Miércoles, 17 Enero 2018

IV Foro Global sobre Recursos Humanos para la Salud

La OMC presenta en Dublín su Observatorio Nacional de Agresiones

El Dr. Juan Manuel Garrote, secretario general de la Organización Médica Colegial (OMC) y de su Fundacion para la Cooperación Internacional (FCOMCI) participó en el IV Foro Global sobre Recursos Humanos para la Salud, celebrado recientemente en Dublín, donde presentó la labor de la OMC y su Observatorio Nacional de Agresiones como herramienta para hacer frente a la violencia al personal sanitario en nuestro país

Madrid 21/11/2017 medicosypacientes.com/ S.G.
El Dr. Garrote en el IV Foro Global de Recursos Humanos para la Salud celebrado en Dubín
Concretamente, participó en la mesa "Atención Sanitaria en Peligro: ¿Cómo preparar y proteger a al personal sanitario en contextos de conflicto armado y otras formas de violencia?", organizada por el Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC) con quienes la FCOMCI tiene un acuerdo de colaboración desde 2015. 
 
El Dr. Garrote, que estuvo acompañado por la directora técnica de la Fundación, Yolanda López, presentó el Observatorio Nacional de Agresiones como herramienta de prevención y ayuda al profesional sanitario ante la violencia y comentó las cifras y datos recopilados por el observatorio desde su origen en 2010. Explicó que todos los años se expone la realidad de las agresiones a través de las comunicaciones y/o denuncias registradas en los colegios de médicos de toda España, datos que revelan la magnitud del problema, así como la prevalencia continuada del mismo.
 
De hecho, tal y como expuso, en los últimos seis años los médicos han sufrido 2.914 agresiones en el ejercicio de su profesión en toda España y, según los datos del Observatorio, lesiones, amenazas, coacciones, maltrato, injurias y/o vejaciones centran la mayor parte de estos ataques. 
 
También comentó las medidas que se han llevado a cabo en este sentido a nivel nacional y la labor de la corporación con las instituciones nacionales que han posibilitado la modificación del Código Penal, en 2015, que contempla las agresiones a sanitarios que trabajan en el sector público como delito de atentado contra la autoridad, considerado uno de los logros más importante en la lucha contra este problema.
 
El Observatorio Nacional de Agresiones de la OMC sigue trabajando para que las agresiones a sanitarios sean consideradas como violencia social, contemplando la consideración de delito contra la autoridad tanto si se producen en el ámbito público como en el privado y para que sean penadas con los mismos criterios en todas las comunidades autónomas.
 
Esta participación es fruto del trabajo conjunto de la Fundación con el Comité Internacional de la Cruz Roja y la Cruz Roja Española que viene realizando desde que en septiembre de 2015 se adhiera a través de un convenio a la campaña Health Care in Danger. El observatorio de Agresiones es un ejemplo de herramienta de interés para hacer frente al problema de la violencia.
 
En 2012, la Fundación empezó a implicarse en iniciativas internacionales de denuncia y sensibilización en torno a la violación de la asistencia sanitaria según establece el Derecho Internacional Humanitario y los Convenios de Ginebra en contextos de conflicto armado, violencia u otras situaciones de emergencia: violencia contra los pacientes, trabajadores e instalaciones de salud y vehículos sanitarios; seguridad del acceso a la asistencia de salud y de la prestación de atención médica en conflictos armados u otras situaciones de emergencia; seguridad de los profesionales sanitarios en el ejercicio de su labor.
 
El 1 de septiembre de 2015, firmó un convenio de colaboración con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la Cruz Roja Española, con el fin de defender la atención sanitaria en contextos de conflicto armado y/o violencia, denunciar situaciones de vulneración del Derecho Internacional Humanitario y los Conflictos de Ginebra y dotar a los profesionales humanitarios de herramientas, instrumentos y formación especializada, para el mejor desarrollo de su labor con la población beneficiaria en contextos de violencia, conflicto armado y/o emergencia.
 
En mayo de 2016, tras la resolución S/RES/2286 (2016) del 3 de mayo de 2016, del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, la Fundación y el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España, a propuesta de la Asociación Médica Mundial y del Comité Internacional de la Cruz Roja, se suman a la Carta Abierta: una firme determinación de acabar con la violencia contra la asistencia de salud.
 
Más de 2.000 ataques a personal sanitario, hospitales, ambulancias y pacientes
 
Entre 2012 y 2014, solo en 11 países, el ICRC ha documentado casi 2.400 ataques a personal sanitario, instalaciones sanitarias, hospitales, ambulancias y pacientes, con la consecuente vulneración del Derecho Internacional Humanitario.
 
El impacto de esta violencia es evidente: los pacientes son privados de atención sanitaria, los profesionales sanitarios tienen dificultad para desarrollar su labor. En el largo plazo el impacto no es menor. La violencia a los profesionales sanitarios, ambulancias y hospitales supone la migración y pérdida de profesionales sanitarios por la violencia, la destrucción de hospitales y otras las instalaciones y transportes sanitarios, y la destrucción del sistema de salud.  
 
El objetivo de la Mesa Redonda fue abordar las diversas manifestaciones de la violencia a la asistencia sanitaria y la importancia de hacer una intervención multisectorial para mitigar sus consecuencias.  Así como conocer las recomendaciones, herramientas y los diferentes enfoques para mejorar la seguridad y la preparación del personal sanitario en contextos de conflicto armado y otras formas de violencia. 
                                          
Explorar como la violencia está impidiendo implantar la Estrategia Global del Personal Sanitario. Denunciar ante la Comunidad Internacional la vulneración del Derechos Internacional Humanitario y poner sobre la mesa la Carta Abierta: una firme determinación de acabar con la violencia contra la    asistencia de salud que la fundación y la OMC han firmado. 
 
También contribuir a construir y fortalecer los esfuerzos de la Comunidad Internacional por abarcar el problema de la violencia contra la asistencia sanitaria y conocer los esfuerzos internacionales por hacer frente a este problema y los derechos y deberes del Personal Sanitario según el Derecho Internacional Humanitario, la Convención sobre los Derechos Humanos y las dificultades en poder desarrollará la Estrategia 2030 del personal de Salud a propuesta de la OMS, con motive de la violencia.
 
Moderada por Giovanni Trambaiolo, responsable del Proyecto Asistencia Sanitaria en Peligro del Comité Internacional de la Cruz Roja, además del Dr. Garrote participarón Rudi Coninx, director de Política Humanitarias, Operaciones de emergencias del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS; y Lubna Baig, vicecanciller de la Jinnah Sindh Medical University y decana de la APPNA Institute of Public Health, Karachi, Paquistán.