madrid, 11 de noviembre 2010 (medicosypacientes.com)

De los tumores más importantes en el campo del cáncer hereditario, como el cáncer de mama y el cáncer colorrectal, pueden prevenirse en un porcentaje muy importante de casos si se asesora de manera correcta a esas personas y se toman las medidas preventivas más eficaces. “El cáncer colorrectal es todavía una enfermedad bastante desconocida todavía en cuanto a sus síntomas y a las medidas que se pueden tomar para prevenirlo. A pesar de que con un cribado poblacional se podrían curar un 90% de los tumores, este tipo de estrategias no están totalmente implantadas en España, como sucede con otros tumores como el de mama”, tal como ha explicado el doctor Javier Sastre, oncólogo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid y coordinador del Comité Médico Asesor de europacolon España.

Europacolon es una asociación de pacientes dedicada al cáncer colorrectal desde 2006. Su fin es la mejora de la calidad de vida y el bienestar de las personas que padecen esta patología, así como obtener y difundir la máxima y más actualizada información sobre la enfermedad tanto en materia de prevención como de detección precoz, tratamiento y control.

A su juicio, “a partir de los 50 años se deben hacer análisis en heces para determinar si hay sangrado y, de ser así, comprobar la existencia de un tumor a través de una colonoscopia. Del mismo modo, existen grupos de riesgo como pacientes con obesidad, diabéticos, enfermos de Crohn o colitis ulcerosa, y la presencia de antecedentes en la familia, en los que también hay que llevar a cabo un especial seguimiento”.

Cáncer hereditario

Las enfermedades hereditarias son aquellas que se trasmiten de los progenitores a su descendencia. Se conocen unos veinte genes relacionados con cánceres hereditarios. En el caso del cáncer colorrectal el porcentaje de los casos que responden a este tipo está entre el 5 y el 10 por ciento. “Sólo los profesionales familiarizados con el cáncer hereditario son capaces de diferenciar cuando un cáncer se puede heredar en una familia. Muchas veces, la recopilación de una historia familiar con varios casos de cáncer de la misma localización deja ver unos patrones de agregación que sólo pueden ser explicados por la presencia de una alteración genética familiar, - comenta el oncólogo-.Otras veces, el tipo de tumor, su localización, o una edad de presentación inusualmente temprana es lo que permite identificar un cáncer hereditario”.

Sobre esa premisa y con el eslogan ¿Sabes que puedes prevenirlo? la asociación pretende concienciar a la población de que un correcto asesoramiento y medidas preventivas pueden evitar una historia familiar de cáncer. Tal como explica José Manuel Echevarría, recientemente nombrado presidente de la asociación europacolon España, las personas que piensan que pueden estar en riesgo deben consultar el tema con su médico. “Toda persona que se sienta alarmada por haberse diagnosticado en su familia varios casos de un mismo tipo de cáncer a edad temprana debe consultar al médico, ya que no siempre el tener ese factor de riesgo supone desarrollar ese cáncer. Tampoco es garantía de no sufrir un cáncer no presentar ningún factor de riesgo conocido” - según ha apuntado este experto.

“Las personas de alto riesgo de padecer cáncer debido a su historia familiar pueden beneficiarse de algunas medidas de prevención (quimioprevención, cirugía preventiva, etc.) que han demostrado su utilidad. Sin embargo, estas recomendaciones deben formar parte de un protocolo de consejo genético adecuado y realizado por expertos profesionales”- concluye el doctor Sastre.

Factores de riesgo a tener en cuenta

-Tener 50 años de edad o más.
-Antecedentes familiares de cáncer del colon o del recto.
-Antecedentes personales de cáncer del colon, recto, ovario, endometrio o mama.
-Antecedentes de pólipos (trozos pequeños y protuberantes de tejido) en el colon.
-Antecedentes de colitis ulcerosa (úlceras en el revestimiento del colon) o enfermedad de Crohn.
-Ciertas condiciones hereditarias, tales como poliposis adenomatosa familiar y cáncer de colon hereditario sin poliposis (CCHSP; síndrome de Lynch).