Jueves, 24 Agosto 2017

Día Mundial de la Hepatitis C

La OMS advierte del encarecimiento de los nuevos fármacos para la Hepatitis C

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado que los nuevos fármacos para tratar esta enfermedad, que han demostrado curar hasta al 95 por ciento de los pacientes, siguen teniendo un precio "muy caro" en los países de altos y medios ingresos, mientras en los países de bajos ingresos su coste se ha reducido con la introducción de los medicamentos genéricos

Madrid 27/07/2017 medicosypacientes.com
Según la OMS, solo tienen acceso al tratamiento un 7,4 por ciento de los casos detectados.
Aunque el acceso a estas terapias, conocidas como antivíricos de acción directa (AAD), está mejorando, el organismo de Naciones Unidas ha alertado, con datos de 2015, de que de las 71 millones de personas infectadas por este virus, sólo el 20 por ciento (14 millones) estaban diagnosticadas y únicamente se inició el tratamiento en el 7,4 por ciento de los casos detectados (1,1 millones).
 
No obstante, de los que comenzaron el tratamiento, aproximadamente el 50 por ciento recibieron AAD, situándose el número acumulado a lo largo de los años de casos mundiales tratados en los 5,4 millones en 2015. Asimismo, la OMS ha informado de que la mayoría de los pacientes tratados antes de dicho año recibieron tratamientos más antiguos y, principalmente, basados en el interferón.
 
"Aún queda mucho por hacer para asegurar que esos progresos den lugar a un mayor acceso al tratamiento en todo el mundo", ha señalado la OMS, para destacar que, al mismo tiempo, los precios de estos fármacos sí que se han reducido en países de ingresos bajos gracias a la introducción de los fármacos genéricos.
 
Dicha Organización ha aconsejado los tratamientos basados en los AAD para todos los pacientes con hepatitis C, excepto algunos casos concretos en los que todavía se pueden utilizar los tratamientos basados en el interferón. En este sentido, la OMS ha desaconsejado el telaprevir y boceprevir, dos AAD de primera generación que se administran junto con interferón pegilado y ribavirina, por los efectos adversos que provocan y que porque "es más raro" que curen.
 
Por otra parte, y al margen de los tratamiento, la OMS ha recordado que el virus de la hepatitis C causa una infección aguda asintomática que, en raras ocasiones, se asocia a una enfermedad potencialmente mortal.
 
De hecho, según sus estimaciones, aproximadamente entre el 15 y el 45 por ciento de los infectados elimina el virus espontáneamente en un plazo de seis meses y sin necesidad de tratamiento. Ahora bien, entre el 55 y el 85 por ciento restante desarrollará infección crónica, situándose en estos casos el riesgo de cirrosis hepática a los 20 años entre el 15 y el 30 por ciento.
 
En el mundo se produjeron 1,75 millones de nuevas infecciones por el virus de la hepatitis C en 2015, si bien las regiones de la OMS más afectadas son las del Mediterráneo Oriental y Europa, con una prevalencia del 2,3 por ciento y 1,5 por ciento respectivamente, si bien la prevalencia de la infección por este virus en otras regiones oscila entre el 0,5 por ciento y el 1 por ciento.