Campaña medicina rural

Viernes, 12 Agosto 2022

La OMS alerta de que sólo un tercio de los enfermos de sida que necesitan tratamiento están recibiéndolo

20/07/2010

Se estima que hay 15 millones de personas con VIH que deberían ser tratadas, aunque a finales de 2009 sólo lo estaban unos 5,2 millones. Además, la OMS asegura que las muertes por tuberculosis se podrían reducir hasta en un 90 por ciento si las personas con VIH empezaran antes el tratamiento

Madrid, 21 de julio 2010 (medicosypacientes.com)

Actualmente hay unas 33,4 millones de personas infectadas por VIH en todo el mundo y prácticamente la mitad deberían estar en tratamiento aunque, según asegura la Organización Mundial de la Salud (OMS), sólo un tercio de estos afectados están recibiendo la medicación que necesitan.

Según ha reconocido el director del departamento de sida de la OMS, Gottfried Hirnschall, en 2009 había poco más de cinco millones de enfermos de sida en tratamiento, una cifra insuficiente ya que estima que hasta 15 millones de estos pacientes deben estar tratados.

Pese a todo, en el último año se ha registrado el mayor incremento anual de nuevos tratamientos, pasando de 4 a 5,2 millones de personas tratadas.

Este incremento es "alentador", según añade Hirnschall, apuntando que debe servir para que aumenten los programas de tratamiento precoz de esta enfermedad, ya que "permite a estos enfermos estar más saludables y vivir más tiempo".

El gasto que los gobiernos nacionales destinarán en 2010 a tratamientos contra el virus ascenderá a unos 9.000 millones de dólares (unos 6.900 millones de euros), según el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA).

Un tratamiento precoz del VIH puede servir para prevenir "infecciones oportunistas" como la tuberculosis (TB), que es la mayor causa de muerte en estos pacientes.

De hecho, la OMS asegura que las muertes por tuberculosis se podrían reducir hasta en un 90 por ciento si las personas con VIH empezaran antes el tratamiento, cuando sus sistemas inmunológicos no se han debilitado mucho por el virus.

La fortaleza del sistema inmunológico de una persona se mide por las células CD4, cuya medición es utilizada por los médicos para evaluar si los pacientes con VIH debe comenzar a recibir los medicamentos.

Hasta el momento, la OMS había recomendado iniciar el tratamiento cuando el recuento de CD4 de una persona es inferior a 200 células/mm3, si bien ahora se aconseja iniciar el tratamiento antes, con 350 células/mm3 o menos.

Los países desarrollados empiezan antes

Sin embargo, la falta de fondos e infraestructuras sanitarias en las naciones más pobres, donde el virus está más extendido, hace que los pacientes tengan que esperar a estar muy enfermos antes de acceder a los medicamentos.

La OMS calcula que las muertes relacionadas con el VIH podrían reducirse en un 20 por ciento entre 2010 y 2015 si las nuevas directrices terapéuticas se generalizan, ya que los estudios científicos también han evidenciado que el tratamiento precoz no puede ser una manera eficaz de prevenir la propagación del virus.

"Como el tratamiento reduce el nivel de virus en el cuerpo,

significa que las personas VIH-positivas tienen menos probabilidades de transmitir el virus a sus parejas", explicó Hirnschall.