Domingo, 21 Enero 2018

Tragedia Madrid Arena

La OMC pedirá al CGPJ criterios uniformes para que "un juez interprete si suspende o no una donación de órganos"

07/11/2012

 

 

Madrid, 8 de noviembre de 2012 (medicosypacientes.com)

El presidente de la OMC se pronunció sobre este hecho a preguntas de los periodistas en la rueda de prensa en la que la corporación presentaba el Manual de Ética y Deontología Médica, obra que, precisamente, aborda el tema de los trasplantes de órganos desde el punto de vista ético y teniendo en consideración también aspectos legales.

"Con el mayor de los respetos a la actuación del juez afirmó- no se entiende que una decisión de estas características sea interpretable por una sola persona y creo que requeriría una interpretación más profunda y profesional, por lo que vamos a pedir al Consejo General del Poder Judicial que establezca criterios uniformes para que hechos como este, no dependan de la interpretación, aunque sea con la mejor voluntad, de cualquier juez".

Explicó que las tres jóvenes que murieron de forma violenta en el Madrid Arena, fueron incineradas tras estar clara la causa de su muerte y la cuarta, Belén Langdon, que estuvo cuatro días en el hospital, analizada y estudiada, se convirtió, tras fallecer, en donante de sus  órganos. Según el doctor Rodríguez Sendín, cuando el médico forense  emitió el informe favorable a la extracción de órganos únicamente del hígado y riñones según el auto judicial-, el equipo médico del Hospital Universitario 12 de Octubre, solicitó al Juzgado de Instrucición nº 14, en funciones de guardia de diligencias, una petición de autorización para llevar a cabo la extracción de órganos de la fallecida y preparó todo el operativo para llevar a cabo los trasplantes, operación que se vio truncada con la orden del citado juzgado de no autorizar la extracción de los órganos.

"La decisión dijo- habrá que aceptarla, pero no es razonable que, sabiendo cuáles han sido las causas de la muerte y tras informe del médico forense se anule la operación creando una extraordinaria alarma y angustia para las familias que estaban esperando el trasplante". Para el presidente de la OMC "hay que ponerse en lugar de las familias que están esperando un trasplante para un ser querido con amenaza de muerte, que lo tienen ahí, a la vuelta de la esquina y, de repente todo se frustra".

"Esto es muy grave añadió- no puede ser que sea interpretable ni quedar al arbitrio de una persona". Por lo que reiteró la intención de la corporación de acudir al CGPJ.

En el mismo sentido, se pronunció el presidente de la Comisión Deontológica de la OMC, Marcos Gómez Sancho, quién lamentó que ese "acto de generosidad extrema" de los padres de la joven de donar sus órganos para que puedan ser útiles a otras personas se haya visto abortado "teniendo ya el hígado y el equipo quirúrgico con el receptor ya preparado"  porque "eso les hubiera ayudado mucho a superar su pérdida, su terrorífico duelo".

Por su parte, Joan Mones, miembro de la Comisión Deontológica de la OMC y coordinador del Manual de Ética y Deontología Médica, aludió a "la actuación de los médicos en este caso, que lo han hecho, dijo conforme al Código de Deontología Médica, que establece que se puede mantener una vida vegetativa cuando se está esperando un trasplante" y se sumó a la propuesta de revisar este tema por el perjuicio causado a pacientes y familiares y para evitar que se produzcan este tipo de situaciones.

Por su parte el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid (TSJ) ha informado en una nota de prensa, que el Juzgado de Instrucción nº 14, en funciones de guardia de diligencias, tras estudiar la solicitud de autorización del Hospital Universitario 12 de Octubre para extraer los órganos y tejidos de Belén Langdon para su posterior trasplante, a la vista de que la muerte de la joven se encuentra bajo investigación judicial de otro órgano judicial, decidió no autorizar la extracción de órganos y así lo comunicó al citado hospital el pasado sábado, 3 de noviembre.

En la nota del TSJ de Madrid se expone que, dado que la joven Belén Langdon no había fallecido de muerte natural, sino en el curso de unos hechos objeto de investigación judicial, se decidió no autorizar la extracción de órganos "con el objeto de no interferir ni frustrar la averiguación de lo acontecido ni poner en riesgo eventuales prácticas de prueba que en el futuro pudieran solicitarse".

 

Añadir nuevo comentario