Domingo, 5 Abril 2020

Jornada Salud MIR

La prevalencia de malestar psicológico entre los MIR se concentra en el primer año de residencia

El periodo de aprendizaje de los MIR es, en determinadas ocasiones, proclive al estrés debido al complejo contexto asistencial y a ser una etapa emocionalmente difícil, algo que puede derivar en el desarrollo de enfermedades de salud mental y/o adicciones si no se detecta a tiempo y se dotan de las herramientas necesarias. Así se puso de manifiesto durante la Jornada la Salud del Médico Interno Residente organizada por el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) 

Madrid 17/01/2020 medicosypacientes.com/ Sara Guardón
De izda. a dcha.: Dr. Francesc Feliu, Nina Mielgo, Dr. Serafín Romero y Dra. Alicia Córdoba
Durante el encuentro, se expusieron las cifras sobre esta realidad, de numerosos estudios previos y se analizó la muestra extraída de los datos del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) en relación al MIR, un programa auspiciado por la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC) y los Colegios de Médicos para atender a los médicos que padecen problemas de salud mental y/o adicciones.
 
Según los datos de este programa, en los dos últimos años, 2017-2018, se ha atendido 877 nuevos casos, de los cuales 162 son menores de 30 años. Se trata de uno de los segmentos que más ha aumentado en los últimos años.
 
La Jornada contó con la participación del Dr. Serafín Romero, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM); la Dra. Mª Rosa Arroyo, vicesecretaria del CGCOM; así como por los promotores de la misma, la Dra. Alicia Córdoba, representante Nacional de Médicos Jóvenes y Promoción de Empleo; y Dr. Francesc Feliu, representante Nacional de médicos Tutores y Docentes del CGCOM.
 
En ella, participaron expertos en la materia, entre ellos Nina Mielgo, directora de la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial; Toni Calvo, director de la Fundación Galatea; Dra. Mª Dolores Braquehais, coordinadora asistencial de la Clínica Galatea; y Dr. Rogelio Altisent, director de la Cátedra de Profesionalismo y Ética Clínica de la Universidad de Zaragoza.
 
Durante el encuentro, se expusieron, además, dos trabajos sobre la materia de la mano de la Dra. Candela Pérez, autora de la Tesis Doctoral “El médico residente como paciente” de la Universidad de Zaragoza; y Dra. Carmen Muñoz, autora de la Tesis Doctoral “Factores genéticos y de personalidad de vulnerabilidad-protección al estrés en médicos internos residentes”, de la Universidad Complutense de Madrid.
 
El objetivo de este encuentro era exponer la realidad de este problema y analizar el papel de los médicos residentes, adjuntos, tutores y Colegios de Médicos para identificar a potenciales residentes cuyo estrés y malestar psicológico pueda derivar en un problema de salud mental y/o de adición de sustancias.
 
Inició el turno de intervenciones el Dr. Serafín Romero quien aludió a la importancia de celebrar jornadas como ésta que ponen el foco en algo tan fundamental como es la salud del MIR: “Garantizar la buena salud de los médicos internos residentes es comprometerse con la sociedad y con una atención sanitaria de calidad”, explicó.
 
En este sentido, puso en valor el papel de los Colegios de Médicos para atender a sus profesionales cuando enferman, entre los que se encuentran los residentes, y recordó que una de las principales herramientas para proteger la salud de los MIR es la palabra “para comunicar y difundir” programas como el PAIME y la Fundación Galatea que atienden y recuperan a los médicos con problemas de salud mental y/o adicciones. 
 
Asimismo, puso de manifiesto que desde la profesión médica se intenta “intervenir en políticas de recursos humanos para que incidan en la salud del MIR” e implicar a los estudiantes de Medicina, MIR y tutores para que desde las primeras etapas se conciencien y detecten las causas que afectan a su salud.
Por su parte, Nina Mielgo resaltó “el compromiso de protección integral de la FPSOMC para todos los médicos” y, concretamente, la atención clínica y social a la salud del MIR. “Desde la Fundación se promueven acciones para la protección, promoción y prevención de la salud de los residentes”, aseguró.
 
Sobre la realidad de las cifras habló la Dra. Mª Rosa Arroyo, quien, en primer lugar, agradeció la iniciativa de las vocalías del CGCOM de Médicos Tutores y Docentes y de Médicos Jóvenes y Promoción de Empleo; de haber insistido “en un tema tan relevante”.
 
Aseguró que, aunque no existe un registro sistemático que recoja a nivel nacional el número de MIR con problemas de salud mental y/o adicciones, se ha analizado una muestra de los datos del Informe PAIME.
 
En este sentido, aludió también a estudios previos que inciden en la prevalencia elevada de riesgo psicopatológico, agotamiento emocional y pérdida de motivación entre los MIR, especialmente en las primeras etapas de residencia, ya detectada durante periodo de formación de grado.
 
“El PAIME no es solo asistencial, si no que requiere fomentar la promoción, prevención y rehabilitación del paciente para su desempeño profesional; empezando por el principio, que es el autocuidado, a través de hábitos para una buena salud”, señaló.
 
Es por ello que durante su intervención, recomendó detectar desde las Unidades de Prevención de Riesgos Laborales desde el comienzo de la actividad profesional y facilitar vías de acceso a los programas específicos preventivos desde los Colegios de Médicos.
 
De los MIR con malestar psicológico, el 45 % se encuentran en el primer año de residencia
 
La Dra. Arroyo insistió en la importancia de la formación y recordó la existencia de los Talleres de la Fundación Galatea para MIR, Tutores y UPRL, orientados a la promoción de un ejercicio saludable de la profesión; así como el curso PAIME de la Fundación para la Formación de la OMC con 1.065 matriculados, abierto hasta el 11 marzo 2020.
 
Sobre la muestra extraída del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) y los datos recogidos a través de los Colegios de Médicos de España se evidencia que de los 877 nuevos casos atendidos en el PAIME durante 2017-2018, 162 son menores de 30 años, un 15 %, del total.
 
La distribución por sexo coincide con los datos generales siendo la prevalencia mayor en mujeres (61%) que en hombres (39%).
 
Entre las especialidades, es mayor la incidencia en la Medicina Familiar y Comunitaria; seguida de Psiquiatría y prevalecen los casos por enfermedad mental (74,4%) más que adiciones (25%), incluyendo las adiciones sin sustancia. Asimismo, solo 10% de los registrados requirieron ingreso, en comparación con 20% de la muestra global y se evidencia que el 87 % de los MIR atendidos se reincorporan a su plaza una vez recuperados.
 
Por otro lado, según el centro de estudios CESM la distribución por año de MIR es aproximadamente del 25% en el primer año de residencia, y es precisamente, en este periodo, donde se concentra el mayor número de MIR que padecen malestar psicológico, siendo un 45% del total.
 
Los diagnósticos más frecuentes son los trastornos adaptativos (39.1%)
 
Por su parte, la Dra. Mª Dolores Braquehais presentó los principales datos que se desprenden del estudio longitudinal sobre la salud de los MIR en Cataluña sobre un seguimiento de 2013 a 2017 y expuso la evolución de la demanda y perfil clínico de los MIR atendidos en el programa asistencial del Programa Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) de la Fundación Galatea entre los años 1998-2018. 
 
Tal y como puntualizó, los diagnósticos más frecuentes son: trastornos adaptativos (39,1%), trastornos afectivos (23%), trastornos de ansiedad (18%), adicciones (5,7%), trastornos de personalidad (3,9%) y trastornos psicóticos (2,1%).  
 
Asimismo, puntualizó que los trastornos afectivos aumentan a lo largo de toda la residencia en mujeres, así como la auto prescripción de psicofármacos. Sin embargo, el consumo de alcohol en hombres mengua a lo largo de la residencia, aunque es mayor en los primeros años.
 
“El periodo MIR es un momento de transición de la juventud a la edad adulta a nivel personal y profesional y es difícil a nivel emocional, se pasa de un modelo teórico a uno práctico, las expectativas chocan con la realidad” señaló la Dra. Braquehais quien insistió en la importancia de contextualizar y entender el entorno de los residentes para atender cada situación.
 
Finalmente, se expusieron las dos tesis doctorales. La Dra. Carmen Muñoz, autora de la Tesis Doctoral “Factores genéticos y de personalidad de vulnerabilidad-protección al estrés en médicos internos residentes”, de la Universidad Complutense de Madrid.
 
El objetivo de este trabajo es establecer un modelo predictivo de vulnerabilidad/protección frente al estrés laboral que relacione variables de personalidad y variables genéticas con el desarrollo del estrés laboral en los médicos que inician la formación médica especializada.
 
La Dra. Candela Pérez, autora de la Tesis Doctoral “El médico residente como paciente” de la Universidad de Zaragoza aseguró que “los médicos residentes tienen un buen estado de salud general”. 
 
Sin embargo, tal y como señaló, presentan mayor riesgo de consumo intensivo de alcohol, depresión y ansiedad que la población no médica y que los médicos en otras etapas profesionales. Cuando enferman, utilizan vías alternativas de atención y, a menudo, se automedican. Es frecuente que acudan a trabajar estando enfermos. Consideran habitual la vulneración de la confidencialidad, pero minimizan o justifican esa pérdida. El papel de los tutores y jefes docentes es fundamental para abordar la enfermedad en los MIR, que puede tener repercusiones para su futuro profesional, el sistema sanitario y los pacientes.
Esta Jornada está acreditada con 2 créditos ECMECs.