Campaña medicina rural

Sábado, 26 Noviembre 2022

La neoplasia pulmonar en el empleado no fumador del sector de hostelería debería ser contemplada como enfermedad profesional

28/12/2009

La Asociación de Neumólogos del Sur (Neumosur) denuncian la situación de los 800.000 trabajadores del sector de hostelería en nuestro país, desprotegidos y expuestos a los efectos cancerígenos del tabaco, por lo que es imprescindible no sólo la ampliación de la Ley del tabaco sino también que se arbitren las medidas reguladoras necesarias para que su cumplimiento sea efectivo

Madrid, 29 de diciembre 2009 (medicosypacientes.com)

La Asociación de Neumólogos del Sur (Neumosur) acaba de publicar en su “Revista Española de Patología Torácica” un nuevo “Documento de Consenso sobre Diagnóstico y Tratamiento del Tabaquismo” en el que se posiciona claramente a favor de la ampliación de la actual Ley de Prevención de Tabaquismo. Según exponen los expertos de Neumosur, la prohibición absoluta del consumo de tabaco en todos los espacios cerrados es la “única medida legalmente eficaz” para proteger a la población y para lograr una reducción a medio plazo de la prevalencia de tabaquismo.

Camareros

Neumosur considera que la norma actual, aunque bienintencionada y certera en el abordaje de aspectos muy importantes para el tabaquismo que no estaban desarrollados de forma efectiva en España, se queda muy corta en su contenido, y apunta en este sentido que el ejemplo más claro se halla en la hostelería, “punto más débil de la norma”, ya que sólo se regulan los locales de 100 metros cuadrados o más, que representan apenas el 20% del total, lo que hace que sean muy pocos los locales de este 80% restante del sector en los que se prohíba fumar, pues todo queda a la iniciativa individual o personal del empresario, que se guía por criterios mercantiles, y no de salud pública.

Asimismo, Neumosur entiende que la aplicación de esta Ley ha sido escasamente coercitiva. De hecho, en 2006 esta normativa implicó únicamente 686 expedientes sancionadores y el desarrollo de 15.800 inspecciones. “Si comparamos lo ocurrido en Irlanda dura el primer año de aplicación de una ley similar, donde se hicieron 35.000 inspecciones con una población diez veces menor que la de nuestro país, en España se deberían haber realizado 350.000 inspecciones, es decir, 20 veces más de las que se han hecho, por lo que no podemos hablar de una ley ‘coercitiva’”, señala el Documento de Consenso sobre Tabaquismo.

El resultado de ello es que aunque la prevalencia de tabaquismo se ha reducido algo a nivel nacional, y también las ventas, así como los niveles de nicotina ambiental en el trabajo, los resultados son insuficientes y dejan a nuestro país en unas cifras de prevalencia verdaderamente preocupantes. Así, y según la Encuesta Nacional de Salud de 2006, el 29,5% de los españoles mayores de 16 años son fumadores, sólo 7,7 puntos menos que en 1987, unas cifras claramente superiores a las de otros países europeos como Suecia (20%), Portugal (23,3%), Reino Unido (27%), Dinamarca (27%), Italia (27,5%) o los Países Bajos (27,5%), y desde luego muy por encima de la recomendación de la OMS de reducir a menos del 20% el número de fumadores de cada país. Durante esta década, el consumo de tabaco en España ha descendido sensiblemente en los hombres (aunque en estos el consumo es mayor y por tanto los daños del tabaco, más graves) y ha crecido en las mujeres (si bien con tendencia a estabilizarse en los últimos años). Asimismo el tabaquismo “ataca” mayormente a las poblaciones más desfavorecidas y los profesionales en paro.

Más de 800.000 trabajadores están desprotegidos

El Documento de Consenso de Neumosur alude de forma expresa a la situación de los profesionales del sector de la hostelería, de los que dice se encuentran en una situación de completa desprotección, expuestos a los efectos tóxicos y cancerígenos del tabaco, sin que ni siquiera se reconozca como enfermedad profesional la aparición de una neoplasia pulmonar en el trabajador nunca fumador. Los neumólogos consideran que la prohibición de consumir tabaco en los espacios públicos cerrados también acabaría con este problema específico, que afecta a aproximadamente 800.000 trabajadores del sector de la hostelería.

Finalmente y en relación con los efectos económicos para los empresarios del sector, Neumosur entiende que los objetivos de salud pública son prioritarios y que en cualquier caso las propias empresas saldrían beneficiadas a la larga pues sus empleados sufrirán menos bajas laborales, se reducirán los gastos de limpieza y mantenimiento del local y se evitarán inversiones para adecuar los locales para que dispongan de zonas para fumadores y no fumadores.

Por todo ello considera la situación actual como “insostenible” y espera que la ampliación de la Ley sea finalmente aprobada -a pesar de las presiones- y se arbitren las medidas reguladoras necesarias para que su cumplimiento sea efectivo, algo que no ha ocurrido con la actual ley.

Enlaces relacionados: